"De pensamiento es la guerra mayor que se nos hace: ganémosla a pensamiento" José Martí

jueves, 28 de julio de 2016

Evo Morales homenajea a Chávez y pide preservar su legado



Bolivia y Venezuela impulsaron la integración latinoamericana. | Foto: EFE
Publicado 28 julio 2016

El mandatario boliviano recordó a Chávez como el forjador de la integración para la liberación de los pueblos.

El presidente de Bolivia, Evo Morales, celebró este jueves el aniversario 62 del natalicio del comandante Hugo Chávez Frías. “El mejor homenaje al Comandante Chávez es preservar la unidad de la Patria Grande y legado de su lucha antiimperialista”, manifestó en Twitter.

Morales aseguró que Chávez siempre será un "comandante eterno" para la lucha de los pueblos antiimperialistas.

Además, recordó que Chávez como persona fue "humano y solidario, como político, forjador de la integración para la liberación y como militar, un gran líder bolivariano".


La amistad entre Morales y Chávez marcó las relaciones de Bolivia y Venezuela, cuyos gobiernos se aliaron para impulsar la integración de la región, con énfasis en la cooperación solidaria, la complementariedad y el desarrollo social, además de avanzar en la construcción de alternativas al neoliberalismo.

El líder de la Revolución Bolivariana, Hugo Chávez Frías, nació el 28 de julio de 1954 en Sabanera, estado Barinas, donde se crió humildemente con su abuela paterna Rosa Inés. Aficionado a la pintura, la lectura y las matemáticas su infancia transcurrió de forma feliz entre los juegos callejeros, el béisbol, su mayor pasión y la venta de dulces de lechosa de su abuela.

Lo que es igual también es trampa

By El Duende

Traducido del más allá por Max Lesnik

Estamos totalmente de acuerdo con los líderes del Partido Demócrata entre ellos el Presidente Barack Obama al denunciar que el candidato Republicano a la presidencia Donald Trump ha cometido un acto que raya en la traición al solicitar públicamente que un gobierno extranjero, en este caso el ruso, intervenga en los asuntos internos de Estados Unidos “jaqueando” los correos electrónicos de la aspirante presidencial Demócrata Hillary Clinton.

Sin duda el candidato Donald Trump ha cometido un craso error político que por lo demás es un delito grave de acuerdo a las leyes de Estados Unidos al solicitar de un gobierno extranjero su intervención en los asuntos internos de su país.

Y ahora pregunto yo.¿ No es también un caso de franca intervención en los asuntos internos de Cuba cuando el actual gobierno del Presidente Barak Obama como los anteriores, tanto Demócratas como Republicanos han designado millones de dólares del presupuesto norteamericano para pagar desde Washington a una oposición “Disidente” fabricada y manejada por ellos desde el exterior?

Lo de Trump es inaceptable por lo que tiene de tramposo y violación de las leyes de la nación norteamericana. Lo otro, la intervención de Washington en los asuntos internos de Cuba pagando una oposición manejada por ellos también es ilegal e inmoral. Lo que es igual también es trampa. Digo yo.

Y hasta mañana viernes amigos de El Duende que con mi gallo me voy cantando a mi tumba fría. Bambarambay.


Exmartillista cubana Moreno apunta a corona olímpica de Beijing

Minsk, 28 jul (PL) La exmartillista cubana Yipsi Moreno podría recibir la corona de los Juegos Olímpicos de Beijing-2008 por el dopaje de la campeona, la belarusa Aksana Miankova, confirmó hoy la Agencia Mundial Antidopaje (AMA).

La europea, quien conquistó el oro en la capital china con un lanzamiento de 76,34 metros, récord olímpico, dio positivo en una análisis retroactivo realizado con nuevas tecnologías, precisó la AMA.

Además su marca personal de 77,32 metros, conseguida en esta capital el 29 de junio de 2008, es la tercera mejor de la historia. La belarusa, de 34 años, no logró ninguna presea ni antes ni después de los Juegos de Beijing-2008.

El entrenador de Miankova, Valeri Vorontsov, calificó a la AMA de "organización terrorista" por intentar arrebatar el cetro olímpico a su pupila.

"La AMA intenta aplastar a todo el mundo eslavo. Hay presiones contra Rusia y nosotros también caemos bajo las ruedas", dijo el preparador a la prensa.

Miankova, séptima en los Juegos Olímpicos de Londres-2012, ya daba los toques finales a su preparación para competir en Río de Janeiro, a donde llegaría con una mejor marca de 73,07 metros.

En caso de que Miankova sea finalmente descalificada, el título recaería en Moreno, subcampeona olímpica en Atenas-2004 y monarca mundial en Edmonton-2001, París-2003 y Helsinki-2005.

La plata correspondería a la china Wenxiu Zhang y el bronce a la belarusa Daria Pchelnik.

Nadie más calificado que Hillary para presidenta; ni Bill, ni yo: Obama

“Nunca ha habido un hombre o una mujer más calificada que Hillary para ser presidenta de los Estados Unidos de América, ni Bill, ni yo”, con esas palabras, el presidente estadounidense, Barack Obama, respaldó la candidatura de Hillary Clinton.

Barack Obama abraza a Hillary Clinton al final del tercer día de la Convención Demócrata, en Filadelfia. (Foto: Cortesía del DCCC.)

Barack Obama dedicó su último discurso como presidente en una Convención Demócrata a dejar claro que los miembros del partido deberán respaldar a Hillary Clinton en su candidatura por la presidencia.

Durante alrededor de una hora, el primer mandatario señaló que Clinton ha sido una parte fundamental de sus dos periodos como presidente.
Obama recordó cómo, hace 8 años, él y Hillary Clinton eran rivales para la nominación a la candidatura demócrata y cómo su audacia le valió la invitación para incorporarse al gabinete.

“Ella sabía que lo que estaba en la mesa era más grande que cualquiera de los dos. Durante cuatro años tuve un asiento en primera fila para admirar su inteligencia, su juicio y su disciplina”.

El presidente estadounidense hizo énfasis en la manera en que Clinton respaldó sus decisiones, como la misión de ir tras Bin Laden.

“Nada  te prepara para las exigencias de la Oficina Oval, para manejar una crisis global o mandar a los jóvenes a la guerra, pero ella estuvo ahí para respaldar esas decisiones”.

Para Obama, la elección debe inclinarse por aquel candidato que se preocupe por toda la gente.

“Incluso en medio de las crisis se sentaba,  escuchaba y se mantenía entera, trataba a todos con respeto, nunca renunció.  Esa es la Hillary que conozco y admiro. Por eso puedo decir con confianza que nunca ha habido un hombre, o una mujer más calificada que Hillary para ser presidenta de los Estados Unidos de América, ni Bill, ni yo”, señaló.

La grandeza de América no depende de nadie

Al referirse al candidato republicano, Obama señaló que si bien Trump se llama a sí mismo un hombre de negocios, ha tenido tropiezos que hacen dudar de su capacidad para convertirse en presidente.

“Él se llama a sí mismo un hombre de negocios , lo cual es cierto , pero tengo que decir que hay un montón de hombres de negocios y mujeres que hemos logrado el éxito sin dejar un rastro de demandas de trabajadores no remunerados y gente con la sensación de que fueron engañados ¿Alguien realmente cree que un tipo que ha pasado 70 años en esta tierra sin mostrar ningún respeto por las personas que trabajan de repente va a ser su defensor? Si es as, entonces voten por él, pero si ustedes están realmente preocupados por pagar sus cuentas, ver crecer la economía y crear más oportunidades para todo el mundo, entonces él no es la elección ni de lejos. Si quieren a alguien con un historial de lucha de toda la vida por mejores salarios , mejores beneficios , un código fiscal más justo , más voz para los trabajadores , y una regulación más estricta de Wall Street , entonces deberían votar por Hillary Clinton”, afirmó.

Obama hizo especial hincapié en el hecho de que la campaña de Trump se sostiene en el pesimismo, en la idea de recuperar algo perdido, cuando, dijo, lo que hace posible que la democracia funcione es mantener el optimismo. Afirmó que la demagogia termina por perder.

