"De pensamiento es la guerra mayor que se nos hace: ganémosla a pensamiento" José Martí

lunes, 24 de abril de 2017

Manipulan información sobre violencia golpista


Correo del Orinoco

El pueblo venezolano encara una espiral de violencia golpista, denunciada por el Estado, que ha dejado en lo que va de abril 20 muertes, ataques a bienes públicos y establecimientos privados, producto de acciones promovidas por grupos que buscan fomentar un clima de ingobernabilidad.


Las pérdidas humanas son utilizadas por voceros de la derecha para proyectar un discurso mediático sobre “la brutal represión” de las fuerzas de seguridad contra los opositores, como ocurrió con el caso de Jairo Johan Ortiz Bustamante, asesinado el 6 de abril, en el sector Montaña Alta de Carrizal, capital de Miranda.

La manipulación fue repudiada enérgicamente por el padre de Ortiz, quien aclaró que su hijo no se encontraba en la protesta ni militaba en partido alguno.

Tras el homicidio de Ortiz han sido registrados 19 fallecimientos: Daniel Alejandro Queliz Araca, el pasado 10 de abril, hecho por el que dos efectivos de la Policía de Carabobo (Policarabobo) fueron privados de libertad; Miguel Antonio Colmenares, quien fue baleado por grupos violentos, y Bryan Principal, a quien le dispararon desde un vehículo en marcha cuando ocurrían acciones vandálicas frente al urbanismo Ciudad Socialista Alí Primera de Barquisimeto. Los dos últimos hechos ocurrieron en el estado Lara el 11 de abril.

El día en que murieron Colmenares y Principal -que, de acuerdo con sus familiares no participaban en manifestaciones- resultó herido Gruseny Antonio Canelón en otro foco de violencia activado en la entidad centro occidental. Murió dos días después.

El pasado 19 de abril, cuando la llamada Mesa de la Unidad Democrática (MUD) convocó a una movilización nacional, murió por impacto de bala Carlos José Moreno, de 17 años de edad, estudiante de Economía de la Universidad Central de Venezuela. Se presume que el hecho, ocurrido en San Bernardino, Caracas, fue producto del hampa común, pero medios de difusión privados la atribuyeron a un hecho represivo.

Ese mismo día cayeron Paola Ramírez, de 23 años, tras recibir un disparo propinado por Iván Alexis Pernía Dávila, militante activo del partido Vente Venezuela, en San Cristóbal, Táchira, y el sargento segundo de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) Niumar José San Clemente Barrios, quien fue baleado mientras realizaba labores de resguardo del orden público en San Antonio de los Altos, estado Miranda.

Asimismo, entre el jueves 20 y viernes 21, en hechos violentos ocurridos en El Valle murieron Jairo Ramírez, de 45 años de edad; William Marrero, de 33; Robert Centeno, de 29; Jonathan Meneses, de 27; Elio Pacheco, de 20; Estiverson Zamora, de 29; Kevin León, de 30; Francisco González de 34; Ramón Martínez de 29; y dos adolescentes de 15 y 17 años de edad. Algunos murieron electrocutados y otros por heridas causadas por armas de fuego.

El 21 de abril también falleció por impacto de bala Melvin Guaitán, en Petare, Miranda. El Ministerio Público investiga las circunstancias del asesinato.

Estos hechos son usados por dirigentes de la extrema derecha, con respaldo de las corporaciones mediáticas, para alimentar el discurso de supuesta ingobernabilidad y ataques a la población civil. En contraste, los medios silencian la vinculación de dirigentes como Julio Borges con la coordinación del plan golpista, como denunció esta semana el presidente de la República, Nicolás Maduro.

Rusia advierte a EE.UU. de que es "inaceptable" la escalada de tensión en la península coreana


Publicado: 24 abr 2017 13:36 GMT | Última actualización: 24 abr 2017 18:34 GMT

Además, censuró las acciones de Corea del Norte e instó a las dos países a sentarse en una mesa de negociaciones para resolver sus diferencias.


Damir SagoljReuters

El viceministro de Exteriores de Rusia, Serguéi Ryabkov, ha instado a EE.UU. a mantener la calma respecto a la difícil situación que se vive en la península coreana y a evitar la escalada de tensión que está produciendo su envío de un contingente de buques de guerra a la región, informa la agencia RIA Novosti.

"Nuestra posición se resume en que es inaceptable una escalada de tensión" en la región, pero aquellos que "conscientemente" se inclinan por esta opción tienen que "asumir una gran responsabilidad", comentó Ryabkov este lunes en una rueda de prensa.

"En el mundo ya existen demasiados puntos calientes como para deliberadamente subir la temperatura en otro más a pesar de todas las advertencias. Una vez más hacemos un llamado a Washington, así como a otros países de la región, para que mantengan la calma y se guíen por el sentido común sin importar los aniversarios que se celebren. Aquí la cuestión no está en las fechas, sino en el enfoque", agregó el viceministro ruso.

Jalón de orejas a Pionyang por sus acciones "desafiantes"

Se estima que Corea del Norte podría llevar a cabo este 25 de abril el lanzamiento de un misil o una nueva prueba nuclear con motivo del 85.º aniversario de la fundación del Ejército Popular Norcoreano. A raíz del aumento de la tensión en la península coreana con el último lanzamiento fallido de un misil por parte de Pionyang, el Pentágono ordenó movilizar al portaaviones USS Carl Vinson y a su grupo de ataque y dirigirlo hacia el mar de Japón.

Al mismo tiempo, Rusia ha condenado las acciones "desafiantes" adoptadas por Pionyang, que violan las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU. "Esto es motivo de grave preocupación. Es absolutamente anormal y merece una condena enérgica", declaró el director del Departamento de No Proliferación y Control de Armamentos del Ministerio de Exteriores ruso, Mijaíl Uliánov.

El funcionario lamentó además que ni EE.UU. ni Corea del Norte prefieran optar por el diálogo para resolver la crisis que mantiene en vilo al mundo, a pesar de que Rusia y China han instado a las partes a retomar las negociaciones y abstenerse de intensificar sus fuerzas militares en la península coreana. "Hasta el momento, por desgracia, parece que nadie tiene una fórmula que ayude a salir del problema", agregó Uliánov.

Reparaciones: Esfuerzo y consagración vs. chapucería (+ Fotos)

Escrito por Paquita Armas Fonseca/Fotos de la autora

En los últimos meses en La Habana se han reparado numerosas instalaciones, algunas, como un grupo de fuentes, con función ornamental y que han requerido esfuerzos constructivos, en algunos casos de valor patrimonial.

Hospitales han recibido reparaciones capitales y se han construido o adaptado un número importante de mercados agropecuarios/industriales, además de edificios multifamiliares.

Se han rescatado cafeterías y restaurantes, el emblemático El Cochinito entre ellos, que ofrecen variadas opciones de comestibles y en horarios aplaudibles, por todos los que en un momento necesitan comerse un pan “con algo” o quieren invitar a almorzar a su pareja o a su amigo.

Por televisión y también en vivo (en el caso de Santiago de Cuba y Granma) he sido testigo de inauguración de centros productivos, asistenciales, educacionales y de todo tipo, como la colosal tarea de rehacer el puente hecho añicos por el huracán Mathew en Baracoa.

Lo cierto es que de la punta de Maisí a San Antonio se ven construcciones que nos llenan de regocijo a aquellos que queremos el crecimiento sostenible de Cuba. Cada vez que veo una columna que se levanta o un techo que se echa, me siento feliz.

Así he estado durante los últimos meses por el trabajo en las aceras de la calle 17 del Vedado, desde D hasta Paseo. Por lo menos en esa calle no tendría que caminar por el centro, porque el buen estado de sus aceras me permitiría andar sin preocuparme de los huecos. El embullo se me ha enfriado en la medida que trascurren más semanas y rompen más tramos de aceras… sin terminar otros.



Pero, lo que me ha hecho escribir estas líneas es ver dos grandes árboles que son asesinados poco a poco en esa vía. Las fotos lo dicen: el cemento copa y se derrama seco alrededor del tronco, con raíces cubiertas por ese material constructivo (dañino para la vida vegetal).

