"De pensamiento es la guerra mayor que se nos hace: ganémosla a pensamiento" José Martí

domingo, 24 de septiembre de 2017

Rusia muestra cómo tropas de EE.UU. "se sienten seguras en zonas de Siria bajo control terrorista"

Publicado: 24 sep 2017 09:05 GMT | Última actualización: 24 sep 2017 14:48 GMT


Las unidades de las Fuerzas Especiales de EE.UU. "proporcionan un tránsito sin obstáculos" a través de territorios terroristas a las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS), apoyadas por Washington, apunta el Ministerio ruso de Defensa.

El Ministerio de Defensa de Rusia ha publicado este domingo una serie de fotos aéreas de territorios con presencia del Estado Islámico, en las que se aprecian vehículos de combate de las fuerzas especiales de EE.UU.

Las imágenes, que fueron tomadas entre el 8 y el 12 de septiembre de 2017, muestran un gran número de vehículos blindados estadounidenses de tipo Hammer, que están al servicio de las fuerzas especiales de EE.UU., en áreas con presencia de yihadistas del Estado Islámico.

Las unidades de las Fuerzas Especiales de EE.UU. "proporcionan un tránsito sin obstáculos" a través de territorios terroristas a las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS), apoyadas por Washington, apunta el Ministerio ruso de Defensa.

"Sin encontrar la resistencia de milicianos del EI, las unidades de las FDS avanzan a lo largo de la orilla izquierda del río Éufrates en dirección a la ciudad de Deir ez Zor", indica.


Además, en el material gráfico se aprecia "claramente" que las unidades especiales norteamericanas se encuentran en puntos de apoyo anteriormente ocupados por el Estado Islámico. Sin embargo, "no hay rastros de asalto ni de enfrentamientos" con los terroristas de EI, o de cráteres de bombardeos de los aviones de la coalición internacional en torno a estos objetos.

"Todos los militares estadounidenses que se encuentran en regiones controlados por los terroristas sienten una total seguridad", señala el Ministerio ruso de Defensa.

Preguntas con respuestas


Ciro Bianchi Ross • digital@juventudrebelde.cu
23 de Septiembre del 2017

¿Cuándo operó por primera vez la policía en La Habana? ¿Cuándo abrió sus puertas en la ciudad el primer hospital y la primera casa de socorros? ¿Cuál fue nuestro primer hospital científico? ¿Cuántas plazas de toros hubo en la capital? ¿Qué hay del primer inodoro, el primer elevador y los azulejos en cuartos de baño y cocinas? ¿Dónde se ubicó la primera posada? ¿Cuál fue la primera guía turística? ¿Es cierto que el uso de la escupidera se hizo obligatorio en cafés y hasta en bodegas? ¿Cuándo comenzó el derribo de las murallas? A estas y otras interrogantes dará respuesta el escribidor a lo largo de esta página. Envíe usted la suya y veremos si podemos responderle.

Policías

La Habana contó con su primer cuerpo de Policía a partir de 1771, cuando el capitán general Felipe de Fondesviela, marqués de la Torre, tomó las disposiciones al respecto, aunque desde ocho años antes operaban en la ciudad los llamados comisarios de barrio, que no eran propiamente policías ya que su misión se limitaba a perseguir y capturar a desertores y delincuentes prófugos de la justicia. Con anterioridad al año mencionado se formaban por las noches rondas de vecinos organizados en patrullas.

No sería hasta 1844, en virtud de las providencias del capitán general Leopoldo O’Donnell, que se crearía la primera fuerza armada encargada en exclusiva del servicio policial.

El cuerpo de serenos para la vigilancia nocturna comenzó sus servicios en 1818. El capitán general Francisco Dionisio Vives aumentó los elementos de ese cuerpo, y en 1834 Tacón le dio una mejor organización y lo proveyó de recursos suficientes para sostenerlo. Una Real Orden del 6 de mayo de 1855 obligó al Ayuntamiento de La Habana a aportar el 25 por ciento de los gastos de la fuerza policial.

Hospitales

El primer hospital cubano del que se tiene noticia se inauguró alrededor de 1556.

Se llamó Hospital de San Felipe y Santiago y se ubicaba en la manzana que encuadraron más tarde las calles de Aguiar, Habana, Empedrado y San Juan de Dios. Recibió el calificativo de «nuevo», lo que advierte que existía uno anterior, sobre el que no se tiene información y terminaría incorporándosele. En 1603 comenzó a llamarse Hospital de San Juan de Dios, por haber quedado al cuidado de la orden hospitalaria de igual nombre, que estableció allí un convento y noviciado de dichos frailes. A mediados del siglo XVII contaba con cien camas.

En 1842, debido a la ley general de secularización, los «juaninos» abandonaron el hospital, que quedó a cargo de una empleomanía civil. En 1857 el edificio se convirtió en establecimiento de beneficencia pública, y en 1870 fue demolido. Allí funcionaba, desde 1845, el Departamento de Anatomía de la Escuela de Medicina, ubicado antes en San Ambrosio. Al demolerse el inmueble, esa materia comenzó a impartirse en el edificio de San Dionisio (antigua Casa de Locos) junto al cementerio de Espada.

El terreno que ocupó el hospital es el del parque de San Juan de Dios, en La Habana Vieja.

El primer hospital moderno y científico que tuvo La Habana fue Reina Mercedes, llamado así, en 1886, en honor a la esposa del rey Alfonso XII, muerta poco después de la boda.

Los médicos municipales hicieron su aparición en Cuba en agosto de 1871, y en octubre del mismo año se creaba la primera casa de socorros, institución para la atención primaria y sobre todo de urgencia. Llegaría a la Revolución, que, con grandes transformaciones en sus propósitos y desenvolvimiento, la convertiría en policlínico. El necrocomio se inauguró el 19 de marzo de 1880.

Llegan los toros

La primera corrida de toros entre nosotros tuvo lugar en 1538, en Santiago de Cuba, en ocasión de la llegada de Hernando de Soto, gobernador de la Isla y Adelantado de la Florida.

No demorarían las lidias en llegar a La Habana, y algunas tuvieron una repercusión enorme, como las que se dedicaron a San Cristóbal, patrón de la ciudad, al que los vecinos prometieron 32 corridas si eliminaba moscas y mosquitos, hormigas y bibijaguas. Muy famosa fue, asimismo, la corrida con la que se aclamó en La Habana el ascenso al trono español de Carlos III.