“América ya es grande, es fuerte, esa grandeza no depende de Donald Trump, no depende de nadie, el significado de nuestra democracia radica en el trabajo de todos, él sólo ofrece slogans”, señaló.




Puedes ver el discurso completo de Barack Obama, aquí:

Barack Obama



Este ha sido el vídeo proyectado en el Wells Fargo Center de Filadelfia para presentar a Barack Obama antes de su discurso en la Convención Demócrata.

La contrarrevolución (anti) cubana en la Rivera Maya.

Por Ángel Guerra Cabrera

Así como lo ha leído, estimado lector, no hablamos de fantasmas. La historia se repite, ahora como farsa, o más bien como vodevil. A unas cinco décadas de que la Revolución Cubana desmantelara las bases de sustentación económica, social y política de la contrarrevolución, que siempre fue dirigida por Estados Unidos, la resaca de aquella ha escogido a México como lugar predilecto de reunión por lo menos desde 2014.

Siempre bajo los auspicios y el financiamiento de la Fundación Konrad Adenauer (FKA), entidad de la gobernante democracia cristiana de Alemania, así como de la Organización Demócrata Cristiana de América Latina(ODCA), de la que el Partido Acción Nacional (PAN) es uno de sus miembros más prominentes. Existe estrecha cooperación de la FKA con la National Endowment for Democracy (NED) -pantalla de la CIA- en diversos programas subversivos contra gobiernos populares y progresistas de América Latina y el Caribe. La FKA y la ODCA pertenecen al Movimiento Mundial para la Democracia, entidad creada por la NED, de la que reciben financiamiento.

La resaca que mencionaba se domicilió en Miami, donde quedan alguno de sus jirones, veteranos agentes de la CIA de frustradas acciones violentas contra Cuba y de actos terroristas constitutivos de crímenes de lesa humanidad como la voladura de un avión comercial cubano con 73 personas a bordo en aguas de Barbados, que costaron mucha sangre y dolor al pueblo cubano. El monstruo responsable de ese crimen y de otros, Luis Posada Carriles, vive plácidamente en Miami en plena guerra contra el terrorismo.

Mientras, en la isla, al paso de los años fueron formándose grupitos de vividores, desclasados, muchos sin hábitos laborales, personajes llenos de resentimiento, algunos con graves desajustes de personalidad y, con frecuencia, muy ignorantes, pero con infinito afán de lucro y de sobresalir, atraída por los privilegios que les ofrecían diplomáticos de la entonces Sección de Intereses de Estados Unidos(SINA) en La Habana y colegas de otros países aliados del imperio, listos para ocupar un lugar junto a los estadounidenses en ese esperpento subversivo y anexionista llamado transición democrática en Cuba. Se supone que los cabecillas alentados por la SINA son sus héroes y heroínas. Varios de ellos, por cierto, en sus continuos viajes de la isla a Miami visitan y se toman sin empacho amistosas fotos con el terrorista Posada Carriles puesto que abierta o sutilmente su único fin es derrocar a la Revolución.


He aquí que varios de ellos y algunos más de su calaña residentes en otros países, fueron de nuevo convocados a México a fines de junio por la FKA y por la ODCA, como siempre a instalaciones hoteleras lujosas, dentro del programa Caminos Democráticos para Cuba edición III, que auspician ambas organizaciones. A juzgar por las fotos de la reunión, acogidos, apapachados y arbitrados por Stefan Jost, director de la FKA en México, en esta ocasión nada menos que en el hotel 5 estrellas Blue Bay Grand Esmeralda, ubicado en la paradisíaca Rivera Maya. Totalmente desprestigiados en Cuba y pese a la rimbombancia con que nombran a sus organizaciones, la membresía no pasa de sus familiares más cercanos y de algunos vivos en busca de dólares fáciles, adoradores del agonizante American way of life.

Estados Unidos lleva años tratando de crear una oposición en Cuba pero sus propios diplomáticos, como podemos leer en los cables de Wikileaks, se quejan del interés desmedido de dinero de sus reclutas, su falta de proyecto de futuro y su pobre influencia en la población. Sin embargo, su objetivo se mantiene, aunque parezca masoquista, en el supuesto de que junto a muchas otras acciones esos grupos ayudarán a acabar algún día con la Revolución Cubana. Eso sí, hay que reconocer sus esfuerzos por buscar caras jóvenes con discurso renovado. El único problema es que más temprano que tarde reproducen la codicia de las anteriores por los dólares. 

Pero volviendo a la Riviera Maya, lo que parece haber sido el plato fuerte en esta ocasión fue la elección de la nueva directiva de la Mesa de la Unidad de Acción Democrática(MUAD), una especie de remedo de la pestilente MUD de Venezuela. De la MUAD se esperaba que uniera a los grupos presentes en México. Misión imposible, pues no había concluido el circo de la Rivera Maya y ya estallaban graves conflictos entre ellos.

¿Reportará la FKA a la Secretaría de Hacienda los fondos que desde territorio mexicano dedica a la subversión en Cuba?

Twitter: @aguerraguerra

miércoles, 27 de julio de 2016

Eusebio Leal habla sobre Fidel Castro


Nunca segundas partes fueron buenas


Traducido del más allá por Max Lesnik

En medio de noticias alarmantes que llegan de todas partes del mundo sobre el auge del terrorismo extremista islámico y las reseñas de los acontecimientos de las Convenciones nacionales de los Partidos Demócrata y Republicano de Estados Unidos, se nos aparece en estos momentos más fresco que una lechuga, el pintoresco personajillo “Coco” Fariñas, como sacado de la picaresca cubana declarando solemnemente que acaba de iniciar su “Huelga de Hambre “ número “sepetecientos” mil, en contra del gobierno cubano.

Lo que una vez se nos presentó como un gesto trágico de rebeldía y que después de sus reiteradas ridículas repeticiones se ha convertido en una comedia de sainete cómico que no merece más atención que las que le prestan las emisoras de radio y Canales cloacas de Miami, empecinadas en su afán de darle un rol protagónico a lo que más bien merece una sonora trompetilla.

. El “coco” para ganar credibilidad debe continuar su “huelga de hambre y sed” hasta que se seque el malecón. Solo así lo tomaríamos en serio. Es que nunca segundas partes fueron buenas.

Y hasta mañana jueves amigos de El Duende que con mi gallo me voy cantando a mi tumba fría. Bambarambay.

El discurso íntegro de Michelle Obama en español

Estas fueron las palabras de la primera dama que cautivaron al público durante el primer día de la Convención Demócrata en Filadelfia.


La primera dama de Estados Unidos, Michelle Obama, habla durante la Convención Nacional Demócrata, en Filadelfia. Reuters

"Gracias a todos, muchas gracias. Saben, resulta difícil creer que hayan pasado ocho años desde que vine a esta convención y les hablé de por qué pensaba que mi marido debía ser presidente.

¿Recuerdan cómo les hablé de su carácter y convicciones, de su decencia y talante? Cualidades que hemos visto cada día que ha servido a nuestro país en la Casa Blanca.

En aquella ocasión también les hablé de nuestras hijas, de que son el centro de nuestros corazones, de nuestro mundo. Durante nuestro periodo en la Casa Blanca fuimos felices de verlas crecer y pasar de ser unas alegres y agitadas niñas a serenas jovencitas, un viaje que empezó poco después de llegar a Washington.

En su primer día en su nuevo colegio, nunca olvidaré aquella fría mañana de invierno mientras veía cómo nuestras hijas, de 7 y 10 años, se apretaban dentro de aquellos todoterreno negros con todos aquellos enormes hombres armados. Miraba sus caritas pegadas a la ventanilla y lo único que pensaba era: ¿Qué hemos hecho?

En ese momento me di cuenta de que nuestra época en la Casa Blanca moldearía aquello en lo que más tarde se convertirían, y que según cómo gestionáramos esa experiencia, las formaría, o las quebraría. En eso pensamos Barak y yo cada día mientras tratamos de guiar y proteger a nuestras hijas de los desafíos de esta inusual vida en el primer plano. Les apremiamos a ignorar a aquellos que cuestionan el civismo o la honestidad de su padre.