Hablo de asesinato porque me han dicho que la mezcla puede filtrarse hasta las raíces y matarlas, y cuando no sucede eso entonces esas longevas raíces suben, y rompen la acera al cabo de unos meses de ser reparada.

¿Por qué dilapidar no solo dinero y materiales, sino el esfuerzo de constructores que bajo el sol sudan al romper lo que queda de las aceras? ¿Acaso es justo que en algún lugar del país suceda esto cuando se trata de la imperiosa necesidad de mejorar el hábitat de todos los cubanos?



El cemento derramado de esa manera chapucera (no hay otro nombre) ocurrió dos meses atrás, y he esperado pacientemente para que “alguien” se dé cuenta de esa barbaridad. No ha sucedido. Hay desidia.

Es un contrasentido que ejemplos negativos como este empañen toda una gestión a nivel nacional proyectada -a pesar de la crisis financiera que nos afecta- a elevar en nivel de vida de cubanos y cubanas.



Redacción Digital | abril 24, 2017 en 7:28 am | URL: http://wp.me/

Estudio alerta sobre retroceso de publicaciones científicas en Cuba

El país ocupa el séptimo lugar en cuanto al número de artículos publicados y citados en América Latina.




Las ciencias de la salud abarcan más de la mitad del total de publicaciones científicas en Cuba.

Foto: Jorge Luis Baños_IPS

La Habana, 24 abr.- La producción cubana de artículos científicos respecto a América Latina cayó en 60 por ciento desde 1999, pese a que la nación caribeña exhibe la más alta tasa per cápita en cuanto a formación de doctores en Ciencia en el área, advierten especialistas. 

Llaman la atención, además, sobre la escasa utilidad que tiene la mayoría de las revistas científicas nacionales en la divulgación internacional de los resultados investigativos generados en las últimas dos décadas.

En 2014, el país se ubicó en el nivel más bajo respecto a la publicación de artículos en revistas especializadas, reveló el artículo La ciencia cubana vista a través de sus publicaciones: una revisión de los últimos 19 años (http://www.sld.cu/noticia/2017/03/26/la-ciencia-cubana-vista-traves-de-sus-publicaciones-una-revision-de-los-ultimos-1).

Si a fines del siglo XX Cuba contribuía con 4,24 por ciento de todos los artículos científicos producidos en la región latinoamericana, hace tres años dicha cifra descendió a su punto más bajo, 1,71 por ciento, apenas 40 por ciento de la producción relativa al mejor año de 1999, informó el texto.

Los autores del artículo, Lila Castellanos (Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología), Carlos Rodríguez (Universidad de La Habana) y Peter Valdés (Centro de Neurociencias), recordaron que Cuba sobrepasó escasamente de 2011 a 2013 los 2.000 artículos citables anuales y cayó a 1.779 artículos en 2014.

En igual periodo, Brasil sobrepasó como promedio los 55.000 textos referenciales, México se acercó a los 20.000 e incluso Colombia, que hasta 2003 producía menos artículos científicos que Cuba, la superó a partir de 2005 para oscilar alrededor de los 6.500.

De manera general, la nación caribeña ocupa el séptimo lugar en cuanto al número de artículos publicados y citados en América Latina.

Recuerdan los autores que los artículos científicos publicados en revistas arbitradas constituyen la principal forma de comunicación y difusión de los resultados de las investigaciones en la mayoría de los campos de la ciencia.

De acuerdo con el Science Citation Índex (SCI), una base bibliográfica que indiza las revistas consideradas las más relevantes a nivel internacional, la producción mundial de artículos científicos creció de 2008 a 2014 en 23 por ciento.

En dicho periodo, la generación de textos especializados en América Latina se elevó en un 30 por ciento, contrario a Cuba donde cayó siete por ciento, contrastó el estudio.

Según la fuente, las ciencias de la salud abarcan más de la mitad del total de publicaciones en Cuba, seguida por las ciencias básicas y, muy distantes de las anteriores, las agropecuarias e ingenierías.

Llama la atención que de 2004 a 2011 se graduaron como promedio en el país unos 620 doctores en Ciencias, lo que respecto a su población de 11,2 millones de habitantes le confiere un índice de 5,53 por ciento por 100.000 habitantes.

Tal cifra ubica a Cuba como líder en Latinoamérica, ligeramente superior a la de Brasil (5,42 por ciento), pero es 2,49 veces el de Argentina; 1,83 veces el de México; 2,7 veces el de Chile y 2,88 el de Costa Rica.

Los autores hacen notar que la producción de propiedad intelectual evaluada por las solicitudes de patentes de Cuba por cada 100.000 habitantes ha seguido la misma tendencia de las publicaciones, de 1,3 por ciento registrado en 2002 y 2003, a un 0,2 en 2013, cuando se alcanzó su valor más bajo.

Aunque el número de revistas certificadas por el Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente creció anualmente hasta llegar a 162, solo la Revista Cubana de Medicina Tropical exhibe un índice h superior a 10, indicador que expresa la repercusión internacional de los artículos publicados.

Sugieren los especialistas que algunas de las posibles causas de tal comportamiento radican en un posible debilitamiento del potencial científico por la crisis económica iniciada en 1990, la carencia de políticas de promoción y estímulo a las publicaciones científicas y normas débiles en cuanto a la publicación de los resultados de las tesis de doctorado.

Por ello recomiendan adoptar políticas de promoción y estímulo a las publicaciones, el establecimiento de normas más exigentes para la publicación de los resultados de las tesis de doctorado, el perfeccionamiento del sistema nacional de revistas científicas, el incremento de los artículos de las ciencias sociales, pedagógicas, económicas y las humanidades y la ampliación de la colaboración internacional.

Asimismo, abogan por un sistema de estímulo a la productividad individual de los científicos que logre un adecuado balance en la retribución de los distintos productos de su actividad.

El propósito es alertar a la comunidad científica local y los decisores en el campo de la ciencia sobre el retroceso relativo en el contexto de crecimiento notable en Latinoamérica y el mundo, facilitar el análisis crítico de la situación y promover la adopción de acciones efectivas, concluyen. (2017)


ONU no halla prueba de culpabilidad de Siria por ataque químico



El presidente de Siria, Bashar al Assad, ha reiterado en varias oportunidades que su Gobierno no posee armas químicas, sin embargo, acusó a los extremistas de perpetrar este ataque para perjudicar su gestión. | Foto: Reuters
Publicado 22 abril 2017

9

El equipo de expertos internacionales enviados por la ONU a Siria no halló evidencias que demuestren el uso de armas químicas por parte de Damasco contra la población.

La Comisión Investigadora del Consejo de Derechos Humanos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) para Siria no encuentra vínculos entre el ataque aéreo de Estados Unidos (EE.UU.) contra ese país y el supuesto uso de armas químicas en la provincia siria de Idlib. 

“No hemos descubierto ninguna relación entre el bombardeo y las emisiones de gas…Hay varias versiones, pero no las hemos comprobado”, informó este viernes el presidente de la Comisión Investigadora de la ONU, Paulo Sérgio Pinheiro, durante una rueda de prensa.


El equipo de investigadores de la ONU tampoco logró identificar la aeronave utilizada para realizar el ataque químico.​​​​​​






Video: Siria y Rusia piensan que EEUU no investigará ataques químicos http://bit.ly/2pI4hNE #ConflictoEnSiria #Idlib


Pinheiro apuntó que para ampliar la investigación en el terreno los miembros de la comisión internacional hablan con los testigos del área afectada y expertos. Además, analizan materiales audiovisuales y fotografías.

El Gobierno sirio entregó en 2014 su arsenal de armas químicas a la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ). A principios de 2016 este organismo internacional anunció la destrucción total de esas armas. 

El ataque químico en la provincia siria de Idlib se produjo el pasado 4 de abril durante los enfrentamientos entre las fuerzas del Ejército gubernamental sirio y la oposición armada, que controlaba la ciudad.

El hecho se cobró la vida de decenas de personas, entre ellos niños.