No hubo propiamente una plaza de toros en esta ciudad hasta 1769, cuando se instaló la de Monte, esquina a Arsenal, en un sitio después llamado el Basurero. La segunda, en 1818, se emplazó en la calle Águila, al fondo de la posada de un tal Cabrera, y en el Campo de Marte (actual Plaza de la Fraternidad) se situó la siguiente, en 1825. Muy concurrido fue el rodeo que, en 1842, se instaló en la plaza principal de Regla para corridas y novilladas: los habaneros cruzaban la bahía para no perderse el espectáculo. Hubo otra plaza, a partir de 1853, en la calle Belascoaín, frente a la edificación que ocupaba la Casa de Beneficencia, espacio donde hoy se erige el hospital Hermanos Ameijeiras. La última plaza se instaló en la esquina de Infanta y Carlos III, donde hoy se halla el restaurante Las Avenidas. Eso ocurrió en 1886 y al año siguiente las gradas de este ruedo se desbordaban para presenciar la actuación del célebre Luis Mazzantini, que, entre toro y toro, vivía un tórrido romance con la actriz francesa Sarah Bernhardt, entonces en la flor de su edad, en el hotel Inglaterra.

Las corridas de toros fueron suspendidas por el interventor militar norteamericano en 1899. Ya en la República hubo intentos de restablecerlas con el pretexto del turismo extranjero que podrían atraer, y hasta llegó a constituirse un Comité Pro Arte Taurino. Pero ya habían pasado definitivamente.

Inodoros

Los primeros inodoros se instalaron en Cuba en 1887, en el edificio que ocupaba entonces el Muy Ilustre Centro Asturiano de La Habana, como se le llamaba en la época y después. Eran de fabricación inglesa y no tenían nada que ver con los de ahora. Se confeccionaban de hierro fundido, tenían forma de embudo y el agua se depositaba en una caja de madera forrada de zinc. Esa caja estaba situada en lo alto, bien separada de la taza, pero conectada con ella gracias a un tubo y se descargaba al tirarse de una cadenilla. Se dice que la directiva de los asturianos invitó al Capitán General a conocer tan prodigioso invento y que el hombre, estupefacto, solo alcanzó a murmurar: «Magnífico, pero se extraña el olorcito».

Se dice además que el Gran Hotel fue el primero que contó con instalaciones hidrosanitarias. Se promocionaba en el Anunciador General de La Habana, de 1878, como «Gran Hotel-Baños y condiciones apetecibles».

Fue también en esa época, más o menos, en que comenzaron a azulejarse las cocinas y los cuartos de baños cubanos. Antes empezó a utilizarse el ascensor. El primer establecimiento hotelero dotado en la Isla de un elevador hidráulico fue el Hotel Pasaje. Un edificio de dos plantas construido hacia 1876 por la familia Zequeira y Zequeira, y que se derrumbó en la década de 1980.

Posadas

Posada es sinónimo de mesón, de hotel. Es una casa pública donde se da alojamiento y comida. Casa de huéspedes. Fonda.

En la Cuba de ayer una posada era algo más que eso. U otra cosa. Era el sitio que, a falta de algo menor, una pareja alquilaba para disfrutar de un rato de intimidad. Ese rato era siempre de tres horas y tenía un precio convencional aunque la pareja abandonara antes el campo. Transcurrido ese tiempo, el posadero, mediante unos golpes más o menos discretos en la puerta de la habitación, indicaba a los amantes que su tiempo había caducado. Si la pareja decidía proseguir el romance, abonaba la diferencia al final de la jornada. El primer establecimiento de este tipo que hubo en Cuba, asegura el doctor Juan de las Cuevas, se llamó Carabanchel y se ubicaba en San Miguel y Consulado, a fines del siglo XIX. Un edificio de tres pisos, con 22 habitaciones y apartamentos con entrada independiente desde la calle.

Aunque había en La Habana posadas para todos los bolsillos —la de 11 esquina a 24 era la de los estudiantes— todas disponían de cantina y de un servicio de comida ligera y algunas daban servicio en las habitaciones. En todas se cumplía el mismo ritual: mientras el hombre hacía el trámite en la carpeta, la mujer, cabizbaja, se mantenía relegada al fondo del salón. Algunas posadas disponían de parqueo interior y todo era más fácil. Otras eran hoteles venidos a menos, como el Venus, en la calle Agramonte, y el Estrella, en la calle del mismo nombre, en La Habana, mientras que otras, como Las Casitas de Ayestarán, provocaban en el cliente la ilusión de que entraba en casa propia. La fachada de Las Dos Palmas, en la Avenida de Acosta, en Lawton, cerca de la 12ma. Estación de Policía, estaba dotada de un paredón imponente que impedía cualquier visión hacia el interior. Otras como las que se ubicaban en la carretera Monumental regalaban la sensación de la excursión campestre. Pero ¡cuidado! No pocas de esas posadas contaban en sus habitaciones con lo que se llamaba audio y video, no porque tuvieran instalados televisores o algún que otro equipo de música, sino por los agujeros que permitían el rascabucheo desde la habitación vecina, casi siempre a través de los tomas de la electricidad.

Mi amigo Álvaro Salvatierra, un gallego a quien conocí cuando yo tendría unos 20 años y él doblaba ya el tormentoso cabo de los 70, me decía que no había negocios más seguros en el mundo que los de las funerarias y las posadas. Él había sido dueño de una posada y precisaba que en cualquier época, ya fuera de esplendor económico o de crisis, siempre habría gente que quisiera amarse y gente que no iba a dejar de morirse, por lo que las entradas estaban garantizadas.

Escupideras

Hacia 1821 el tabaco se fumaba y se mascaba a la vez. Eso trajo como consecuencia el uso generalizado en Cuba de la escupidera. Años más tarde, esos adminículos se importaban de Bohemia o Venecia y eran de cristal soplado, generalmente azul y blanco. Andando el tiempo, las costumbres se vulgarizaron y la escupidera de cristal con agua perfumada se sustituyó por la escupidera de bronce con agua y creolina.

La escupidera y el tibor con flores y escudo o monograma esmaltado en el fondo eran atributos inalienables de la burguesía criolla.

Durante muchísimos años la escupidera se hizo obligatoria en todos los cafés cubanos y aun en las bodegas. Los inspectores de Sanidad y la Policía multaban a los propietarios de esos establecimientos que no dispusieran de estas. Había que mantenerlas en un lugar visible.