Insistimos en que el lenguaje de odio que oyen de boca de personajes públicos en la televisión no representa el verdadero espíritu de este país.

Les explicamos que cuando alguien es cruel o se comporta como un matón, uno no se rebaja a su nivel.Nuestro lema es que cuando ellos caen bajo, nosotros apuntamos alto.

En cada palabra que pronunciamos, en cada una de nuestras acciones, sabemos que nuestras hijas nos están mirando. Como padres, somos sus máximos ejemplos. Y les diré que Barak y yo seguimos esa misma conducta en nuestros trabajos como presidente y primera dama porque sabemos que nuestras palabras y acciones importan, no solo para nuestras hijas, sino para los niños de este país, niños que nos cuentan: "Te he visto en televisión" o "he hecho una redacción sobre ti para el colegio".

Niños como el pequeño negro que miró a mi marido con ojos llenos de esperanza y le preguntó: "¿Mi pelo es igual que el suyo?"

No se confundan, el próximo mes de noviembre cuando vayamos a las urnas, eso es lo que estaremos decidiendo. No demócratas o republicanos, no izquierda o derecha. En estas y en todas las elecciones se trata de quién tendrá el poder que moldeará las vidas de nuestros hijos durante los cuatro u ocho próximos años. 


El discurso de Michelle Obama hizo vibrar a la Convención Demócrata en Filadelfia. Reuters

Estoy aquí esta noche porque en estas elecciones solo hay una persona en la que confío para asumir esa responsabilidad, solo una persona que está realmente preparada para ser presidenta de Estados Unidos, y es nuestra amiga Hillary Clinton. Así es.

Confío en Hillary para llevar este país porque he visto su devoción por los niños de este país desde siempre, no solo su propia hija, que ha educado a la perfección, sino todos los niños que necesitan quien los defienda, críos que recorren un largo camino hasta la escuela para evitar a las bandas, niños que se preguntan si podrán pagar la universidad, niños cuyos padres no hablan una palabra de inglés pero sueñan con una vida mejor, niños que nos miran para saber quiénes son y en qué pueden convertirse.

Hillary ha pasado décadas haciendo el firme e ingrato trabajo de conseguir que sus vidas sean diferentes, defendiendo a niños discapacitados como joven abogada, peleando por que los niños tengan asistencia médica como primera dama, y por la calidad de la atención sanitaria infantil en el Senado. 

Y cuando no fue nominada hace ocho años, no se enfadó ni desilusionó.

Hillary no hizo las maletas y se fue a casa, porque como verdadera servidora pública, Hillary sabe que esta es una tarea mucho más grande que sus propios deseos o decepciones. Dio un paso al frente con orgullo para servir a nuestro país de nuevo como secretaria de Estado, recorriendo el mundo para mantener seguros a nuestros hijos.

Podría haber decidido que este trabajo es demasiado duro, que el precio del servicio público es demasiado alto, que estaba cansada de ser machacada por su aspecto, por cómo habla o incluso por su forma de reír. Lo que más admiro de Hillary es que nunca se quiebra bajo presión. Nunca toma la salida fácil. Hillary Clinton no ha abandonado nada en toda su vida.

Cuando pienso en la clase de presidente que quiero para mis hijas y para todos los niños, esto es lo que quiero:

Quiero a alguien con la fuerza necesaria para perseverar, alguien que conozca este trabajo y se lo tome en serio, alguien que entienda que los asuntos que afronta un presidente no son de color blanco o negro ni pueden reducirse a 140 caracteres.

Cuando tienes los códigos nucleares al alcance de la mano y las fuerzas armadas a tus órdenes no puedes tomar decisiones apresuradas. No puedes tener la sensibilidad a flor de piel ni dar coces. Tienes que ser estable, comedido y estar bien informado.

Quiero un presidente con un expediente de servicio público, alguien cuyo trabajo muestre a nuestros hijos que no perseguimos la apariencia o el dinero, sino que luchamos por dar a todo el mundo la oportunidad de salir adelante. 

Y volvemos incluso cuando nos cuesta porque sabemos que siempre hay alguien que lo pasa peor. Todo nos podría pasar a cualquiera de nosotros.

Quiero un presidente que muestre a nuestros hijos que todos importan en este país, un presidente que de verdad crea en la visión que nuestros fundadores tuvieron hace tantos años de que todos somos iguales, que cada uno de nosotros es una pieza amada de la gran historia de Estados Unidos.

Y cuando la crisis golpea, no nos atacamos entre nosotros. Nos escuchamos, nos apoyamos los unos en los otros porque juntos somos más fuertes.

Estoy aquí esta noche porque sé la clase de presidenta que será Hillary Clinton. Por eso en estas elecciones estoy con ella.

Para Hillary, ser presidenta significa solo y exclusivamente una cosa: dejar algo mejor para nuestros hijos. Así es como siempre hemos hecho avanzar este país, unidos en nombre de nuestros hijos, compañeros que entrenan de forma voluntaria a ese equipo o enseñan en aquella escuela dominical porque saben que es una labor de todos.

Héroes de todas las razas y religiones que se ponen el uniforme y arriesgan sus vidas para dejar como legado la bendición de la libertad, oficiales de policía y manifestantes en Dallas que quieren desesperadamente mantener a nuestros hijos a salvo. Gente que hacía cola en Orlando para donar sangre porque su hijo o hija podría haber estado en ese club. Líderes como Tim Kaine que enseña a nuestros hijos qué es la decencia y la devoción.

Líderes como Hillary Clinton, que tiene el coraje y el talante de volver una y otra vez hasta romper la barrera de la desigualdad de género, levantándonos a todos con ella. 

Esa es la historia de este país, la historia que me ha traído a este escenario esta noche, la historia de generaciones de personas que sintieron los latigazos de la esclavitud y su vergüenza, la punzada de la segregación, pero que siguieron luchando y teniendo esperanza y haciendo lo que era necesario para que hoy yo me levante cada mañana en una casa construida por esclavos. Y miro a mis hijas, dos chicas negras inteligentes jugando con sus perros en el césped de la Casa Blanca.

Gracias a Hillary Clinton, mis hijas y todos nuestros hijos e hijas ahora dan por hecho que una mujer puede ser presidenta de Estados Unidos.

No dejen que nadie les diga nunca que este país no es grande, que debemos hacerlo grande nuevamente.¡Ahora mismo es el mejor país del mundo!

Mientras mis hijas se preparan para salir al mundo, quiero un líder que sea digno de esa verdad, un líder digno de la promesa a mis hijas y a todos nuestros hijos, un líder que se guíe cada día por el amor y la esperanza y los sueños imposibles que todos tenemos para nuestros hijos.

En estas elecciones, no podemos sentarnos y esperar que todo salga bien. No podemos permitirnos estar cansados, frustrados o ser cínicos. Escúchenme. Desde ahora y hasta noviembre, necesitamos hacer lo mismo que hicimos hace ocho años y hace cuatro.

¡Tenemos que llamar a cada puerta, ganar cada voto, poner hasta la última pizca de nuestra pasión, fuerza y amor por este país en que Hillary Clinton sea elegida presidenta de los Estados Unidos de América!

Manos a la obra. Gracias a todos y que Dios les bendiga".

Noticias sobre la Convención Demócrata




El lunes se inauguró la Convención Nacional Demócrata en el Wells Fargo Center de Filadelfia, en medio de un escándalo por la divulgación de correos electrónicos del Comité Nacional Demócrata y de divisiones públicas entre partidarios de Clinton y de Sanders. El lunes de mañana, un grupo de manifestantes abucheó e interrumpió a la presidenta del Comité Nacional Demócrata, Debbie Wasserman Schultz, en un desayuno de la delegación en Florida. Los manifestantes, que gritaban “vergüenza, vergüenza, vergüenza”, llevaban carteles que decían “correos electrónicos”. Wasserman Schultz renunció tras la divulgación que hiciera WikiLeaks de 20.000 correos electrónicos que demuestran que el Comité Nacional Demócrata intentó desacreditar y derrotar a Bernie Sanders. El FBI inició una investigación para determinar si los servicios de espionaje rusos están detrás del hackeo por el que esa información salió a luz. La alcaldesa de Baltimore, Stephanie Rawlings-Blake, asumió el rol de Wasserman Schultz como presidenta en la apertura de la Convención el lunes de tarde.