EE.UU. acusa a Damasco de utilizar armas químicas sin mostrar prueba alguna que justifique sus agresiones unilaterales hacia esa nación árabe. 

Entretanto, el Gobierno de Bashar al Assad niega los vínculos del supuesto ataque con sus fuerzas armadas y señala como culpables a los terroristas.

domingo, 23 de abril de 2017

OFICIAL: Marine Le Pen y Emmanuel Macron se disputarán la presidencia francesa en la segunda vuelta


Publicado: 23 abr 2017 18:02 GMT | Última actualización: 23 abr 2017 23:50 GMT

El candidato de En Marche! logra el primer lugar tras el escrutinio de la primera vuelta de las presidenciales francesas, según datos oficiales del Ministerio del Interior galo.


Tras el escrutinio de casi el 92 % de los votos, el candidato a la presidencia del partido En Marche! Emmanuel Macron se impone con el 23,72 % de los votos a su principal rival Marine Le Pen, del Frente Nacional, que consigue el 21,90 %, según datos oficiales del Ministerio del Interior.

Con este resultado, Le Pen y Macron pasan a la segunda vuelta de las presidenciales francesas, que tendrá lugar el próximo 7 de mayo. 

Por su parte, el ex primer ministro François Fillon ha acabado en tercer lugar con el 19,92% de los votos emitidos. El candidato ya ha reconocido su derrota ante sus seguidores, informa la agencia Reuters. 

El presidente de la Cámara de Comercio de España en Francia, José Miguel García, ha asegurado a RT que el país galo vive "un nuevo esquema político" dado que "una persona sin partido" y una candidata de ultraderecha que "está en contra de las instituciones" han pasado a segunda vuelta. Es el primer caso en la historia moderna de Francia en que la fase definitiva de las presidenciales se celebre sin la concurrencia de un candidato de uno de los principales partidos.

Fillon ya ha anunciado su apoyo ante la segunda vuelta a Macron, al que calificó de "golden boy", recoge Reuters. El candidato de En Marche! también ha sido felicitado desde fuera de Francia, como el del presidente de la Comisión Europea Jean-Claude Juncker, que le ha deseado mucha suerte en el futuro. Asimismo, Macron ha recibido el apoyo del portavoz del Gobierno alemán, Steffen Seibert, que ha defendido una "Unión Europea fuerte y la economía social de mercado". 

Mientras tanto, el candidato por el partido Francia Insumisa, Jean-Luc Mélenchon, ha evitado a apoyar a ninguno de los candidatos que se verán las caras en la segunda vuelta, recoge la agencia RIA Novosti. 
Le Pen consigue los mejores resultados del Frente Nacional

Con 6.980.983 votos ya escrutados a su favor, Marine Le Pen ha establecido un récord para su partido, según los medios franceses. El jefe de su campaña, David Rachline, ha asegurado que la candidata del Frente Nacional "puede unir a los franceses y defender Francia". Por su parte, Macron ha pedido que todos los franceses se unan contra la candidata del Frente Nacional.

Jean-Marie Le Pen, padre de la candidata, ha asegurado a una televisión francesa que la población gala "puede confiar" en su hija "si tienen los ojos abiertos" y votar a su favor en vez de por "un candidato misterioso". Además, Matteo Salvini, líder del partido ultraderechista italiano Liga Norte, ha felicitado a Le Pen a través de su cuenta de Twitter por el resultado obtenido y ha asegurado que "es hora de liberarse de la celda de Bruselas".

Cerca de 45 millones de franceses estaban llamados a las urnas para elegir al sucesor del actual mandatario, el socialista François Hollande, en medio de la crisis política que vive el país galo como consecuencia directa de la difícil situación económica y el elevado índice de desempleo.
Protestas en el cierre de los colegios electorales

El día de las elecciones presidenciales francesas las protestas registradas en el centro de París han derivado en enfrentamientos con la Policía. Los agentes de seguridad han empleado bombas de humo y gas lacrimógeno contra los manifestantes que se encuentran en la plaza de la Bastilla.

Asimismo se han registrado enfrentamientos en las ciudades de Rennes y Nantes. Los manifestantes pretenden organizar una 'noche de las barricadas'. Se espera que la protesta tenga lugar en 13 ciudades francesas.
Emmanuel Macron

El representante del partido En Marche! y exministro de Economía del Gobierno de François Hollande, propone un gobierno socioliberal: progresista en lo social y liberal en lo económico y empresarial. El candidato de 39 años defiende el mercado único y la Unión Europea, y propone la ejecución de una reforma en la administración pública.


"La primera vuelta electoral en Francia se ha convertido en un referéndum a favor o en contra de la globalización".
David Rachline, jefe de campaña de la candidata del Frente Nacional, Marine Le Pen



Marine Le Pen

La candidata del Frente Nacional e hija del fundador del partido de extrema derecha, de 48 años, es defensora de una política nacionalista. Propone acabar con la libre circulación de personas y limitar la llegada de inmigrantes, erradicar el islamismo de suelo galo, abandonar el euro, realizar un referéndum para la salida de Francia de la Unión Europa y promover un fuerte programa de proteccionismo económico.







sábado, 22 de abril de 2017

DECLARACIÓN DEL ESTADO DE SITIO EN BOLIVIA.

Por Froilán González y Adys Cupull

Después de los combates del mes de mayo, los guerrilleros continuaron la marcha. El día 4 de junio los azotó un frente frío conocido en Bolivia como su­razo con lluvia fina que duró toda la noche y continuó al día siguiente. Acamparon cerca del Río Grande, el frío era intenso y se agruparon en torno a una hoguera. El 6 encontraron a cuatro campesinos, la señora de uno de ellos les ofreció alimentos, cola­boró en la comida y les proporcionó in­formación, sobre la distancia a Puerto Camacho y la presencia de 50 soldados en ese lugar.

El día 7 de junio hallaron jocos (calabaza de cascara dura), caña, guineos (especie de plátanos) y frijoles. Al día siguiente continuaron la marcha acompañados de los frentes fríos. El agua casi helada impidió que los nadadores cruzaran el Río Grande, pero pescaron un dorado. El Che decidió queCoco (Roberto Peredo), Pacho (Alberto Fernández Montes de Oca), Aniceto (Aniceto Reynaga Gordillo) y Ñato (Luis Méndez Korner) buscaran una chalana con el campesino donde estuvieron acampados. Una avioneta sobrevoló la zona.

Los guerrilleros chocaron con la compañía Trinidad, comandada por el Ca­pitán Faustino Rico Toro, considerado como uno de los mejores militares bolivianos, por su arrojo y valor, aumentado por las historias de sus amigos y admiradores, quien envió al Estado Mayor un parte donde reveló que cuando efectuaba una exploración siguiendo la orilla norte del Río Grande, sorpresivamente recibió fuego de automáticas pro­cedente de la orilla sur en la región de El Cafetal.

Informó que le ocasionaron la muerte de Antonio Melgar; heridos Eladio Arias y un soldado sin mayor gravedad, que concentró fuego de mortero y ligeras sobre el enemigo, presumiendo cuatro bajas, según gritos de dolor escuchados en diferentes partes y de órdenes verbales para retirarlos, pero la información no correspondía con la realidad, porque los guerrilleros no habían sufrido ninguna baja.

Faustino Rico Toro por los supuestos gritos de dolor, por el caudaloso Río Grande por medio, llegó a calcular las bajas. El Gobierno difundió la falsa información de que entre los guerrilleros muertos se encontraba Inti Peredo.

Fue una nueva derrota del ejército, aunque éste aprovechó para dar a conocer la composición de la guerrilla y la naciona­lidad de sus componentes. Sobre esto el Che escribió el día 12 que se anunció tres muertos, entre ellos, Inti, la composición extranjera de la guerrilla: 17 cu­banos, 14 brasileros, 4argentinos, 3 peruanos, que los cubanos y pe­ruanos correspondían a la realidad y qué habría que ver de dónde sacaron la noticia.