LA ONU CON CUBA Y CONTRA TRUMP

Por Pedro Martínez Pírez

Aunque para Donald Trump la Organización de Naciones Unidas y especiamente la Asamblea General, su instancia más representativa y democrática, son instituciones irrelevantes para las ambiciones de dominación mundial del imperio, será precisamente en Nueva York, el próximo primero de noviembre, donde quedará registrada para la historia otra gran derrota diplomática y política para el gobierno de los Estados Unidos.

Ese día presentará Cuba ante la Asamblea General de la ONU, por vigésimo sexto año consecutivo, el proyecto de resolución titulado “Necesidad de poner fin al bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por los Estados Unidos de América contra Cuba”, el cual ha sido aprobado siempre por amplísima mayoría, como seguramente ocurrirá en este año 2017.

Un adelanto de lo que ocurrirá en la ONU el primero de noviembre próximo lo ofrecieron los discursos pronunciados la semana pasada en Nueva York por varios presidentes, primeros ministros y cancilleres de los cinco continentes, quienes condenaron por irracional e injusto el criminal bloqueo yanqui, considerado como la mayor violación de los derechos humanos cometida en el último siglo en América.

Claro que al millonario Donald Trump poco le importan los principios más elementales del derecho internacional y de la Carta de las Naciones Unidas, especialmente el que establece la igualdad soberana de todos sus Miembros.

El 26 de octubre del pasado año, en las postrimerías del gobierno de Barack Obama, el proyecto cubano contra el bloqueo yanqui fue aprobado por el voto favorable de 191 países y las abstenciones, por primera vez, de Estados Unidos e Israel, en 25 años de batallas diplomáticas en la ONU.

Este año el gobierno de Estados Unidos se verá en una situación muy difícil para enfrentar esta nueva acción de la pequeña Cuba en la Asamblea General de la ONU, donde ya la inmensa mayoría de las naciones del mundo han reclamado el fin del bloqueo yanqui.

sábado, 23 de septiembre de 2017

Texto Discurso del Ministro de Relaciones Exteriores de Cuba, Bruno Rodríguez Parrilla en el 72 Período de Sesiones de la Asamblea General de la ONU

Cuba jamás aceptará condicionamientos ni imposiciones 

Foto: Cubaminrex

Señor Presidente:

Señor Secretario General:

Le confirmo el apoyo de Cuba en su labor al frente de la Secretaría de la Organización de las Naciones Unidas como garante y defensor de la paz internacional.

Señores Jefes de Estado y de Gobierno:

Distinguidas delegadas y delegados:

Expreso sinceras condolencias, extensivas a los familiares de los fallecidos y a los damnificados, y nuestra disposición a incrementar la cooperación, dentro de nuestras modestas posibilidades; a los hermanos pueblos y gobiernos de Dominica y Antigua y Barbuda, pequeñas islas que sufrieron terrible destrucción; a República Dominicana, Puerto Rico, Saint Martin, Sint Maarten, Islas Vírgenes y Anguila debido a los huracanes Irma y María.

Llamo a la comunidad internacional a dar toda la prioridad y movilizar recursos para ayudar a los pequeños estados y territorios insulares del Caribe devastados.

Reciba entrañables sentimientos de solidaridad de Cuba, el pueblo y gobierno mexicanos, en especial los familiares de las víctimas y los damnificados por ambos terremotos, a quienes reiteramos la disposición de asistir a la población y la recuperación de los daños con nuestros modestos esfuerzos.

Hacemos llegar nuestro pesar al pueblo de los Estados Unidos, sentidas condolencias a las familias de los fallecidos, y honda simpatía a todos los afectados por el huracán Irma.

Señor Presidente:

Traigo el testimonio del pueblo cubano que realiza un colosal esfuerzo en la recuperación de los severos daños en las viviendas, la agricultura, el sistema electro-energético y otros provocados por el huracán Irma. Pese a ingentes medidas de prevención, incluida la evacuación de más de 1,7 millones de personas y la total cooperación de los ciudadanos, sufrimos diez fallecimientos.

Los dolorosos daños a servicios y las pérdidas de bienes sociales y personales, las privaciones ocasionadas a las familias por largas horas sin electricidad o abasto de agua, acentuaron la unidad y solidaridad de nuestro noble y heroico pueblo.

Se han repetido conmovedoras escenas de rescatistas entregando una niña salvada a su mamá, un pequeño recogiendo de las ruinas un busto de Martí, estudiantes ayudando a familias que no conocían, efectivos de las Fuerzas Armadas y el Ministerio del Interior haciendo los trabajos más duros, dirigentes locales encabezando las tareas más difíciles.

El Presidente Raúl Castro Ruz, desde la zona más devastada, emitió un llamamiento en el que escribió: “han sido días duros para nuestro pueblo, que en solo pocas horas ha visto cómo lo construido con esfuerzo es golpeado por un devastador huracán. Las imágenes de las últimas horas son elocuentes, como también lo es el espíritu de resistencia y victoria de +nuestro pueblo que renace con cada adversidad”.

A nombre del pueblo y gobierno cubanos, agradezco profundamente las sentidas muestras de solidaridad y afecto de numerosos gobiernos, parlamentos, organizaciones internacionales y representantes de la sociedad civil.

Expreso honda gratitud ante los diversos ofrecimientos de ayuda recibidos.

Señor Presidente:

Guardo viva y emocionada memoria de la imponente presencia y de las ideas enormemente vigentes, expresadas en esta Asamblea, por el Comandante en Jefe de la Revolución Cubana Fidel Castro Ruz.

Agradezco, a nombre de nuestro pueblo y gobierno, los sentimientos de respeto, afecto y admiración recibidos de todas las latitudes.

Señor Presidente:

El pasado martes, el Presidente Donald Trump vino a convencernos de que uno de sus propósitos es promover la prosperidad de las naciones y de las personas.

Pero en el mundo real, ocho hombres poseen, en conjunto, la misma riqueza que los 3 mil 600 millones de seres humanos que integran la mitad más pobre de la humanidad (1).

En términos de facturación, 69 de las 100 mayores entidades del mundo son empresas trasnacionales, no Estados (2) .Juntas, las diez mayores corporaciones del mundo tienen una facturación superior a los ingresos públicos de 180 países sumados (3) .

Son extremadamente pobres 700 millones de personas (4) ; 21 millones son víctimas de trabajo forzoso (5); 5+ millones de niños murieron en 2015 antes de cumplir cinco años, por enfermedades prevenibles o curables (6) ; 758 millones de adultos son analfabetos (7) .