Partidarios de Bernie Sanders lo abuchean por apoyar a Clinton


Mientras tanto, los delegados de Bernie Sanders lo abuchearon cuando, en una reunión de delegados que tuvo lugar el lunes de tarde, instó a apoyar a Hillary Clinton.

Bernie Sanders manifestó: “Tenemos que derrotar a Donald Trump. Tenemos que elegir a Hillary Clinton y a Tim Kaine”.

Entre los que el lunes intentaron apaciguar al movimiento Bernie or Bust (“Bernie o nada”, en español) estuvo la comediante Sarah Silverman, quien apareció en el escenario del centro de convenciones de la Convención Nacional Demócrata junto al comediante y ahora senador Al Franken. Mientras la multitud coreaba “Bernie, Bernie”, Silverman trató de cambiar el cántico a “Unidad”. Luego reprendió a los partidarios de Sanders.

Sarah Silverman: “Unidad, unidad, unidad…”.

Senador Al Franken: “Hillary, Hillary…”.

Sarah Silverman : “¿Puedo decirle a la gente de ‘Bernie o nada’? Están siendo ridículos”.

Por último, tras los discursos centrales de la Convención que dieron la primera dama, Michelle Obama, y la senadora de Massachusetts Elizabeth Warren, Sanders subió al escenario para apoyar nuevamente a Hillary Clinton.

Bernie Sanders manifestó: “Hillary Clinton será una gran presidenta, y estoy orgulloso de estar junto a ella esta noche. Muchas gracias”.

No obstante, en el resto de la Convención Nacional Demócrata prevalecía la falta de unidad. Algunos partidarios de Sanders vestían camisetas que decían: “Hill no”; otros se pegaron los labios con cinta que decía: “Silenciado”.

La delegada de Oregon Sandra Jafarzadeh dijo: “Me tapé la boca con una cinta que decía la palabra silencio porque los superdelegados no representaban la voz de la gente. Se suponía que iban a representar la voz de la clase media y la voz del 99%. Y fracasaron”.

Visite democracynow.org/es para ver dos debates sobre la opción de los partidarios de Sanders: primero entre la candidata presidencial del Partido Verde, Dra. Jill Stein, y el expresidente de la Asociación Nacional para el Avance de la Gente de Color (NAACP, por su sigla en inglés) Ben Jealous, y luego entre el periodista ganador del Pulitzer Chris Hedges y el ex secretario de Trabajo de Estados Unidos Robert Reich.

Periodista de Telesur arrestada en protestas frente a la Convención Nacional Demócrata en Filadelfia



Convención Nacional Demócrata continuaron las protestas en los alrededores del centro de convenciones. El lunes, al menos 50 personas fueron detenidas por la policía durante una sentada masiva frente a ese centro. La manifestación, denominada “Democracy Spring”, era en protesta por la influencia determinante que ejerce el dinero de las grandes empresas en la política. Al menos una periodista fue arrestada cuando intentaba cubrir la protesta: la policía detuvo a la periodista de Telesur Abby Martin mientras intentaba acceder al área bloqueada. Martin afirma que estaba siguiendo las instrucciones de la policía cuando un oficial la agarró, rasgó su vestido y la esposó. Fue liberada horas más tarde.


Mientras tanto, centenares de personas marcharon para exigir una moratoria de las deportaciones y el cierre del Centro de Detención Familiar Berks, en Pensilvania. Este es uno de los manifestantes.

Fernando López declaró: “Ser indocumentado es la misma crisis que la gente está enfrentando aquí en Estados Unidos: los ciudadanos que han cometido delitos graves. Básicamente, no tienes ningún derecho. No tienes voz, no tienes voz en política, no tienes derecho a votar. La realidad es que la gente no viene a este país porque quiera vivir el sueño americano. Es porque muchas veces, la gente huye de la pobreza, de la violencia, y luego cuando viene aquí enfrenta más violencia y traumas. Es demencial, es un ciclo que no termina nunca. Así que no tiene sentido, es inmoral, y creo que lo correcto, ya que esto pasará a la historia, es desmantelar esta organización que es el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas, detener todas las deportaciones y poner fin ya a esta crisis”. 

Entrevista a Donald Trump: “Ahora mismo, México representa una pérdida masiva para nosotros”

Por THE NEW YORK TIMES 


Donald Trump saluda a sus simpatizantes el miércoles. CreditDoug Mills/The New York Times
Read in English

Durante la Convención Repúblicana en Cleveland, el candidato presidencial Donald Trump habló sobre la política exterior de Estados Unidos con David E. Sanger y Maggie Haberman de The New York Times. A continuación reproducimos la transcripción editada de esta entrevista.

SANGER: En nuestra conversación de hace unos meses, usted hablaba de abandonar compromisos que ya no podemos costear a menos que otros países los paguen.

TRUMP: Y yo creo, David, que serán capaces de pagarlos.

SANGER: Puede que sí.

TRUMP: Nosotros no podemos.

SANGER: Supongamos por un momento que estos países solo contribuyen con lo que están aportando actualmente, o con lo que han dado históricamente. Entonces su presidencia estaría basada en el incumplimiento de acuerdos. Sería como decir: “Saben, no vamos a invertir en estas alianzas con la OTAN. No vamos a invertir como lo habíamos hecho en Asia desde el fin de la Guerra de Corea porque no podemos pagarlo, y en realidad no nos interesa hacerlo”.

TRUMP: Eso sería si nos pueden rembolsar como corresponde por el tremendo costo de nuestra protección militar a otros países, y en muchos casos los países de los que estoy hablando son extremadamente ricos. Algunas personas, los tontos y los que me odian, han dicho: “Trump no quiere protegerlos”. Eso fue lo que sacaron de tu último artículo. En realidad yo preferiría continuar con esa protección, pero si no podemos obtener un rembolso razonable por el enorme costo de proteger a estas grandes naciones con riquezas tremendas… ¿estás grabando esto?

SANGER: Así es.

HABERMAN: Los dos estamos grabando.

TRUMP: Con riqueza masiva. Riqueza masiva. Estamos hablando de países a los que les está yendo muy bien. Entonces sí, yo estaría totalmente preparado para decirles a esos países: “Felicidades, tendrás que defenderte tu solo”.

SANGER: Eso sugiere que nuestros despliegues militares en todo el mundo se basan en los intereses de ellos… y que no se basan realmente en nuestros propios intereses. Sin embargo, creo que muchos en su partido dirían que la razón para mantener tropas en Europa, la razón por la que tenemos 60.000 tropas en Asia, es que nos interesa mantener abiertas las líneas comerciales, nos interesa vigilar a los norcoreanos, y eso se hace mucho mejor desde allá, lejos de Estados Unidos.

TRUMP: Creo que es un interés mutuo, pero nos están rembolsando como si solo fuera de interés nuestro.

SANGER: Estábamos hablando de alianzas y el problema fundamental que tienen muchos republicanos tradicionales con sus declaraciones es que parece que usted cree que el interés de que Estados Unidos tenga presencia en el extranjero, con nuestras tropas y nuestra diplomacia, es menor que nuestro interés económico en tener a alguien más que apoye eso. En otras palabras: aun si los otros no pagaran ni un centavo, muchos creen que hemos conservado nuestro liderazgo de posguerra después de la Segunda Guerra Mundial por nuestra habilidad de proyectar poder en todo el mundo. Por eso tenemos tantos diplomáticos…

TRUMP: ¿En qué nos ayuda eso? ¿Cómo nos ha ayudado? Tenemos un déficit comercial masivo. Podría estar de acuerdo si, en vez de tener un déficit comercial en todo el mundo de 800 mil millones, tuviéramos un saldo comercial positivo de 100 mil millones, 200 mil millones, 800 mil millones de dólares. Así que ¿cómo nos ha ayudado?