El Comando de Camiri ordenó el desplazamiento de la compañía que se encontraba en Abapó con 158 hombres, con ametralladoras livianas y ligeras, mor­teros de 60 mm y lanzacohetes, mientras el 13 de junio el Che escribió que lo interesante era la convulsión política del país, la fabulosa canti­dad de pactos y contra pactos que había en el ambiente y que pocas veces se había visto tan claramente la posibilidad de catalización de la guerrilla.

El 14 de junio el Che cumplió 39 años y recordó el de su hija Celia. Ese día acamparon cerca de una aguada, al lado del fuego por el intenso frío. Cocinaron un sopón de frijoles y un poco de maní mo­lido con maíz. Los campesinos los guiaron y ayudaron a abrir caminos e informaron que faltaban 3 kilómetros para llegar hasta el río Rosita, comieron sopa de maní, palmito de totaí (especie de palmera) hervido y salteado con manteca. El 16 cruzaron el Río Grande y dejaron el territorio de la IV División para entrar en el de la VIII.

El 18 de junio encontraron maíz, yuca, caña y un trapiche para molerla, al día siguiente continuaron la marcha y llegaron a un rancho, con tres casas, deindios muy ariscos que al verlos huyeron al monte. Pacho narró que continuaron el camino hasta el caserío donde una india le daba el pecho al hijo y lo invitó a comer unos tomates hervidos. Los niños eran lindos y estaban cubiertos con pañuelos por la cantidad de insectos.

Por relatos de Benigno se conoce que Pacho los cargó, los cubrió con su abrigo y uno se durmió en sus brazos y cuando lo llevó a dormir, el lugar era un rincón en el suelo, en unos pedazos de cuero y se tapaban con una especie de forros, hechos jirones y les regaló su colcha.

Los muchachos de ese caserío ayudaron a los guerrilleros a recoger boniatos y otras viandas. Refirió Pacho que, al regresar, el Che estaba sacando muelas, tenía dos mucha­chos y cuatro hombres en cola. Él le buscó un nuevo cliente y le prestó ayuda acomodándole a uno de ellos. El 21 de junio el Cherecordó el cumpleaños de su mamá y escribió: “Después de dos días de profusas extracciones dentales en que hice famoso mi nombre de Fernando Sacamuelas (a) Chaco, cerré mi consultorio y salimos por la tarde; caminando poco más de una hora. Por primera vez en esta guerra salí montado en un mulo […]

Pacho subrayó que los muchachos identificaron al Che como el viejito saca muelas. Benigno mencionó que realizó muchas extracciones y junto al Moro (Octavio de la Concepción de la Pedraja) operó a un campesino de un lobanillo, en un ambiente de confianza, de solidaridad y donde los campesinos ve­nían confiados para recibir atención a sus enfermedades,

En 1984 llegamos al caserío de Abapó, donde existe un puesto de policía de camino en la margen norte del Río Grande. Un grupo de indias vendían alimen­tos, canastos con pan de batalla y tortas, fogones al aire libre, mesas, bancos y unas ollas grandes con los alimentos humeantes, listos para comer.

Hacía varios días que llovía, el fango lo cubría todo, en los charcos las indias descalzas se metían en ellos cada vez que llegaba un auto­móvil o una flota (ómnibus) para ofrecer sus productos, el conjunto nos recordó un remolino de abejas u hormigas. Los niños jugaban en aquella podredumbre, no parecía importarles el agua que en forma de llovizna caía continuamente, el fango o el frío. La comida que ofrecían estaba cubierta con viejos náilones. Todo parecía que estaba impregnado de fango.

Averiguamos dónde podíamos conseguir gasolina y nos orientaron a la casa de Hugo Melgar. El combustible lo almacenaba en viejos bidones de los cua­les había que sacarlo cubo a cubo. Tendría unos 45 años de edad, delgado y al pa­recer muy enfermo, nos dijo que en Abapó se concentró la compañía de Faustino Rico Toro, a quien describió como un Coronel muy importante, porque había viajado como Em­bajador a varios países y hasta en la China había estado.

Señaló que el campesino Vicente Gálvez le contó que los guerrilleros dejaron una linterna encendida en un árbol y colocaron papeles amarrados, que daba la impresión de lejos, que eran guerrilleros que se movían y hacían ruido por la brisa. El ejército todas las noches hacía fuego y "me­tía balas" contra la linterna, pensando que eran los guerrilleros, el aire la movía y más balas metían.

Mencionó que todos los pobladores se habían ido du­rante la guerrilla, por los desmanes del ejército y afirmó “Se co­metieron muchos excesos, demasiados excesos…, apresaban a los campesinos y a los viajeros que llegaban a Abapó y aunque fueran ajenos a la guerrilla los interrogaban, los atropellaban, eran abusivos, para que hablen, para que digan, para que delaten".

“...No estábamos de acuerdo con esas cosas, porque todos estábamos aterrorizados. Los militares eran temidos, ellos llamaban a un campesino y todo el mundo se ponía a temblar del pánico, porque cualquier cosa podía suceder…”

Melgar contó que en Moroco vivió una muerta varios años, que el Che hizo vivir. Benigno señaló que podría tratarse de una señora que el Che le extrajo una muela y al poco rato los campesinos comenzaron a gritar que se había muerto. El Che le puso una inyección y despertó como si no hubiera pasado nada.

Según los partes militares los guerrilleros realizaban ataques relámpagos y se movían con gran rapidez. El Alto Mando admitió públicamente que las tropas gubernamentales estaban desconcertadas ante las nuevas acciones guerrilleras.

Durante el mes de junio, para el gobierno de Barrientos fue de verdadera crisis. El malestar generalizado, las marchas de protes­tas, la represión brutal contra los manifestantes. Voceros del régimen señalaban que los estudiantes eran los pro­motores de un plan subversivo para derrocar al gobierno constitu­cional, se incluían a los militantes del par­tido Movimiento Nacionalista Revolucionario (MNR) y otras organizaciones y partidos de izquierda, a los que acusaban de extremistas.

La revista Crítica, dirigida por el reconocido periodista boliviano Juan José Capriles, en un reportaje denunció varios crímenes cometidos por las autoridades y el Ejército. Describió las condiciones espantosas en que vivían los soldados, con los pies llagados, cubiertos con trapos, sin alimentos, ni recursos médicos.

También refirió que los dos oficiales muertos en el combate del 10 de abril, los tenientes Luis Saavedra Arambel y Jorge Ayala Chávez, los habían envíado como castigo a la zona de combate, porque eran oficiales jóvenes que criticaban el clima represivo que se vivía dentro del ejército.

Afirmó que el nominativo de “guerrillero” se aplicaba a todos los que criticaban al Gobierno. Cuando se quería arruinar o destruir a un comerciante o pequeño industrial para favorecer a otros, lo denunciaban como colaborador de la guerrilla y la represión caía sobre él, sin investigar ni aclarar la denuncia.

Relató que altos funcionarios, políticos, militares o jefes de la policía cuando se interesaban por la esposa o novia de alguien, lo acusaban de guerrillero, aterrorizaban, y obligaban a salir de la ciudad. Si la persona era influyente lo presionaban hasta que tomaba un avión rumbo al exilio. Las casas allanadas, generalmente eran saqueadas, y todas las pertenencias y objetos de valor, robados.

Denunció que los malos tratos contra los soldados, originó un movimiento denominado “Los Sargentos”, quienes denunciaron los atropellos y las arbitrariedades de la oficialidad y abogaban por no combatir. En su revista publicó que los Sargentos señalaban las diferencias de clases, y de salarios, que servían de "carne de cañón", en la guerra, donde ellos y los reclutas eran “el lobo feroz”, pero en la paz, recibían bofetadas y cualquier oficial tenía derecho a ultrajarlos y golpearlos.

Estas informaciones impactaron a la opinión pública e irritaron a Barrientos, quien manifestó en rueda de prensa que esa revista era un libelo infamatorio, un pasquín sensacionalista e indecente, y su director un mentiroso, carente de moral y ética profesional. A partir de ese momento, Juan José Capriles fue objeto de críticas y calumnias y el local de la revista fue allanado y recibió varias amenazas de muerte. Barrientos, ordenó que lo detuvieran y la revista confiscada.