Ochocientos quince millones de personas padecen hambre crónica, decenas de millones más que en 2015. Dos mil millones están subalimentadas. De recuperarse el precario ritmo de disminución de los últimos años, ahora interrumpido, 653 millones de personas seguirán hambrientas en 2030 y no sería suficiente para erradicar el hambre en el 2050 (8) .

Hay 22,5 millones de refugiados (9) . Se agravan las tragedias humanitarias asociadas a los flujos de migrantes y su número crece en un orden económico y político internacional claramente injusto.

La construcción de muros y barreras, las leyes y medidas adoptadas para impedir las oleadas de refugiados y migrantes, han demostrado ser crueles e ineficaces. Proliferan políticas excluyentes y xenófobas que violan los derechos humanos de millones de personas y no resuelven los problemas del subdesarrollo, la pobreza y los conflictos, causas principales de la migración y la solicitud de refugio.

Los gastos militares ascienden a 1,7 millones de millones de dólares (10) . Esa realidad contradice a quienes alegan que no hay recursos para acabar con la pobreza.

Pero la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible carece de medios de aplicación, por egoísmo y falta de voluntad política de los Estados Unidos y otros países industrializados.

¿Cuál es la receta milagrosa que nos recomienda el Presidente Trump, a falta de los flujos financieros del Plan Marshall? ¿Quiénes pondrán ahora los recursos para ello? ¿Cómo puede esto reconciliarse con la idea de los Presidentes Reagan hace décadas y Trump ahora, de “América First”?

Ignora y tergiversa la historia y presenta como objetivo una quimera. Los patrones de producción y consumo propios del capitalismo son insostenibles e irracionales y conducen, inexorablemente, a la destrucción del medioambiente y al fin de la especie humana.

¿Acaso pueden olvidarse las consecuencias del colonialismo, la esclavitud, el neocolonialismo y el imperialismo?

¿Las décadas de sanguinarias dictaduras militares en América Latina pueden presentarse como ejemplo de un capitalismo exitoso?

¿Alguien conoce recetas de capitalismo neoliberal mejor aplicadas que las que destruyeron las economías latinoamericanas en la década de los 80 ?

Es imprescindible e impostergable que las Naciones Unidas trabajen por establecer un nuevo orden económico internacional participativo, democrático, equitativo e incluyente, y una nueva arquitectura financiera que tomen en cuenta los derechos, necesidades y particularidades de los países en desarrollo y las asimetrías existentes en las finanzas y el comercio mundial, resultado de siglos de explotación y saqueo.

Los países industrializados tienen el deber moral, la responsabilidad histórica y cuentan con los medios financieros y tecnológicos suficientes para ello.

Ni siquiera para los ricos, habrá la prosperidad que se anuncia, sin detener el cambio climático.

Cuba lamenta la decisión del Gobierno de los Estados Unidos, el principal emisor histórico de gases de efecto invernadero, de retirar a su país del Acuerdo de París.

En el 2016, por tercer año consecutivo, se batieron los récords de aumento de la temperatura media global, lo que confirma al cambio climático como una amenaza a la supervivencia de la humanidad y al desarrollo sostenible de nuestros pueblos.

Reiteramos nuestra solidaridad con los pequeños países insulares en desarrollo, especialmente del Caribe y el Pacífico, que son los más afectados por el cambio climático, para quienes reclamamos un trato justo, especial y diferenciado.

Apoyamos también la atención prioritaria a los países de África Subsahariana.

Señor Presidente:

El gobierno de Estados Unidos ha venido a decirnos que, junto a la prosperidad, los otros dos “bellos pilares” del orden mundial son la soberanía y la seguridad.

Es responsabilidad de todos preservar la existencia del ser humano frente a la amenaza de las armas nucleares. Un importante aporte al logro de ese objetivo significó la histórica adopción y firma en el marco de esta Asamblea, del Tratado sobre la Prohibición de las Armas Nucleares, que proscribe tanto el uso como la amenaza del uso de esas armas, que tienen la capacidad de aniquilar la especie humana.

Estados Unidos se opuso tenazmente a ese tratado. Anunció que empleará 700 mil millones de dólares en gastos militares y desarrolla una doctrina nuclear y militar extremadamente agresiva, basada en la amenaza del uso de la fuerza y en el empleo de esta.

Estados miembros de la OTAN atentan contra la paz y la seguridad internacionales y el Derecho Internacional promoviendo intervenciones militares y guerras no convencionales contra Estados soberanos.

Como señaló el Comandante en Jefe de la Revolución Cubana, Fidel Castro Ruz y cito : “cese la filosofía del despojo y cesará la filosofía de la guerra”.

Resulta cotidiana la imposición ilegal de medidas coercitivas unilaterales y el uso de herramientas financieras, judiciales, culturales y comunicacionales para la desestabilización de gobiernos y la negación del derecho de libre determinación a sus pueblos.

Crece la militarización y el uso encubierto de las tecnologías de la información y las comunicaciones para atacar a otros Estados, mientras varios países desarrollados se oponen férreamente a la adopción de tratados internacionales que regulen la cooperación para lograr un ciberespacio seguro.

El Presidente estadounidense manipula los conceptos de soberanía y seguridad en su exclusivo beneficio y en detrimento de todos, incluidos sus aliados.

La tentativa de utilizar la amenaza militar y la fuerza para detener la tendencia mundial irreversible al multipolarismo y policentrismo provocará graves peligros para la paz y la seguridad internacionales que deben ser defendidas y preservadas mediante la movilización internacional.

Los principios de igualdad soberana, respeto a la integridad territorial y no injerencia en los asuntos internos de los Estados, deben ser respetados. La Carta de las Naciones Unidas y el Derecho Internacional no admiten ser reinterpretados.

La reforma de las Naciones Unidas debe proponerse como objetivo esencial que esta responda a las necesidades acuciantes de los pueblos y las grandes mayorías desfavorecidas. El multilateralismo debe ser protegido y reforzado frente a los intereses imperialistas de dominación y hegemonía.

La democratización del Consejo de Seguridad, tanto en su composición como en sus métodos de trabajo, es un objetivo impostergable.

El fortalecimiento de la Asamblea General y la recuperación de las funciones que le han sido usurpadas, resulta imprescindible.

Señor Presidente:

El “patriotismo” que se invoca en el discurso de los Estados Unidos es una perversión del humanismo, el amor y la lealtad a la Patria, y del enriquecimiento y defensa de la cultura nacional y universal. Encarna una visión excepcionalista y supremacista de ignorante intolerancia frente a la diversidad de modelos políticos, económicos, sociales y culturales.