SANGER: Bueno, manteniendo la paz. No teníamos presencia en lugares como Corea en 1950, o no teníamos una presencia tan considerable, y ya sabemos qué pasó.

TRUMP: No hay garantía de que habrá paz en Corea.

SANGER: Incluso con nuestras tropas, no, no hay garantía.

TRUMP: No, no hay garantía. Tenemos 28.000 soldados activos.

SANGER: Pero los hemos tenido ahí desde 1953 y…

TRUMP: Claro, pero eso no significa que no vaya a ocurrir algo ahora mismo. Quizá habrías unificado a Corea. ¿Quién sabe qué habría pasado? Mientras tanto, ¿qué hemos hecho? Hemos mantenido la paz, pero mientras tanto hemos dejado que Corea del Norte se haga más y más fuerte, y más y más nuclear, y tú dices: “¿Cómo esa situación puede ser algo bueno?”. ¿Entiendes? Corea del Norte ahora es casi como una caldera. Tú dices que hemos tenido paz, pero esa parte de Corea, Corea del Norte, se desquicia cada vez más. Y se hace cada vez más nuclear. Además prueban misiles todo el tiempo.

SANGER: Es verdad.

TRUMP: Y nosotros tenemos a nuestros soldados allá sentados mientras ven cómo lanzan misiles. Y tú dices: “Ah, qué interesante”. Ahora estamos protegiendo a Japón porque Japón es una ubicación natural para Corea del Norte. Así que los estamos protegiendo, pero yo me pregunto: ¿qué estamos sacando de eso?

SANGER: Bueno, tenemos nuestras defensas de misiles allá afuera. Y esas defensas ayudan a prevenir el día en que Corea del Norte pueda alcanzar a Estados Unidos con uno de sus misiles. Es mucho más fácil disparar desde allá…

TRUMP: Las hemos tenido allá durante mucho tiempo, y ahora prácticamente son obsoletas, para ser justos.

SANGER: Defensas de misiles relativamente nuevas nos permitirían…

TRUMP: Yo solo estoy diciendo esto: estamos gastando dinero. Y si me hablas del comercio, estamos perdiendo una cantidad tremenda de dinero, de acuerdo con muchas estadísticas: 800 mil millones de dólares al año en comercio. Así que estamos gastando una fortuna en fuerzas militares para perder 800 mil millones. Eso no me suena a una decisión inteligente. Sin embargo, solo para que entiendas y que esto quede registrado, no se trata de hace 40 años. No somos el mismo país y el mundo tampoco es el mismo. Nuestro país debe ahora mismo 19 billones, que rápidamente se convertirán en 21 billones a causa del presupuesto general que se aprobó, lo cual es increíble. No nos podemos dar el lujo de hacer lo que solíamos hacer; no tenemos el lujo, y eso es un lujo. Necesitamos que otra gente nos rembolse mucho más sustancialmente de lo que están dando ahora mismo porque solo estamos pagando una fracción del costo.

SANGER: O que ellos mismos se encarguen de todo.

TRUMP: O, si no podemos llegar al acuerdo adecuado, que se encarguen de todo. Lo dijiste mal porque dijiste o… o si no podemos llegar al acuerdo adecuado para el rembolso apropiado, que se encarguen de todo ellos mismos. Sí. Ahora, Hillary Clinton dijo: “Jamás me iré de Japón. Jamás me iré de Japón. Jamás me iré de ninguno de nuestros…”. Y una vez que dices eso, ¿sabes qué pasa? ¿Qué pasa?

HABERMAN: Te estancas.

TRUMP: No puedes negociar.

HABERMAN: Correcto.

TRUMP: En un acuerdo, siempre tienes que estar preparado para retirarte. Hillary Clinton ha dicho: “Jamás, jamás nos iremos”. Esa es una frase maravillosa pero desafortunadamente, si yo estuviera del lado de Arabia Saudita, Alemania, Japón, Corea del Sur y otros, diría: “Ah, jamás se van a ir, así que ¿por qué debemos pagarles?”. ¿Eso tiene sentido para ti, David?

SANGER: Sí lo tiene, pero también sabemos que defender a Estados Unidos es algo más difícil de hacer sin presencia en esas zonas.

TRUMP: Por cierto, y sé que el tema del que estoy hablando es masivo. Si llegáramos a sentir que hay una razón para defender a Estados Unidos, siempre podemos desplegarnos, y sería mucho menos costoso…

HABERMAN: ¿Podemos hablar de sucesos recientes, sucesos actuales?

TRUMP: Entiendes lo que…

SANGER: Así es, así es.

TRUMP: Siempre debes estar preparado para retirarte. Eso no quiere decir que yo deseo retirarme. Yo preferiría no hacerlo. Tienes que estar preparado y nuestro país no puede pagar lo que estamos haciendo.

HABERMAN: ¿Qué tan de cerca siguió lo que ocurrió en Turquía con el golpe de Estado? ¿Hay algo que usted habría hecho distinto?

TRUMP: El golpe de Estado jamás se llevó a cabo… el golpe de Estado no tuvo éxito y, basado en los hechos, le doy mucho crédito a él por ser capaz de revertir el asunto.

SANGER: ¿A Erdogan?

TRUMP: Sí, algunas personas dicen que todo fue un montaje. ¿Lo sabes?

SANGER: Lo hemos escuchado.

TRUMP: Yo no lo creo, pero sí le doy mucho crédito por revertirlo. Sabes, a primera hora, parecía que se había acabado. Pero de pronto, lo sorprendente es que quienes ganaron fueron las personas. Salieron a la calle y los militares no quisieron masacrarlos como lo hicieron en la plaza de Tiananmen cuando casi los atropellaron, y eso fue el fin de todo. ¿No es cierto? La gente salió de sus casas y no estaban a favor de lo que estaban haciendo los militares. Así que fue muy impresionante desde el punto de vista del gobierno actual. Pero sí diré esto: creo que Turquía puede hacer mucho en contra del Estado Islámico, y yo esperaría que si estoy lidiando con ellos, hagan mucho más en cuanto al Estado Islámico.


SANGER: Erdogan encarceló o suspendió a casi 50.000 personas, suspendió a miles de profesoras, encarceló a muchos en las fuerzas militares y la policía, despidió a muchos en el poder judicial. ¿Eso le preocupa? ¿Preferiría tratar con un dictador que también ha sido un fuerte aliado, o con alguien que tiene una apreciación más grande de las libertades civiles y no como lo ha hecho Erdogan? ¿Lo presionaría para asegurarse de que la ley aplica para todos?

TRUMP: Creo que ahora mismo, cuando se trata de las libertades civiles, nuestro país tiene muchos problemas y creo que es muy difícil que nos involucremos con otros países cuando no sabemos qué estamos haciendo y no podemos ver con claridad en nuestro propio país. Tenemos problemas grandísimos cuando tienes a policías a los que les disparan en las calles, cuando hay disturbios, cuando tienes lo de Ferguson. Cuando tienes lo de Baltimore. Cuando tienes todas las cosas que están pasando en este país… tenemos otros problemas, y yo creo que debemos enfocarnos en esos problemas. Cuando el mundo ve lo mal que está Estados Unidos y después vamos y hablamos acerca de libertades civiles, no creo que seamos muy buenos mensajeros.

SANGER: Eso sugiere que usted no consideraría la expansión de la democracia y la libertad como núcleo en su política exterior, como lo hizo el último presidente Bush. Usted diría: “Necesitamos aliados, así que no vamos a reprocharles por lo que hacen dentro de sus fronteras”.

TRUMP: Necesitamos aliados.

SANGER: ¿Y debemos reprocharles por lo que pasa dentro de sus fronteras?