Capriles fue hecho prisionero, acusado de enlace guerrillero. Un agente de la CIA lo interrogó y la revista Crítica fue desmantelada y todas las propiedades robadas. Ordenaron aplicarle la ley de fuga, la cual no se ejecutó porque el militar que debió cumplirla, lo conocía de un anterior exilio, que ambos compartieron y lo ayudó a escapar. De esa forma solicitó asilo político en la embajada de Uruguay en La Paz.

Los trabajadores de las minas Huanuni, Cataví, Siglo XX y otros distritos habían levantado la voz de protesta por la violenta represión a los es­tudiantes universitarios y secundarios que se manifestaron en La Paz y otras ciudades del país.

Ante estos hechos, el régimen decretó el estado de sitio y suspendió las garantías constitucionales. Se realizaron detenciones masivas, aumentó la represión e impidió una gran marcha de protesta de los mineros. Decenas de militantes de los partidos de oposición fueron arrestados.

Se crearon Comité de Vigilancia, en diversas poblaciones, especialmente en las minas y donde operaban las guerrillas, entre ellas en Gutiérrez, Lagunillas, Muyupampa, Tapera, Taperillas, Huscareta, Monteagudo, Florida, Samaipata, Postrer Valle, Alto Seco, Pucara, Vallegrande, Masicurí, Mairana y Mataral.

Comenzaron a circular insistentes rumores de golpe de Estado, donde se afirmaba que los coroneles Joaquín Zenteno Anaya, Marcos Vázquez Semperteguí y Juan Lechín Suárez se preparaban para derrocar al General Barrientos. El malestar dentro del ejército era completo, el Presidente antes de declarar el estado de sitio, pronunció un discurso en el que aseguró que no admitiría brotes disociadores, conspiraciones y amenazó con aplastar a los aventureros y a todo propósito de re­tornar al pasado.

El 24 de junio se reportaron luchas en las minas. El Gobierno aprovechó los festejos de la Noche de San Juan, para llevar a cabo la más grande masacre en la historia boliviana, cuyos 50 años se conmemoran este 2017. El Che escribió que la radio argentina dio la noticia de 87 víctimas y las bolivianas callaban el número. En el próximo artículo publicaremos el relato del sacerdote Gregorio Iriarte, sobre esos trágicos y criminales acontecimientos.

viernes, 21 de abril de 2017

Los estadounidenses que violan la ley para tratarse de cáncer en Cuba

Por: Linda Pressly
21 abril 2017 | +



“Por primera vez tengo esperanza”, dice Ingels, que tiene cáncer de pulmón en fase 4. Foto: BBC.

Después de medio siglo de sanciones a Cuba, por primera vez Estados Unidos está probando en Nueva York un medicamento para el cáncer desarrollado totalmente en la isla caribeña. Pero algunos pacientes estadounidenses con cáncer ya la están usando: desafiando el bloqueo, vuelan a Cuba para tratarse con Cimavax.

Durante los seis días que Judy Ingels, de 74 años, estará con su familia en la isla, recibirá sus primeras inyecciones de Cimavax, un medicamento que en estudios cubanos ha demostrado poder prolongar la vida de los pacientes de cáncer de pulmón durante varios meses, y en ocasiones, años.

Pero al viajar a La Habana desde su casa en California, Ingels está quebrantando la ley.

El bloqueo estadounidense contra Cuba está vigente desde hace más de 50 años, y aunque las relaciones entre ambos países mejoraron durante el mandato del ex presidente Barack Obama, buscar tratamiento médico en Cuba sigue estando prohibido para los ciudadanos estadounidenses.

“No me preocupa”, dice Ingles. “Por primera vez tengo esperanza”.

Un viaje “secreto”


Judy, su marido Bill y su hija Cindy se alojaron en La Pradera International Health Centre, al oeste de La Habana. Foto: BBC.

Ingels, que tiene cáncer de pulmón en fase 4, fue diagnosticada en diciembre de 2015. “Mi oncólogo en Estados Unidos dice que soy su mejor paciente, pero tengo esta enfermedad letal”, dice.

Su médico no sabe que ella está en Cuba. Cuando le preguntó sobre Cimavax, él no había oído hablar de él. “Pero nosotros hemos investigado mucho. Leí cosas buenas”, dice Ingels.

Desde enero de 2017, este medicamento cubano se ha estado probando clínicamente en pacientes de Buffalo, en el estado de Nueva York, pero todavía no está disponible para otros enfermos en Estados Unidos.

Ingels, su marido Bill y su hija Cindy se están alojando en el centro médico La Pradera, al oeste de La Habana.

Allí se trata mayoritariamente a pacientes extranjeros, como Ingels, que pagan por su atención médica. Pero con su piscina, sus palmeras y jardines, La Pradera se parece más a un complejo vacacional que a un hospital.

Ingels no es la única estadounidense dispuesta a saltarse la ley y a pagar miles de dólares para tratarse en Cuba: solo este año en La Pradera se han tratado 32 pacientes estadounidenses, además de unos 158 ciudadanos de otros países.
¿Qué hace a Cimavax diferente de otros tratamientos?


Cimavax lucha contra el cáncer estimulando una respuesta inmunológica contra una proteína en la sangre que potencia el crecimiento del cáncer de pulmón.

Después de un período de inducción, los pacientes reciben una dosis mensual mediante una inyección.

Cimavax es un producto de la industria biotecnológica cubana, promovida por el ex presidente Fidel Castro desde principios de los años 80.

Paradójicamente, la innovación biotecnológica cubana puede explicarse parcialmente por el bloqueo estadounidense, que hizo que Cuba tuviera que producir los medicamentos que necesitaba y que no podía pagar o a los que no tenía acceso.

Así se produjeron medicamentos como Cimavax, un producto desarrollado con baja tecnología que puede ser administrado en un contexto rural, que encaja perfectamente en el contexto cubano.

Ahora, esta industria emplea a unos 22 mil científicos, técnicos o ingenieros, y vende sus medicamentos en muchas partes del mundo, aunque no en Estados Unidos.

Aunque los cubanos no quieren revelar el costo de producir Cimavax, este medicamento es más barato que otros tratamientos.

De tener dos meses de vida a soñar con el futuro


A Lucrecia le dijeron el pasado septiembre que le quedaban de dos a tres meses de vida. Foto: BBC.

Para los residentes en Cuba, no obstante, la atención médica es gratuita, y una de las beneficiadas del tratamiento con Cimavax es Lucrecia de Jesús Rubillo, de 65 años, que vive en un bloque de apartamentos en el este de La Habana.

El pasado septiembre le dijeron que le quedaban de dos a tres meses de vida. Lo que empezó como un dolor en la pierna acabó siendo un diagnóstico de cáncer de pulmón en fase 4 ya extendido por el cuerpo.

Le dieron quimioterapia. “Eso fue realmente duro. Me dieron mareos y me dolió. Pero mis hijos me pidieron que luchara y así lo hice”, dice.

Después de recibir radioterapia, Lucrecia empezó a ponerse inyecciones de Cimavax. Ahora está lo suficientemente fuerte como para subir las escaleras hasta el quinto piso de su edificio, donde está su apartamento.

También tiene menos tos, se siente mejor, más esperanzada, y está pensando en qué es lo siguiente que va a hacer. “A lo mejor voy a España a ver a mi hijo”, refiere.

“Me siento contenta y sigo soñando con el futuro, pero también tengo tristeza. Tengo muchos amigos que se murieron de cáncer y ellos nunca tuvieron la oportunidad que yo estoy teniendo con estas inyecciones. Me siento una privilegiada”, asegura.

Su oncóloga, Elia Neninger, ha probado Cimavax en cientos de pacientes desde los años 90. “Cuando llegó Lucrecia estaba en silla de ruedas, incapacitada por su enfermedad”, recuerda Neninger.

“Ahora el tumor en su pulmón ha desaparecido y tampoco hay lesiones en el hígado. Con Cimavax está en una fase de mantenimiento”, comenta la doctora.