En los países desarrollados se agrava la pérdida de legitimidad de los sistemas y partidos políticos y se incrementa el abstencionismo electoral. La corrupción legal o ilegal hace metástasis como es el caso extremo de los llamados “intereses especiales” o pagos de corporaciones a cambio de beneficios, en el país en que más dinero se gasta en campañas y donde paradójicamente se puede ser elegido con menos votos populares que otro candidato o gobernar con un apoyo ínfimo de los electores.

Es creciente e insólito el uso de la ciencia y la tecnología para ejercer hegemonía, mutilar las culturas nacionales y manipular la conducta humana, como en el caso del uso político y publicitario de las llamadas “big data” o psicometría. Siete consorcios occidentales controlan férreamente lo que se lee, ve o escucha en el planeta, prevalece el monopolio de las tecnologías, la gobernanza de las redes digitales es dictatorial y discriminatoria y, pese a las apariencias, la brecha digital entre países ricos y pobres crece.

Se recortan las oportunidades y violan flagrante y sistemáticamente los derechos humanos de jóvenes, migrantes y trabajadores.

Anteayer, el Vicepresidente de los Estados Unidos Michael Pence afirmó en el Consejo de Seguridad, con absurdo desconocimiento de sus funciones y la pretensión de establecer nuevas prerrogativas, que el Consejo de Seguridad debería modificar la composición y los métodos del Consejo de Derechos Humanos “que no merece su nombre”, según dijo, “porque una clara mayoría de sus miembros no cumplen siquiera los más básicos estándares de derechos humanos”, fin de la cita. Supongo que el Sr. Pencel no incluye en el caso a su propio país, que lo merecería por su patrón de violaciones sistemáticas de derechos humanos como el uso de la tortura, la detención y la privación de libertad arbitrarias, como ocurre en la Base Naval de Guantánamo, el asesinato de afroamericanos por policías, la muerte de civiles inocentes por sus tropas, la xenofobia y represión de inmigrantes, incluso menores y su escasa adhesión a instrumentos internacionales.

Señor Presidente:

Reafirmamos nuestra más firme condena contra el terrorismo, en todas sus formas y manifestaciones; y rechazamos los dobles raseros en su enfrentamiento.

La impostergable búsqueda de una solución justa y duradera al conflicto del Medio Oriente, se sustenta en el ejercicio del derecho inalienable del pueblo palestino a la autodeterminación, y a disponer de un Estado libre e independiente, dentro de las fronteras anteriores a 1967, con su capital en Jerusalén Oriental.

La cuestión del Sahara Occidental requiere un esfuerzo de conformidad con las resoluciones de Naciones Unidas, de modo que se garantice al pueblo saharaui el ejercicio de la autodeterminación y se respete su legítimo derecho a vivir en paz en su territorio.

Cuba reafirma su apoyo a la búsqueda de una solución pacífica y negociada a la guerra en Siria, sin injerencia externa y con pleno respeto a su soberanía e integridad territorial.

Se acrecientan los peligros a la paz y la seguridad internacionales derivados de la ampliación de la presencia de la OTAN en las fronteras de Rusia. Reiteramos nuestro rechazo a las sanciones unilaterales e injustas impuestas a ese país.

Demandamos que se respete el denominado acuerdo nuclear con la República Islámica de Irán.

Rechazamos la amenaza de destruir totalmente la República Popular Democrática de Corea, donde viven 25 millones de seres humanos. La guerra no es una opción en la Península Coreana, amenazaría la existencia de cientos de millones de personas en esta y en los países vecinos y conduciría a una conflagración nuclear de consecuencias impredecibles. Solo a través del diálogo y las negociaciones se puede lograr una solución política duradera, que debe tener en cuenta las preocupaciones legítimas de todas las partes involucradas. Apoyamos la desnuclearización total de la Península Coreana, sin injerencia extranjera, con total respeto a la igualdad soberana e integridad territorial de los Estados y con estricto apego al principio del no uso, ni la amenaza del uso de la fuerza.

Señor Presidente:

Nuevas amenazas se ciernen hoy contra la paz y la estabilidad en América Latina y el Caribe, en abierto irrespeto a la “Proclama como Zona de Paz”, firmada en La Habana por los Jefes de Estado y de Gobierno de nuestra región, en enero de 2014, en ocasión de la II Cumbre de la Comunidad de Estados de América Latina y el Caribe (CELAC).

Reiteramos lo expresado por el Presidente Raúl Castro Ruz sobre la República Bolivariana de Venezuela el pasado 14 de julio y cito:

“La agresión y la violencia golpista contra Venezuela dañan a toda «Nuestra América» y solo benefician los intereses de quienes se empeñan en dividirnos para ejercer su dominación sobre nuestros pueblos, sin que les importe generar conflictos de consecuencias incalculables en esta región, como los que estamos presenciando en diferentes lugares del mundo”.

“Alertamos hoy - dijo entonces - que quienes pretenden derrocar por vías inconstitucionales, violentas y golpistas a la Revolución Bolivariana y Chavista asumirán una seria responsabilidad ante la historia”, fin de la cita.

Rechazamos enérgicamente la amenaza militar contra Venezuela, la orden ejecutiva que la califica como una amenaza a la seguridad nacional de los Estados Unidos y las sanciones unilaterales, injustas y arbitrarias aplicadas por este.

Reiteramos nuestra inquebrantable solidaridad con el pueblo y el gobierno bolivarianos y chavistas, y con su unión cívico-militar que lidera el presidente constitucional Nicolás Maduro Moros.

Denunciamos y condenamos la iniciativa Nica Act, promovida en el Congreso de los Estados Unidos en una actitud injerencista que persigue imponer un bloqueo económico al pueblo y gobierno de Nicaragua, a quienes reiteramos nuestro respaldo.

Expresamos nuestra solidaridad con el ex Presidente Luiz Inácio Lula da Silva, víctima de persecución política para impedir su candidatura a elecciones directas mediante una inhabilitación judicial. Lula, la presidenta Dilma Rousseff, el Partido de los Trabajadores y el pueblo brasileño tendrán siempre a Cuba de su lado.

Reafirmamos nuestro compromiso histórico con la libre determinación y la independencia del pueblo de Puerto Rico.

Apoyamos el legítimo reclamo argentino de soberanía sobre las Islas Malvinas, Sandwich del Sur y Georgias del Sur.

Cuba continuará contribuyendo en todo lo posible, a solicitud de las partes, con los esfuerzos para lograr una paz estable y duradera en Colombia.