TRUMP: No sé si tenemos derecho a sermonear. Tan solo considera lo que está pasando con nuestro país. ¿Cómo vamos a sermonearlos cuando la gente está disparándole a nuestros policías a sangre fría? ¿Cómo vamos a sermonear cuando ves los disturbios y el horror que está pasando en nuestro país. Tenemos tantas dificultades en nuestro país ahora mismo que no creo que deberíamos hacerlo, y puede que llegue un momento cuando las cosas se pongan mucho más agresivas en cuanto a ese tema. Tenemos que solucionar nuestro propio desorden.

SANGER: Dijo que podrían ser mucho más útiles con el Estado Islámico. Estoy seguro de que quizá pueden hacerlo. La gran diferencia que han tenido es que hemos estado apoyando a las fuerzas kurdas, que han sido muy efectivas…

TRUMP: Tú entenderás que soy un fan de los kurdos.

SANGER: Pero Erdogan no lo es. Cuéntenos cómo lidiaría con eso.

TRUMP: Bueno, sería ideal si pudiéramos reunirlos a todos. Y eso sería una posibilidad. Pero soy un gran fan de las fuerzas kurdas. Al mismo tiempo, creo que podríamos tener una relación potencialmente exitosa con Turquía. Sería realmente maravilloso si de alguna manera pudiéramos juntarlos.

SANGER: ¿Y cuál es su plan diplomático para lograr eso?

TRUMP: Las reuniones. Si llego a tener oportunidad de hacerlo, es decir si gano, tendremos reuniones, tendremos reuniones muy pronto.

HABERMAN: Iba a preguntarle: ¿Cuándo comenzaría ese proceso?

TRUMP: Muy pronto. Creo que es lo más natural. Es decir, tenemos dos grupos que son amigables y están peleando los unos con los otros. Así que podríamos juntarlos y eso sería algo posible de hacer, en mi opinión.

HABERMAN: Sostuvo reuniones con James Baker y Henry Kissinger en los últimos meses. ¿Cambiaron sus opiniones en alguna forma?

TRUMP: No.

HABERMAN: ¿Y qué sacó de esas reuniones?

TRUMP: No. Saqué mucho conocimiento de ellas. Los respeto a ambos…

SANGER: Cuéntenos cómo aprovecharía eso. Para que quede registrado, díganos, cómo lo haría en el caso de México.

TRUMP: Creo que tendremos una muy buena relación con México, y será una relación justa. Ahora mismo, México representa una pérdida masiva. Una pérdida masiva para nosotros. Creo que será una relación muy justa pero ahora mismo estamos teniendo pérdidas en la frontera y en el comercio. Tenemos miles de millones de dólares de déficit comercial con México. Las drogas se están filtrando por las fronteras. Y ellos nos están ganando en la frontera y el comercio. Creo que tendremos una mejor relación de la que tenemos ahora y será una relación mucho más justa.

SANGER: Ha hablado acerca de construir un muro, desde luego, ¿corregiría el TLCAN?

TRUMP: Sin duda.

SANGER: Cuéntenos cómo.

TRUMP: Sin duda… el TLCAN.

SANGER: ¿Eliminaría el TLCAN?

TRUMP: Si no obtengo cambios, eliminaría el TLCAN sin pensarlo. El TLCAN lo firmó Bill Clinton y quizá se trata del peor acuerdo comercial firmado en la historia de este país. Es el peor acuerdo comercial que se ha firmado en la historia de este país y uno de los peores acuerdos comerciales que se han firmado en cualquier parte del mundo. El TLCAN es un desastre. Debes entender que acabo de hacer campaña, como quizá lo leíste, y gané en todos esos estados, y una de las razones es el TLCAN. Porque el TLCAN ha drenado la manufactura de estados como Nueva York, Pensilvania, Ohio y muchos otros lugares. Se acabó. Y esas empresas se han ido a México; se han ido con los empleos y todo. David, tengo estadísticas, y lo sé. Como cuando iba a Pensilvania y les decía: “Muéstrenme las estadísticas de lo que está pasando con la manufactura”. Cifras: 45, 5, 65, tengo estados que están en pésimas condiciones. New England. Considera New England, lo que pasó. El TLCAN ha sido un desastre para este país. Y un desastre para el obrero, y el TLCAN es una de las razones por las que, ya sabes, hay gente que no ha tenido un aumento salarial en 18 años. En realidad, son más bajos. Algunas personas tienen dos empleos, trabajan mucho más, ganan menos y están más viejos. Se supone que debería ser lo contrario. Están haciendo más. Espero que estén haciendo más.

HABERMAN: ¿Qué cambio le haría al TLCAN sin eliminarlo por completo? ¿Cómo podría hacerlo?

TRUMP: Tienes que ser justo con el país. Todos se están yendo. Carrier acaba de anunciar que se va. Ford está construyendo una planta masiva. Así que tengo un amigo que construye plantas y después tengo que ir yo. Tengo un amigo que construye plantas; eso hace. Es el más grande en el mundo. Construye plantas como plantas de automóviles, plantas de computadoras, eso es todo lo que hace. No construye departamentos, no construye oficinas; construye plantas. Le dije el otro día: “¿Cómo estás?”. Me dice: “Me va muy bien”. Qué bueno, pensando en Estados Unidos, ¿no?, porque él vive en Estados Unidos. Así que le dije: “Muy bien, así que el país va bien”. Dijo: “No, no, no nuestro país. Deberías ver lo que estoy haciendo en México”. Dijo: “El negocio allá es increíble, las nuevas plantas que estamos construyendo. La gente se muda desde Estados Unidos”. Eso hace él. Plantas de un solo piso. ¿Me entiendes?

SANGER: Puesto que su tiempo es limitado, déjeme preguntarle sobre Rusia. Le ha hecho muchos cumplidos a Putin.

TRUMP: ¡No! Yo no he hecho eso.

SANGER: Dijo que respetaba su fortaleza.

TRUMP: Él me ha dicho cosas halagadoras a mí. Creo que Putin y yo nos llevaremos muy bien.

SANGER: Así que acabo de estar en…

TRUMP: Pero es él quien ha dicho cosas buenas de mí.

SANGER: Acabo de estar en los Países Bálticos. Obviamente están muy preocupados con este nuevo activismo ruso; están viendo submarinos que parten de sus costas, ven aviones que no han visto desde la Guerra Fría, pruebas con bombas. Si Rusia llegara a la frontera de Estonia o Letonia, Lituania, lugares en los que los estadounidenses no piensan muy a menudo, ¿los ayudaría con las fuerzas militares?

TRUMP: No quiero decirte qué haría porque no quiero que Putin sepa qué haría. Tengo una oportunidad muy grande de convertirme en presidente y yo no soy como Obama, que cada vez que envía tropas a Irak o a otro lugar hace una conferencia de prensa para anunciarlo.

SANGER: Son miembros de la OTAN, y según el tratado estamos obligados a…

TRUMP: Tenemos muchos miembros de la OTAN que no pagan sus cuentas.

SANGER: Eso es cierto, pero tenemos una obligación según el tratado de la OTAN; olvídese de las cuentas.

TRUMP: No puedes olvidarte de las cuentas. Tienen una obligación para hacer pagos. Muchos países de la OTAN no están haciendo sus pagos, no están haciendo lo que deben hacer. Eso es algo enorme. No puedes decir que me olvide de eso.

SANGER: Mi punto es: ¿pueden los miembros de la OTAN, entre ellos los nuevos miembros en la región báltica, contar con Estados Unidos para ayudarlos con las fuerzas militares si Rusia los ataca? Y cuentan con nosotros para que cumplamos con nuestras obligaciones…

TRUMP: ¿Y ellos han cumplido sus obligaciones con nosotros? Si ellos lo hacen, la respuesta es sí.

HABERMAN: ¿Y si no?

TRUMP: Bueno, no voy a decir qué pasará si no. Lo que digo es que ahora mismo hay muchos países que no han cumplido las obligaciones que tienen con nosotros.

SANGER: Ha visto cómo varios de esos países sufren ataques cibernéticos, cosas que están muy cerca de ser guerra y que claramente han sido provocadas por Rusia.