Objetivo: cronificar el cáncer


La oncóloga Elia Neninger ha probado Cimavax en cientos de pacientes desde los años 90. Foto: BBC.

En Cuba, especialistas como Neninger no hablan de curar el cáncer, sino de controlarlo y transformarlo en una enfermedad crónica. “Nunca pensé que iba a trabajar en algo que mejoraría la vida de tantas personas”, dice.

“Tengo pacientes con cáncer de pulmón en fase 4 que siguen vivos 10 años después de su diagnóstico”, asegura la oncóloga.

Pero Cimavax es conocido más bien por prolongar la vida de los pacientes de cáncer de pulmón durante meses, no años. Tampoco ayuda a todo el mundo.

En las pruebas, según Neninger, alrededor de un 20 por ciento de los pacientes no responden al tratamiento, con frecuencia porque la enfermedad está muy avanzada o porque tienen otras enfermedades asociadas que complican mucho el tratamiento.

Aún así, el doctor Kelvin Lee, director de inmunología del Roswell Park Cancer Institute de Buffalo, Nueva York, donde los estadounidenses están probando la eficacia del Cimavax, está impresionado con el medicamento.

Gran potencial e incertidumbre


El doctor Kelvin Lee, del Roswell Park Cancer Institute de Buffalo, Nueva York, está impresionado con el medicamento cubano Cimavax. Foto: RPCI 2010/ BBC.

Esta es la primera vez que un medicamento cubano se pone a prueba clínicamente en Estados Unidos. Para ello se tuvo que emitir un permiso especial, ya que el bloqueo estadounidense prohíbe la mayoría de la colaboración y el comercio entre ambos países.

La inmunoterapia contra el cáncer se está volviendo cada vez más cara en Estados Unidos, dice el doctor Lee.

La idea de una vacuna barata que pueda ser administrada a un nivel primario de atención médica es muy atractiva.Y Lee cree que tal vez se podría utilizar Cimavax para prevenir el cáncer de pulmón.

“Si pudiéramos vacunar a los fumadores de alto riesgo para evitar que desarrollen cáncer de pulmón, eso tendría un impacto enorme para la salud pública, tanto en Estados Unidos como en el mundo entero”, dice Lee.



(Tomado de BBC)

Cuba y Marruecos restablecen relaciones diplomáticas

En la sede de la Misión Permanente de Cuba ante la Organización de las Naciones Unidas tuvo lugar hoy la ceremonia de firma del Acuerdo de Restablecimiento de Relaciones Diplomáticas entre el gobierno de la República de Cuba y el gobierno del Reino de Marruecos


21 de abril de 2017 18:04:49


Naciones Unidas, 21 abr (PL) En la sede de la Misión Permanente de Cuba ante la Organización de las Naciones Unidas tuvo lugar hoy la ceremonia de firma del Acuerdo de Restablecimiento de Relaciones Diplomáticas entre el gobierno de la República de Cuba y el gobierno del Reino de Marruecos.

En la firma del Acuerdo participó por la parte cubana Anayansi Rodriguez Camejo y por la parte marroquí Omar Hilale, ambos embajadores extraordinarios y plenipotenciarios, representantes permanentes de sus respectivos países ante la Organización de las Naciones Unidas.

Ambos gobiernos procedieron al restablecimiento de dichas relaciones guiados por la voluntad mutua de desarrollar relaciones amistosas y de cooperación entre los dos países en los ámbitos político, económico, cultural y otros.

Con este Acuerdo, ambos países ratificaron que el restablecimiento de las relaciones diplomáticas se realiza en correspondencia con los principios y propósitos consagrados en la Carta de las Naciones Unidas y el derecho internacional y en conformidad con el espíritu y las normas establecidas en la Convención de Viena sobre relaciones diplomáticas del 18 de abril de 1961.

CUBA. DIPLOMACIA.- Girón: Roa y la batalla en la ONU

Por: Quintín Pino Machado, Destacado luchador revolucionario, nacido en Baez, Santa Clara 21 de Diciembre 1931 Fallecido el 2 de julio de 1986 en La Habana, a la edad de 54 años.

El destacado combatiente e historiador revolucionario Quintín Pino Machado, en su libro “La Batalla de Girón, razones de una victoria”, destaca en su primer capítulo la ardua lucha librada en el campo diplomático y el destacado papel que desempeñó el Canciller de la Dignidad en sus contundentes denuncias ante la ONU. En ocasión del aniversario 56 de la Victoria de Girón y el 110 del nacimiento de Raúl Roa García reproducimos fragmentos de ese texto

Cuando la noticia del sorpresivo bombardeo sufrido por Cuba fue esparcida por el mundo, en las primeras horas del día 15 de abril, los miembros del Comité Justo Trato para Cuba de Nueva York, grupo creado por norteamericanos que estaban en desacuerdo con las agresiones a Cuba, comenzaron a congregarse frente al edificio de las Naciones Unidas, en Primera Ave. y 47, e iniciaron un desfile que duró todo el día. Una consigna se repetía en sus voces y en las pancartas improvisadas: “Cuba sí, yankis no”; otros lemas llamaban a detener la agresión.

Alrededor de las diez de la mañana pasaba cerca de ellos —de hecho algunos lo reconocieron— el delgado Ministro de Relaciones Exteriores de Cuba. Después de abandonar su automóvil oficial entró, con su paso presuroso de siempre, en el Magno Fórum Internacional, construido en el terreno donado por Rockefeller cuando planificaba iniciar la transformación urbanística del East-Side de Nueva York, hasta ese entonces un cascarón de edificios malolientes, agobiados en su vejez por las proximidades de pantanos y mosquitos.

Esta era la primera salida de su casa en varios días, después de una ligera indisposición que lo había obligado a solicitar el aplazamiento del debate sobre la Reclamación del Gobierno Revolucionario de Cuba por los actos intervencionistas del Gobierno de Estados Unidos.

Las instrucciones que llevaba eran claras y precisas: tenía que informar en la plenaria de la Asamblea General —Decimoquinto periodo de Sesiones— del ataque aéreo que apenas unas horas antes había sufrido su patria en tres puntos distintos, y acusar ante el mundo a Estados Unidos como el estado agresor.

Un obstáculo procesal y formal se le interponía. Ese día había un solo punto en el orden del día: la situación de la República del Congo.

La radio y los cables de las agencias internacionales transmitían la noticia del bombardeo y las declaraciones del presunto desertor de las Fuerzas Aéreas Revolucionarias, que había aterrizado en Miami.

Cuando la representación norteamericana se enteró de la presencia del doctor Raúl Roa, hubo una ligera sorpresa. ¿A qué se debía la presencia de un hombre al que se consideraba enfermo y que se sabía era un polemista agresivo y brillante? La confusión fue disipada de inmediato: no podría referirse al bombardeo, pues la organización de la reunión se lo prohibía, y alguien señaló que como se discutiría la situación del Congo —hacía solo unas semanas del asesinato de Patricio Lumumba— él buscaría la fórmula de atacar a Estados Unidos, y probablemente, hacer una alusión a su país.

Cuando a las 10:30 horas se inició la Sesión y su presidente —el irlandés Frederick H. Boland— anunció, antes que todo, que daba la palabra al representante de Cuba para una cuestión de orden, la representación de Estados Unidos no pudo evitar una aprensiva corazonada, mientras avanzaba hacia la tribuna el Ministro de Relaciones Exteriores cubano.

Roa sabía que solo como una cuestión de orden podía solicitar la palabra y así lo hizo.

Después de aclarar brevemente que no era una cuestión formal, sino vital, lo que señalaría ante ese órgano “encargado de conocer todas las cuestiones que afectan la paz y la seguridad internacional”, denunció los bombardeos a las ciudades de La Habana, San Antonio de los Baños y Santiago de Cuba, por aviones de fabricación norteamericana y procedentes de Estados Unidos o de países centroamericanos satélites del mismo. Y cuando con voz vibrante añadía: “La delegación de Cuba acusa…”, el Presidente de la Asamblea golpeó la mesa y exclamó: “¡Orden!”, y a continuación advirtió al Ministro cubano que el punto que tocaba era de fondo y no de orden y, por tanto, no podía hacerlo de esa forma, aunque reconocía la importancia del mismo.