Seguimos comprometidos en compartir nuestras modestas realizaciones con los pueblos del Sur, incluido el empeño de los 40 mil cooperantes que en 64 países hoy luchan por la vida y la salud de los seres humanos.(11)

Señor Presidente:

El 16 de junio pasado, el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, anunció la política de su gobierno hacia Cuba, que constituye un retroceso en las relaciones bilaterales y socava las bases establecidas hace dos años para avanzar en una relación de nuevo tipo entre nuestros países, en la que prime el respeto, el respeto y la igualdad.

El gobierno estadounidense ha decidido endurecer el bloqueo económico, comercial y financiero, imponiendo nuevos obstáculos a las limitadas posibilidades que tenía su empresariado para comerciar e invertir en Cuba y restricciones adicionales a sus ciudadanos para viajar a nuestro país.

Esas decisiones ignoran el apoyo de amplios sectores estadounidenses, incluyendo la mayoría de la emigración cubana, al levantamiento del bloqueo y la normalización de las relaciones. Satisfacen solo los intereses de un grupo de origen cubano del sur de Florida, cada vez más aislado y minoritario, que insiste en dañar a Cuba y a nuestro pueblo por haber elegido defender, a cualquier precio, el derecho a ser libre, independiente y soberano.

Reiteramos hoy la denuncia a las medidas de endurecimiento del bloqueo y reafirmamos que cualquier estrategia que pretenda destruir a la Revolución Cubana fracasará.

De igual forma, rechazamos la manipulación del tema de los derechos humanos contra Cuba, que tiene mucho de qué enorgullecerse por los logros alcanzados y no tiene que recibir lecciones de los Estados Unidos ni de nadie.

Expresamos en esta ocasión la más enérgica condena a las declaraciones irrespetuosas, ofensivas e injerencistas contra Cuba y el gobierno cubano, realizadas hace tres días en esta tribuna por el presidente Donald Trump. Le recordamos que los Estados Unidos, donde se cometen flagrantes violaciones de los derechos humanos que suscitan profunda preocupación en la comunidad internacional, no tienen la más mínima autoridad moral para juzgar a mi país. Reafirmamos que Cuba nunca aceptará, jamás, condicionamientos ni imposiciones, ni renunciará a sus principios.

En relación con los alegados incidentes que habrían afectado a funcionarios estadounidenses en La Habana, afirmamos categóricamente que el gobierno cubano cumple con todo rigor y seriedad sus obligaciones con la Convención de Viena sobre Relaciones Diplomáticas en lo referido a la protección de la integridad de todos los diplomáticos sin excepción, incluyendo los de los Estados Unidos; y que Cuba jamás ha perpetrado ni perpetrará acciones de esta naturaleza; ni ha permitido ni permitirá que su territorio sea utilizado por terceros con ese propósito.

Las autoridades cubanas, de acuerdo con los resultados preliminares de la investigación prioritaria y con alto componente técnico que están desarrollando por indicación del más alto nivel de nuestro gobierno, y que ha tomado en consideración datos aportados por las autoridades de los Estados Unidos, hasta el momento no cuentan, no cuentan, con evidencia alguna que confirme las causas ni el origen de las afecciones a la salud que han sido reportadas por los diplomáticos estadounidenses y sus familiares. La investigación para esclarecer este asunto sigue en curso y para llevarla a término será esencial la cooperación efectiva de las autoridades estadounidenses. Sería lamentable que se politice un asunto de la naturaleza descrita.

Como ha expresado el Presidente Raúl Castro Ruz, Cuba tiene la voluntad de continuar negociando los asuntos bilaterales pendientes con los Estados Unidos, sobre la base de la igualdad y el absoluto respeto a la soberanía y la independencia de nuestro país, y de proseguir el diálogo respetuoso y la cooperación en temas de interés común con el gobierno estadounidense.

Cuba y los Estados Unidos pueden cooperar y convivir, respetando las diferencias y promoviendo todo aquello que beneficie a ambos países y pueblos, pero no debe esperarse que para ello Cuba realice concesiones inherentes a su soberanía e independencia.

Señor Presidente:

El pueblo cubano no cesará en su legítimo reclamo por el levantamiento y total eliminación del bloqueo económico, comercial y financiero y seguirá denunciando el recrudecimiento de esa política. El 1º de noviembre, Cuba presentará una vez más ante la Asamblea General de las Naciones Unidas, el proyecto de resolución titulado “Necesidad de poner fin al bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por el Gobierno de los Estados Unidos contra Cuba”.

Mientras en el mundo crece la desigualdad, la opulencia de unos pocos y la marginación de muchos, pero el pueblo cubano continuará su lucha por alcanzar la sociedad más justa posible. Seguiremos avanzando con paso firme en el camino de trasformaciones revolucionarias decidido soberanamente por cubanas y cubanos para el perfeccionamiento de nuestro socialismo.

Muchas gracias.
Principio del formulario


¿Por qué México sufre tantos sismos fuertes?



Rescatistas trabajaron en un edificio colapsado en la colonia Condesa, en Ciudad de México, el martes.CreditAdriana Zehbrauskas para The New York Times


Dos fuertes terremotos, con doce días de diferencia, sacudieron a México este mes, causaron el colapso de edificios y llevaron a personas aterradas a las calles. Entre ambos causaron la muerte de cientos de personas que no pudieron escapar de la destrucción.

Poco antes de la medianoche del 7 de septiembre, un terremoto de magnitud 8,1 —el más fuerte en casi un siglo— sacudió al país, en especial el sur del país, cerca del epicentro que se ubicó en la costa del Pacífico.

Este martes, cuando continuaban las labores de restablecimiento y limpieza, otro terremoto, uno de magnitud 7,1, con epicentro en el estado de Morelos —a poco más de 100 kilómetros de Ciudad de México—, golpeó el centro del país y sacudió de manera sostenida la capital del país. Ocurrió precisamente en el 32 aniversario del terremoto de 1985, que causó la muerte de más de 10.000 personas en México.

Aunque parezca poco común que dos terremotos fuertes sucedan tan cerca uno de otro en un periodo relativamente corto, los científicos dicen que los sismos de esta magnitud pueden alterar tensiones cercanas y provocar nuevos movimientos, aunque no están seguros de que esto es lo que haya pasado en este caso. Esto es parte de lo que los científicos saben sobre los sismos, con qué frecuencia llegan y en dónde suceden los más poderosos.