TRUMP: Bueno, nosotros también estamos bajo ciberataques.

SANGER: Estamos bajo ciberataques constantes. ¿Utilizaría las armas cibernéticas antes de usar las fuerzas militares?

TRUMP: Lo cibernético es un tema del futuro y el presente. Mira, estamos bajo ciberataques; olvídate de ellos. Ni siquiera sabemos de dónde vienen.

SANGER: Algunos días lo sabemos y otros no.

TRUMP: Porque somos obsoletos. Ahora mismo, Rusia y China en particular y otros países.

SANGER: ¿Apoyaría la decisión de que Estados Unidos no solo desarrolle, como lo hace, sino que ocupe las armas cibernéticas como alternativa?

TRUMP: Sí, yo soy un fan del futuro y lo cibernético es el futuro.

SANGER: El presidente Obama, como quizá ya lo sabe, quizá lo leyó, está considerando hacer una promesa de no usar armas nucleares antes de dejar la presidencia. Ahora mismo no tenemos una. Algunos otros países sí la tienen; otros, no. ¿Consideraría que eso es estabilizante?

TRUMP: Depende de quién estamos hablando. Solo me comprometería a eso mientras el acuerdo se firma. No querría jugar mis cartas. No quiero decir eso.

SANGER: Sería una política declaratoria de Estados Unidos.

TRUMP: Lo entiendo. Haré todo lo que esté en mi poder para jamás estar en una posición en la que tengamos que utilizar el poder nuclear porque esa es una realidad totalmente distinta. Eso es muy importante para mí. Haré todo lo que esté en mi poder para jamás estar en una posición en la que tengamos que utilizar armas nucleares. Eso es muy importante para mí.

SANGER: Como ya lo debe saber, el presidente Obama ha hablado de reducir el número de armas nucleares en el arsenal estadounidense para poder llegar a un punto en el que no haya armas nucleares, aunque quizá no mientras vivamos. ¿Cree en este punto que tenemos fuerzas suficientes para poder hacerlo unilateralmente?

TRUMP: Solo me gusta esa premisa si nadie más las tiene. Pero eso jamás va a pasar.

SANGER: ¿Cree que tenemos más armas de las que de verdad necesitamos para defender a Estados Unidos?

TRUMP: Creo que tenemos muchas armas obsoletas.

SANGER: Así es.

TRUMP: Tenemos armas nucleares que ni siquiera sabemos si funcionan. Tenemos unidades nucleares cuyos sistemas telefónicos tienen 40 años y tienen cables tan corroídos que no pueden llamar de una estación a otra.

SANGER: Eso es cierto.

TRUMP: Tenemos armas nucleares cuyos silos de almacenamiento están tan oxidados que no saben si los misiles van a derramarse.

SANGER: Pues eso plantea la pregunta de si necesitamos esa parte de la tríada.

TRUMP: Sí, sí. Creo que necesitas las tres partes, pero muchas de las cosas que tenemos son obsoletas. Ahora, Rusia, si ves lo que están haciendo: están construyendo submarinos, están alcanzando un nivel…

SANGER: Ha sido un poco vago acerca de lo que haríamos con el Estado Islámico más allá de bombardearlos hasta destruirlos.

TRUMP: No quiero ser específico porque no quiero que el Estado Islámico sepa lo que estoy planeando. Tengo ideas, ideas muy fuertes acerca del Estado Islámico.

SANGER: ¿Alguna de ellas incluye la diplomacia, en lugar de… en otras palabras, la diplomacia en término de hacer que Rusia y otros ayuden a eliminarlos?

TRUMP: Me encantaría tener una buena relación en la que Rusia y yo, en vez de, y nosotros, y Estados Unidos, en vez de pelearnos nos lleváramos bien. Sería genial si tuviéramos una buena relación con Rusia para que no tengamos que pasar por todo el drama.

SANGER: ¿Mantendría a Asad ahí si también pelea contra el Estado Islámico?

TRUMP: No quiero decir eso; tengo una opinión muy específica acerca de Asad, pero creo que debemos deshacernos del Estado Islámico antes de deshacernos de Asad.

SANGER: ¿Entonces está de acuerdo con el presidente Obama?

TRUMP: Mira, Asad odia al Estado Islámico y el Estado Islámico odia a Asad. Están luchando entre sí. ¿Se supone que debemos ir y luchar contra ambos? Yo creo que el Estado Islámico es una amenaza mucho más importante para nosotros en estos momentos que Asad. ¿Sabes a qué me refiero?

SANGER: Mmm.

TRUMP: Porque Asad y el Estado Islámico están peleando. Ahora vamos a entrar y los atacaremos a ambos, porque tenemos gente que no sabe lo que hace. Tenemos gente que no sabe qué está haciendo. Me desharía del Estado Islámico pero no quiero pelear al mismo tiempo. El otro elemento que tienes es Asad, quien está respaldado por un país al que hemos convertido en una potencia: Irán. Y por Rusia. Así que por qué no hicimos algo al respecto antes de que Irán se hiciera rico y antes de que les diéramos ese poder inmenso que ahora tienen y que no tenían y no debieron tener.

SANGER: No les hemos dado muchas cosas en este momento.

TRUMP: Pues les han dado 150 mil millones de dólares.

SANGER: Solo tiene unos cuantos miles de millones. En este momento tienen unos cuantos miles de millones de dólares.

TRUMP: Están obteniendo mucho dinero. Y tienen un acuerdo que, en mi opinión, es terrible. Es un acuerdo que los llevará a utilizar armas nucleares más rápido que si no tuviéramos acuerdo. Pero esa es una cuestión distinta. Me preguntaste acerca de Asad. Asad es un hombre malo. Ha hecho cosas horribles. Primero tenemos que ir por el EI y no queremos pelear con ambos al mismo tiempo cuando se están peleando entre sí. Así que espero que me trates con justicia. Y espero que digas que sé de lo que hablo. Y así es. Lo conozco mejor de lo que lo hace la gente que…

HABERMAN: Vamos a publicar una transcripción… déjeme preguntarle algo rápido porque no puedo quedarme sin hacerlo. ¿Tiene algo más que decir acerca de Meredith McIver o lo que pasó esta semana? (Se refiere a la integrante del equipo de redactores de Trump que reconoció haber usado frases de Michelle Obama para el discurso de Melania Trump).

TRUMP: No, está bien. Quería protegerla. Es una persona que ha sido muy buena…

HABERMAN: ¿Proteger a Meredith?

TRUMP: Absolutamente. Pero estaba llegando a un punto en el que no tenía sentido. Mira tu historia de hoy. Por favor. Estamos hablando del EI. Estamos hablando de Irán e Irak. ¿Ahora resulta que la historia número uno de The New York Times es esta? Ella estuvo estupenda. Es una mujer estupenda. Ha estado con nosotros durante mucho tiempo y acaba de cometer un error. ¿Leíste su carta?

HABERMAN: Lo hice.

TRUMP: Vino y me dijo: “Señor Trump, me gustaría contarle lo que pasó”. Me pareció que fue un detalle muy lindo.

HABERMAN: ¿Cuándo fue a hablar con usted? ¿Ayer?

TRUMP: ¿Hace dos días?

HABERMAN: ¿Lo hizo?

TRUMP: Sí.

HABERMAN: ¿De inmediato? Ya veo.

TRUMP: ¿Quién habría dicho que esa sería la gran noticia? Lo que quiero decir es que se acercó después del discurso. Pero me parece que fue algo muy lindo.

HABERMAN: ¿Ella se ofreció y usted le dijo que no?

TRUMP: Originalmente, pero no sabía que se convertiría en una noticia tan grande. Ella estaba más interesada en… Porque Melania hizo un trabajo fenomenal…

HABERMAN: Su discurso fue muy bien recibido.

TRUMP: Muy bien recibido. Y a ella le interesaba que eso quedara claro, porque pensó que fue muy injusto con Melania, quien hizo un trabajo fenomenal. Estoy contento. Fue muy lindo que lo hiciera. Ofreció su renuncia. Le dije: “De verdad aprecio lo que hiciste”. Creo que es estupendo que ella se acercara en vez de que yo lo hiciera. Le dije: “No la voy a aceptar”, y ella estuvo encantada con eso. Estuvo feliz.