El doctor Raúl Roa, con voz tranquila, le dio las gracias “por su observación y ruego”, pero le señaló que no le era posible retirarse de ese alto foro sin acusar, de manera formal y solemne, al gobierno imperialista de Estados Unidos de esos hechos “que ponían en gravísimo riesgo la paz y seguridad internacionales”.

El Presidente volvió a interrumpirlo y lo exhortó a regresar a su escaño.

El Ministro de Relaciones Exteriores de Cuba abandonó la tribuna después de expresar, de forma audible para todos: “Ya lo he dicho y me retiro”.

La delegación norteamericana se movía inquieta en sus asientos. Hablaron en voz baja entre sí. La situación se les iba de las manos; se planteaba cuarenta y ocho horas antes de lo esperado, pues estaba previsto que el debate sobre la reclamación de Cuba se realizara el lunes 17.

Cuando Roa volvió a su escaño, el señor ValerianZorín, representante de la Unión Soviética, pidió y obtuvo la palabra por una cuestión de orden.

Planteó que llamaba la atención a la Asamblea sobre lo comunicado a la misma por el doctor Roa y que era necesario entrar a discutir de inmediato el tema de la agresión contra Cuba.

El señor Frederick H. Boland señaló que en la Primera Comisión —Política y Seguridad— había un punto relacionado con lo informado por el Ministro cubano, dado lo cual consideraba que no debía entrar a examinarse ese punto, y esperar a la reunión de la Comisión que sería el lunes próximo.

El representante de la Unión Soviética retomó la palabra para aceptar las dificultades procesales que señalaba el Presidente. Luego propuso una reunión urgente de la Primera Comisión en la tarde de ese día para debatir el problema, rogándole al Presidente hacer los trámites correspondientes.

El señor Boland aclaró que para ello era necesario consultar el parecer del Presidente de la Primera Comisión y, después, someterlo a votación, pues era imprescindible tener las dos terceras partes de los presentes a favor de la propuesta para que fuese aprobada.

El Presidente de la Primera Comisión —JiriKurka, de Checoslovaquia— dio rápidamente su aprobación y la representación norteamericana, perpleja ante el desarrollo de los acontecimientos, no pudo evitar que más de las dos terceras partes de la Asamblea votaran por la proposición soviética. La reunión tendría lugar a las 3:00 p.m. de ese mismo día.

El señor Stevenson no perdió su ecuanimidad; ordenó a su secretaria que le cancelara algunos asuntos personales relacionados con el inicio de su weekend, y dio instrucciones a sus ayudantes principales referentes al discurso que debía pronunciar por la tarde, para replicar a Roa.

La representación de Cuba en la ONU había cumplido la misión encomendada. La dirección de la Revolución estaba satisfecha. La segunda contraofensiva contra el ataque norteamericano ya se había puesto en marcha. La primera, por supuesto, había quedado en manos de los artilleros antiaéreos cubanos.

Cerca de las 14:00 h, Roa estaba de vuelta en el edificio de la ONU. Estaba inquieto.

A las 3:00 p.m. comenzó la reunión extraordinaria de la Primera Comisión y su presidente, el señor JiriKurka, dio la palabra al primer orador inscrito en la lista, que era el doctor Raúl Roa.

Este, en un discurso breve y conciso, señaló en primer lugar los artículos de la Carta de las Naciones Unidas que Estados Unidos había violado al ordenar los bombardeos contra Cuba. Más adelante dijo:

“Este es, sin duda, el prólogo de la invasión en gran escala, urdida, organizada, avituallada, armada y financiada por el gobierno de Estados Unidos de Norteamérica, con la complicidad de las dictaduras satélites del hemisferio occidental y el concurso de cubanos traidores y mercenarios de toda laya, entrenados en territorio norteamericano y en Guatemala por técnicos del Pentágono y de la Agencia Central de Inteligencia.

“El Gobierno Revolucionario de Cuba acusa solemnemente al gobierno de Estados Unidos de Norteamérica, ante la Comisión Política y de Seguridad y la opinión pública mundial, de haber recurrido al uso de la fuerza para dirimir sus diferencias con un Estado Miembro de la Organización.

“Llamo la atención de los representantes sobre los cínicos esfuerzos de la propaganda oficial norteamericana para presentar una versión distorsionada de los sucesos…”

Terminó su alegato, diciendo:

“Además, está el hecho de que los pilotos criminales se han venido a refugiar en el Estado de la Florida. Queremos advertir a los representantes que los mercenarios alquilados por el gobierno de los Estados Unidos han anunciado que esta noche a las 10 volverán a bombardear las ciudades cubanas.

“Sin perjuicio de ejercitar el derecho inmanente de la legítima defensa, el Gobierno Revolucionario de Cuba se reserva el uso oportuno de las atribuciones y facultades que le otorgan la Carta de las Naciones Unidas.”

Cuando Roa volvió a su escaño y se dispuso a fumar un cigarrillo —con ese gesto tan característico que detuvo en el tiempo e inmortalizó el caricaturista cubano Juan David—, el señor Adlai Stevenson se dirigía a la tribuna con gestos pausados y ademanes de Harvard, para replicar al representante cubano.

Inició su discurso con el estilo irónico e impecable que lo caracterizó en sus dos arduas y frustradas campañas en pos de la Primera Magistratura de su país.

“Mucho me satisface que el doctor Roa se haya recuperado súbitamente de su enfermedad. Esta es la primera oportunidad que tengo de escuchar al doctor Roa sobre los pecados de los Estados Unidos y las virtudes de la Cuba de Fidel Castro, y debo decir que es una experiencia notable.”

Más adelante se lanzó a fondo:

“En primer término, como dijo el Presidente de los Estados Unidos hace algunos días, en ninguna condición habrá intervención alguna de parte de las Fuerzas Armadas de los Estados Unidos.

“En segundo término, los Estados Unidos harán todo lo que les sea posible para asegurar que ningún americano participe en ninguna acción contra Cuba.

“En tercer término, con respecto a los acontecimientos que se alega ocurrieron esta mañana, los Estados Unidos los considerarán de acuerdo con las prácticas corrientes en las solicitudes de asilo político.

“Yo tengo aquí una fotografía de uno de esos aviones. En la cola tiene las marcas de la Fuerza Aérea de Castro, y ustedes podrán verlos por sí mismos. La estrella cubana y las iniciales F.A.R. (Fuerza Aérea Revolucionaria) están claramente visibles. Tendré mucha satisfacción en exhibir estas fotos a los miembros de la Comisión después de estas manifestaciones.

“Como es bien sabido, los Estados Unidos hace tiempo que tienen bajo vigilancia los aeropuertos de la parte sudeste del país, con el fin de evitar estos alegados despegues hacia Cuba. Continuaremos manteniendo estos aeropuertos bajo permanente vigilancia.”

En ese momento consideró oportuno leer las declaraciones del piloto que había aterrizado en Miami y que recién había transmitido el cable de la AP:

“Yo soy uno de los 12 pilotos de B-26 que permanecieron en la Fuerza Aérea de Castro después de la defección de Díaz Lanz, y de las purgas que siguieron. Tres de mis compañeros pilotos, y yo veníamos planeando desde hace tiempo cómo escapar de la Cuba de Castro. Antes de ayer yo escuché que uno de los tres, el teniente Álvaro Galo que es piloto del B-26 No. F.A.R. 915 había sido visto conversando con un agente de Ramiro Valdés, el jefe del G-2. Yo alerté a los otros dos y decidimos que probablemente Álvaro Galo, que siempre había actuado algo así como un cobarde, nos había traicionado. Decidimos tomar acción inmediatamente. Ayer de mañana yo estaba asignado a una patrulla de rutina desde mi base en San Antonio de los Baños sobre una sección de Pinar del Río y alrededor de Isla de Pinos. Se lo dije a mis amigos de Ciudad Libertad, y ellos estuvieron de acuerdo en que debíamos actuar. Uno de ellos iba a volar a Santiago. El otro presentó la excusa de que deseaba verificar su altímetro y ellos despegaron de Ciudad Libertad a las seis de la mañana. Yo despegué a las seis y cinco. Debido a la traición de Álvaro Galo, decidimos darle una lección, y entonces volé a San Antonio donde su avión estaba estacionado e hice dos descargas de metralla a su avión así como a otros tres estacionados en las cercanías. A la salida fui tocado por algunas pequeñas descargas y traté de irme. Mis compañeros habían partido más temprano para atacar los aeropuertos que habíamos acordado atacar. Como me quedaba poco combustible tuve que ir a Miami, ya que no podía llegar al destino convenido. Es posible que hayan ido a ametrallar otro aeropuerto antes de irse, tal como Playa Baracoa, donde Fidel guarda su helicóptero.