Soldados montan guardia afuera del Hotel Sensación, que se derrumbó después del sismo en Oaxaca, el 7 de septiembre. CreditVictoria Razo/Agence France-
¿Por qué hay sismos tan fuertes en México?

La ubicación de México la hace propensa a vivir sismos fuertes debido a que está en la llamada zona de subducción. Este tipo de zonas son partes de la tierra donde una placa de la corteza terrestre se desplaza lentamente debajo de otra. En el caso de México, una placa oceánica, la de Cocos, se desliza gradualmente bajo la placa continental, la de Norteamérica

Con el tiempo se crea tensión por la fricción entre las placas y, en determinado momento, la tensión es tal que la energía reprimida se libera en forma de sismo.

La zona de subducción responsable de los dos terremotos recientes va a lo largo de la costa de Centroamérica, desde el centro de México a Panamá, dijo Gavin Hayes, un investigador geofísico del Servicio Geológico de Estados Unidos. Hay otras zonas de subducción en el mundo que, dicen los expertos, son las causantes de la mayoría de los terremotos más potentes.

De hecho, los sismos de magnitud 9,0 o más solo pueden suceder en las zonas de subducción, dijo Hayes. Los ejemplos relativamente recientes de tales terremotos incluyen el de 2011 en Japón, de magnitud 9,1, el de la misma magnitud en 2004 en Indonesia, el de magnitud 9,2 en 1964 en Alaska y el de magnitud 9,5 que golpeó a Chile en 1960, el más fuerte que haya sido registrado.

¿Por qué los sismos de México no fueron aun más fuertes?

Ambos sismos ocurrieron en la placa de Cocos, no entre esta y la de Norteamérica.

Si dichos terremotos hubieran ocurrido entre ambas placas se habría producido un gran sismo. Los temblores en los límites de la placa en general involucran fallas más grandes y estas liberan más energía, que genera temblores en áreas más grandes. Pero también esto sucede lejos de la superficie, explica Hayes.

Los terremotos que suceden en la parte interna de la placa tienden a ser más débiles pero más cercanos a la superficie. En consecuencia, pueden causar más daño a lo que sea que esté encima.

El epicentro del sismo del 19 de septiembre se ubicó más cerca de Ciudad de México, que está en una cuenca sedimentaria, de acuerdo con el Dr. Hayes. Ese tipo de geología amplifica el movimiento de un terremoto en comparación con un terreno más rocoso.

¿Con qué frecuencia suceden los sismos?

En términos generales, aproximadamente un terremoto de magnitud 8 o más sucede en algún lugar del mundo cada año; hay una docena de sismos de magnitud 7 o más cada año, señala el Dr. Hayes.

Hasta ahora, el 2017 ha sido “un año tranquilo” para los terremotos, dijo el investigador. De acuerdo con información del Sistema Geológico de Estados Unidos, ha habido unos 4200 sismos de magnitud 4,5 o más en el mundo. En el mismo periodo en 2016 y 2015, hubo unos 5.100 de la misma magnitud. En 2014 hubo unos 6000.

viernes, 22 de septiembre de 2017

Discurso de Bruno Rodríguez en la 72.ª sesión de la Asamblea General de ...

El bloqueo se intensifica y también su aplicación extraterritorial

Enviado por editor en Mié, 20/09/2017 - 16:13
Intervención del Ministro de Relaciones Exteriores de la República de Cuba, Bruno Rodríguez Parrilla, en reunión del Movimiento de Países No Alineados. Nueva York, 20 de septiembre de 2017.



Estimado presidente, Canciller de la República Bolivariana de Venezuela, Jorge Arreaza,

Estimados ministros, jefes de las delegaciones,

Delegados:

Deseo felicitar a la República Bolivariana de Venezuela por su conducción de las labores del Movimiento de Países No Alineados en esta hora crucial del planeta.

Nos reunimos en una coyuntura internacional especialmente compleja. El multilateralismo y la cooperación internacional, con apego estricto al Derecho Internacional, son imprescindibles para enfrentar retos como el cambio climático, que amenaza la existencia de la especie humana; el terrorismo internacional, el subdesarrollo y las violaciones a la soberanía de los Estados.

Son momentos en que la conducta agresiva y el unilateralismo, especialmente del gobierno de los Estados Unidos de América, plantea peligros y dilemas inevitables.

Después de haber escuchado ayer el discurso del Presidente de Donald Trump y su manipulación de los conceptos de soberanía, seguridad y prosperidad, reitero la prioridad que para Cuba y para el Movimiento de Países No Alineados tienen los principios de igualdad soberana de los Estados, integridad territorial y no injerencia en sus asuntos internos.

El imperialismo norteamericano agudiza sus acciones agresivas para amenazar el derecho a la libre determinación, a la paz y al desarrollo de Estados miembros de nuestro Movimiento.

La paz y la seguridad internacionales son constantemente quebrantadas o amenazadas por poderosos intereses de dominación y conquista. La amenaza de una conflagración nuclear es incluso más directa. Es frecuente la desestabilización y las políticas de “cambio de régimen” contra gobiernos legítimamente constituidos en países del Sur.

La consecuencia de la aplicación de conceptos no reconocidos universalmente como “soberanía limitada”, “intervención humanitaria”, “guerra preventiva” y “responsabilidad de proteger” se utilizan para encubrir acciones intervencionistas y agresivas, lo que nos convoca a defender el Derecho Internacional y la plena vigencia de los propósitos y principios que consagra la Carta de las Naciones Unidas.

No es posible permanecer neutrales ante la amenaza del uso de la fuerza o el uso de la fuerza contra países No Alineados.

Reitero nuestra enérgica condena a las inaceptables e injustificadas sanciones unilaterales impuestas por el gobierno de los Estados Unidos a la hermana República Bolivariana de Venezuela; a las políticas que estimulan la violencia golpista; a la arbitraria e inusitada declaración de ese país como una amenaza inusual y extraordinaria a la seguridad nacional de los Estados Unidos y a las acciones que persiguen el derrocamiento del gobierno constitucional y la destrucción de la Revolución bolivariana y chavista que lidera el presidente Nicolás Maduro Moros.

Para el Movimiento de Países No Alineados es inaceptable la amenaza de intervención militar o de destrucción contra cualquiera de sus Estados miembros, aún cuando existan temas en los que habría que reconocer la existencia de opiniones diversas o incluso de diferencias entre nosotros.

La esencia del No Alineamiento implica el rechazo inequívoco, tajante y directo a las amenazas del uso de la fuerza y al uso de la fuerza contra cualquiera de los Estados miembros de nuestro Movimiento.