HABERMAN: ¿Hay algo que haría de manera distinta en cuanto a cómo se manejan sus discursos?

TRUMP: Mira, Obama copió un discurso de Massachusetts. Joe Biden se hizo famoso por copiar discursos. Obama tuvo otro con Bush; creo que lo leí en tu periódico. He estado leyendo acerca de estas cosas toda mi vida. Eso pasa, puede pasar. En este caso, sucedió. Conoces la noticia. Por cierto, la carta aclaró todo. Lo único es que si la hubiera hecho un día antes habría estado mejor.

HABERMAN: ¿Qué cree que la gente sacará de la convención? ¿Qué espera?

TRUMP: ¿De esta convención? El hecho de que le agrado mucho a la gente. Mira, obtuve más votos que nadie en la historia del Partido Republicano. Casi 14 millones de votos. Gané en 37 estados. Kasich en uno. Como ejemplo, Ted tenía, ya sabes, no muchos. Ahora, con el llamado a lista, obtuve 44 estados. Fue 44 a 7 y los 7 estados eran de todos los demás: 44 a 7. Fueron 44 a 6 porque estamos incluyendo las distintas islas. Y cuando estás en ese auditorio y ves a esas personas, como ayer, mi hija me llamó; dijo: “Papá, jamás había visto eso… es amor total”.

HABERMAN: ¿Qué hija?

TRUMP: Los medios no me tratan con amor. En vez de informar las cosas como son. Pero creo que la gente está comenzando a ver lo que está pasando, porque de verdad creo que hay un movimiento que está pasando y es un movimiento basado en el sentido común; es un movimiento basado en la ley y el orden; es un movimiento basado en la compasión, basado en muchas cosas distintas. Basado en el comercio.

SANGER: Lo que está viviendo es un día de “America First” (“Estados Unidos primero”, uno de los eslóganes de campaña de Donald Trump).

TRUMP: Sí.

SANGER: Hablamos un poco de esto en nuestra última conversación. ¿Ahora la frase “America First” tiene un significado distinto para usted? Considera sus raíces históricas.

TRUMP: Para mí, “America First” es un término moderno totalmente nuevo. Jamás lo relacioné con el pasado.

SANGER: ¿Entonces no es lo que (Charles) Lindbergh tenía en mente?

TRUMP: No. De hecho, cuando dije “America First”, la gente dijo: “Esperen. ¿No es ese un término histórico?”. Y cuando me lo dijeron, respondí: “Miren, es “America First”. No es…

SANGER: Conocía la historia de la frase.

TRUMP: La conocía, pero no la utilicé por esa razón. La utilicé como un término moderno y totalmente nuevo.

HABERMAN: ¿Qué significa para usted?

TRUMP: Significa que cuidaremos a este país primero y antes de preocuparnos por los demás en el mundo.

Las elecciones en EEUU y el móvil perpetuo

Por Iroel Sánchez Ingeniero y periodista cubano. Trabaja en la Oficina para la Informatización de la Sociedad cubana. Fue Presidente del Instituto Cubano del Libro.

¿Qué puede esperar el mundo de las actuales elecciones en Estados Unidos, donde se enfrentan de una parte un xenófobo e islamófobo explícito y del otro una señora cuya risa más célebre es la que exhibió ante la televisión al conocer el asesinato del líder libio Muamar el Gadafi?


Fidel Castro, el 11 de septiembre de 2001

En termodinámica el móvil perpetuo es imposible, siempre se pierde energía, pero en política no. Del 11 de septiembre de 2001 hacia acá, el terrorismo de quienes enarbolan extremistamente el islam y la guerra de aquellos que dicen combatirlo con métodos no menos terroristas no han dejado de suministrarse energía mutuamente en una escalada que parece no tener fin. 

La tarde del mismo día en que las Twin Towers cayeron inolvidablemente, Fidel Castro asistió en La Habana a un acto de graduación de maestros donde abordó el gravísimo suceso y previno contra lo que podría suceder: 

“De esto se puede sacar una idea: ninguno de los actuales problemas del mundo se puede resolver por la fuerza, no hay poder global, ni poder tecnológico, ni poder militar que pueda garantizar la inmunidad total contra tales hechos, porque pueden ser acciones de grupos reducidos, difíciles de descubrir, y lo más complicado, aplicados por gente suicida.

(…)

“…les sugeriríamos a los que dirigen el poderoso imperio que sean serenos, que actúen con ecuanimidad, que no se dejen arrastrar por raptos de ira o de odio, ni se lancen a cazar gente lanzando bombas por todas partes.”

“Reitero que ninguno de los problemas del mundo, ni el del terrorismo, se pueden resolver por la fuerza, y cada acción de fuerza, cada acción disparatada del uso de la fuerza, en cualquier parte, agravaría seriamente los problemas del mundo.

“El camino no es la fuerza ni la guerra. Lo digo aquí con toda la autoridad de haber hablado siempre con honradez, poseer convicciones sólidas y la experiencia de haber vivido los años de lucha que ha vivido Cuba. Solo la razón, la política inteligente de buscar la fuerza del consenso y la opinión pública internacional puede arrancar de raíz el problema. Creo que este hecho tan insólito debiera servir para crear la lucha internacional contra el terrorismo; pero la lucha internacional contra el terrorismo no se resuelve eliminando a un terrorista por aquí y otro por allá; matando aquí y allá, usando métodos similares y sacrificando vidas inocentes.”



Los ataques del 11 de septiembre de 2001

Pero exactamente lo contrario es lo que han impulsado los líderes de Estados Unidos y sus aliados europeos.

Primero, la administración de George W. Bush invadió Afganistán en busca de un villano que no encontró, atacó a Iraq con base en pretextos cuyo carácter espurio hoy es indudable, institucionalizó la tortura y estableció la vigilancia Big brother a nivel planetario. Documentos censurados entonces y difundidos recientemente señalan la participación de altos funcionarios saudíes en los atentados pero conscientemente el enemigo se buscó en otra parte. 

Luego, Barack Obama al fin encontró en el aliado Pakistán al antiguo discípulo de la CIA Osama Bin Laden y lo ejecutó extrajudicialmente. Nada distinto a lo que el Premio Nobel de la Paz hace cada semana, drones mediante, con una lista de sospechosos que ningún tribunal juzga. En nombre de la democracia, y nuevamente con los aliados europeos, bombardeó Libia, convirtiendo un país estable en un caos aún mayor que el que impera en Iraq y Afganistán. 

Difícil de creer pero aún no era suficiente, Hillary Clinton ha contado a la revista The Atlantic

-“Financiamos mal a los rebeldes sirios y surgió el Estado Islámico“-

la responsabilidad del gobierno del que la actual candidata a la presidencia por el Partido Demócrata era Secretaria de Estado en el terror que ha convertido en un infierno la sociedad siria, la más secularizada del Oriente Medio. 

Tanto Donald Trump, que con su caricatura extremista seduce a los sectores más reaccionarios de la sociedad norteamericana, como la Señora Clinton, cuya próxima cena de recaudación de fondos será el 28 de agosto en la residencia hollywoodense del magnate proisraelí Haim Saban, continuarán 

“eliminando a un terrorista por aquí y otro por allá; matando aquí y allá, usando métodos similares y sacrificando vidas inocentes.”

Ambos seguirán aportando energía al móvil perpetuo de la violencia que ya no solo cobra vidas en los países islámicos y EEUU sino también en ciudades europeas como Munich, Bruselas y París e impulsa el ascenso de políticos como Jean Marie Le Pen en Francia o Norbert Hofer en Austria que prometen apagar con más gasolina un incendio que no cesa de extenderse. 

FUENTE: ESPECIAL Y EXCLUSIVO PARA AL MAYADEEN
Los puntos de vista y opiniones expresadas en este artículo son las del autor y no reflejan necesariamente el punto de vista de Al Mayadeen.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...