Convoco a la solidaridad del Movimiento de Países No Alineados con la República Bolivariana de Venezuela y al rechazo a la amenaza de los Estados Unidos contra ella.

Cuba se opone a todas las medidas coercitivas unilaterales contra cualquier país, las que son incompatibles con el Derecho Internacional, dañan a los pueblos y contravienen los fundamentos del sistema multilateral.

Los daños humanos y económicos que provoca el bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por los Estados Unidos contra Cuba son extraordinarios y crecientes.

El bloqueo se intensifica y también su aplicación extraterritorial.

Se ha producido un retroceso en las relaciones bilaterales entre Estados Unidos y Cuba, como habrán tenido ustedes oportunidad de notar en el discurso inaceptable y agresivo del presidente Trump en el día de ayer.

Reitero que la disposición al diálogo con los Estados Unidos es invariable por parte del gobierno cubano, pero no haremos ninguna concesión en materia de soberanía y asuntos internos.

Agradezco profundamente el apoyo del Movimiento de Países No Alineados a Cuba durante largas décadas en la lucha contra el bloqueo y reitero que el próximo 1ro de noviembre se presentará nuevamente ante la Asamblea General el proyecto de resolución titulado “Necesidad de poner fin al bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por los Estados Unidos contra Cuba”.

Compañero presidente, estimadas y estimados, ministros y representantes ante el Movimiento de Países No Alineados,

Consideramos que el Movimiento afronta una hora crucial en la que es imposible permanecer callados y es inevitable actuar juntos, en estrecha unidad, por encima de cualquier diferencia; para preservar el Derecho Internacional, la soberanía, la justicia, la seguridad y la prosperidad verdaderas de los países del Sur.

Muchas gracias.

(Cubaminrex)

Abre hoy al tránsito el túnel de la bahía de La Habana

22 septiembre 2017 | +



El túnel está en condiciones de recibir a los más de 34 mil vehículos que lo transitan diariamente. Foto: Radio Rebelde

Tras dos semanas de intensas labores, el túnel de la bahía de La Habana, el más importante de la capital y que quedara inundado por las penetraciones del mar que provocó el huracán Irma, reabrirá al mediodía de este viernes.

El túnel está en condiciones de recibir a los más de 34 mil vehículos que lo transitan diariamente, aseguró a la ACN Raúl Díaz Guadarrama, director del Centro Nacional de Vialidad.

Subrayó que el vial fue inspeccionado minuciosamente por especialistas del Centro de Investigaciones de la Construcción y personal de las Fuerzas Armadas Revolucionarias, quienes despejaron cualquier duda respecto a su seguridad.

Los trabajos de recuperación comenzaron inmediatamente después del paso del huracán, con la evacuación del agua que inundó el túnel, para posteriormente restablecer todos los sistemas técnicos.

En tal sentido, los semáforos instalados son nuevos y el alumbrado combina luces con la tecnología LED, junto con otras de tonalidad amarilla, lo que mejoró sustancialmente el sistema de señales y de iluminación, abundó Díaz Guadarrama.

Por su parte, el Capitán Noel Oliva, jefe de Operaciones de la Dirección Nacional de Tránsito, explicó que no obstante la reapertura del túnel, el Malecón sigue bajo labores de mantenimiento, por lo que la circulación al salir del vial se realizará por vías alternativas.

Los usuarios podrán tomar derecha al salir del túnel y seguir por Zulueta hasta la calle Reina; también pueden girar en Prado hasta incorporarse a Neptuno o Reina, o continuar por San Lázaro, precisó el oficial.

Oliva llamó a extremar las medidas de precaución ante el incremento del tránsito vehicular por esas calles, así como a respetar las indicaciones de los agentes en la vía y a prestar atención a las señales dispuestas para esta coyuntura.

Unas 80 personas pusieron su empeño para la recuperación total del túnel, que figura entre las siete maravillas de la ingeniería civil cubana, y a su vez, constituye uno de los más importantes viales de la urbe capitalina.

(Tomado de ACN)

jueves, 21 de septiembre de 2017

Banco holandés bloquea la ayuda a los damnificados de Cuba

Prensa Latina, septiembre 21, 2017


Tomado de Sierra Maestra

El banco holandés ING obstaculizó el envío de ayuda a Cuba por los daños que ocasionara a esa isla el huracán Irma, al negarse a depositar un donativo en la cuenta de la Asociación de Amistad RFA-Cuba.

Con el argumento de que el ING no lleva a cabo transacciones que tengan ‘referencia directa o indirecta a ciertos países’, en concreto Cuba, Irán, Corea del Norte, Sudán y Siria, esa entidad financiera rechazó el recibo y la transferencia de la suma, de un amigo de esa isla antillana radicado en los Países Bajos, señaló la Asociación, citada por Cubadebate.

ING también declaró a la Asociación: ‘Relacionado con la política arriba descrita no podemos llevar a cabo su pedido. La suma será depositada nuevamente en su cuenta’.

Según la nota de esa organización de amistad, desde el impacto de Irma a Cuba, el penúltimo fin de semana, recibió más de 60 mil euros en su cuenta, cifra que no basta para cubrir los daños materiales que Irma dejó en el país caribeño, más las donaciones siempre son bienvenidas y necesarias, sostuvo la organización.

En esta situación, el banco holandés se convierte en un factor de bloqueo, aliado de las políticas adversas de Estados Unidos frente a Cuba, comentó.

La Asociación de Amistad RFA-Cuba -refiere el sitio digital cubano- declara que la normalización necesaria de las relaciones entre Cuba y los estados miembros de la Unión Europea (UE) sólo puede ser posible a través del fin del bloqueo de Estados Unidos contra esa isla caribeña, el cual todavía es apoyado por algunos estados miembros de la UE.

En ese bloque de naciones existen condiciones recrudecidas contra la mayor de las Antillas, para transacciones y aumentos extras de costos para fletes o créditos. El ejemplo del banco ING muestra que tan sólo nuestro nombre (en el que la palabra ‘Cuba’ es parte natural) puede ser un obstáculo del intercambio económico y financiero para con Cuba.

La Asociación llamó a todos los seres de buena voluntad a resistir el bloqueo contra Cuba y ayudar a su pueblo justamente ahora cuando por Irma se lamentan daños millonarios.

En este empeño Cuba jamás se someterá, cualquiera que sea el obstáculo que se le ponga en el camino. Cuba será libre mientras opta por el camino al socialismo, concluyó.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...