“Desearía —continuó Stevenson— que los miembros de esta Comisión tomen nota de que se han dado los pasos necesarios para embargar los aviones cubanos que aterrizaron en la Florida, y que no se les permitirá despegar para volver a Cuba.

“Deseo hacer una observación, a título de conclusión, de carácter general y antes de entrar en una discusión más extensa sobre este asunto el lunes. Como dijo el presidente Kennedy hace unos días, la cuestión fundamental no es entre los Estados Unidos y Cuba, sino entre los cubanos mismos…”

Y calificó de tiránico “el gobierno del Sr. Castro” antes de finalizar su réplica.

Después, tomó la palabra el representante de Guatemala para declarar de forma categórica que era falso que su país se hubiese prestado para entrenar fuerzas dispuestas a atacar al Gobierno cubano, y dejaba constancia “de la más enérgica protesta”.

Raúl Roa retornó a la tribuna expresando que por ser una persona bien educada “debo agradecer al representante de Estados Unidos su complacencia, por la ‘súbita’ recuperación de mi salud”. Añadió que era también la primera vez que oía a Stevenson en la ONU; que había leído con anterioridad sus libros y que ahora le constaba que existían dos Stevenson: antes y después de ser parte del gobierno del presidente Kennedy.

Señaló que cualquiera podía pintar un avión con los colores de Cuba, y que eso era un truco habitual en la piratería internacional; y recordó que con anterioridad, en la Asamblea General, había declarado que en el aeropuerto de Retalhuleu, en Guatemala, existían numerosos aviones B-26 que exhibían el emblema de los aviones de la Fuerza Área de Cuba.

Más adelante afirmó enfáticamente que la declaración del presidente Kennedy asegurando que las Fuerzas Armadas de Estados no intervendrían en los asuntos internos de Cuba, no ofrecía garantía de ninguna clase. “Esas declaraciones las formulan usualmente los altos dirigentes de las potencias imperialistas y colonialistas”.

Terminó diciendo:

“El Sr. Stevenson se ha permitido de calificar de ‘tiránico’ al Gobierno de Cuba, a sabiendas que falsea los hechos. Permítaseme que yo, ajustándome a los hechos, califique al gobierno de Estados Unidos de régimen totalitario, angelicalmente disfrazado de ‘democracia representativa’.”

Luego intervinieron otros representantes, la mayoría en solidaridad con Cuba.

Este ataque a fondo en el frente diplomático —por lo a tiempo y seguro del mismo— desempeñó un importante papel en la psicología de la Dirección norteamericana. Basta leer los diversos escritos de norteamericanos al respecto, en los que se trasluce la indignación de Kennedy por la propaganda negativa —para el proyecto—que se desató en la prensa internacional el domingo 16 de abril. Cuentan que los oficiales de la CIA que dirigían la operación llegaron a temer su suspensión, y que respiraron con alivio cuando los barcos que transportaban a los invasores traspasaron la hora cero, a partir de la cual ya no era posible retroceder.

Además, los vacilantes de siempre en el orden internacional, comprendieron, sin ningún género de dudas, que el Gobierno revolucionario de Cuba estaba dispuesto a combatir en cualquier terreno hasta el final. Y que las consecuencias, por empecinamiento de Washington o dejadez de otros, no serían nunca responsabilidad de Cuba, que estaba demostrando que sabía defender su soberanía con la razón y con las armas.

El 17 de abril comenzó en Washington con las declaraciones del Departamento de Estado, del Pentágono y de la Casa Blanca. El primero en hablar fue un vocero del Departamento de Estado. “El Departamento de Estado no tiene noticias de invasión alguna”. El Pentágano dijo que no sabía nada y la Casa Blanca, por boca de su Secretario de Prensa, afirmó: “Todo lo que sabemos sobre Cuba es lo que leemos en los partes de las agencias de noticias”.

Así las cosas, a las 10:30 h —casi a la misma hora en que las Milicias Revolucionarias, con la toma de Pálpite, garantizaban una entrada a la playa— se dio inicio a la Sesión prevista de la Comisión Política y de Seguridad para el 17 de abril.

Había tres puntos en la agenda, pero Roa pidió inmediatamente la palabra por una cuestión de orden y solicitó que como primer punto se discutiera el presentado por Cuba debido a la urgencia que provocaban los hechos.

No hubo objeción por parte de los integrantes de la Comisión y le fue concedida la palabra.

Comenzó haciendo un recuento de las veces que Cuba había acudido a los Organismos Internacionales con idénticos propósitos.

Enfatizó que Cuba no obtuvo garantía ni justicia de los Organismos Internacionales en su batalla contra el Gobierno de Washington.

Después, hizo un largo y laborioso resumen de las actividades norteamericanas contra Cuba, señalando de forma concreta y con abundancia de pruebas, cada una de sus acusaciones.

Apuntó que el advenimiento de la Administración demócrata había alentado ciertas esperanzas en el Gobierno Revolucionario cubano de que cambiarían los rumbos de la política externa norteamericana con respecto a Cuba. Recordó que el mismo día en que Kennedy tomó posesión de su cargo, el Primer Ministro Fidel Castro en un discurso había dicho: “Hoy ha hablado el nuevo Presidente. Su discurso tuvo algunos aspectos positivos. Nosotros, los cubanos, no queremos prejuzgar, ni queremos juzgar… sabremos esperar con calma. A nosotros no nos invadió nunca el odio, a nosotros no nos invadió nunca la histeria, ni cuando sobre nosotros se cernía el tremendo peligro que implicaba el golpe de un enemigo poderoso. ¿Qué decir ante la perspectiva de hallar paz para nuestro país y para el mundo? Bienvenida sea esa oportunidad y bienvenida sea esa paz. Nosotros sabemos lo que tiene por delante el nuevo Presidente de los Estados Unidos. Si emprende un sendero honesto en bien del mundo y su propio país, le deseamos éxito. Mientras, esperaremos por los hechos que son más elocuentes que sus palabras”.

Pero, aclaró el Ministro cubano, la esperanza se evaporó: “La política de fuerza de la administración republicana fue sobrepujada por la administración demócrata”. Refiriéndose al Libro blanco, publicado como documento oficial por el Departamento de Estado y escrito por Arthur Schelinger Jr., dijo que en él se formalizaba la guerra política, económica, diplomática y militar de Estados Unidos contra Cuba.

Y como respuesta clara a la referencia del Libro blanco, del Departamento de Estado, de que la Revolución, después de derrocar a Batista, había planteado nuevas metas, recordó que la revolución norteamericana no se había detenido cuando consiguió la derogación del impuesto del té, el papel timbrado y la melaza. Si los norteamericanos se hubieran contraído a esos únicos puntos y no hubieran continuado la lucha para liberar las fuerzas sociales y económicas, reprimidas por el monopolio británico, entonces será correcto calificarlos de traidores a la revolución. Refresca algunos detalles: “que la tercera parte de la población de las trece colonias permaneció fiel a Su Majestad Jorge III; que se expatriaron 100 000 habitantes confiscándoles sus bienes y prohibiéndoles el regreso, exceptuando los que fueron ahorcados. Las primeras elecciones generales tuvieron lugar trece años más tarde y con un solo candidato a Presidente. Y no tuvieron derecho al voto las mujeres ni mucho menos los esclavos que ascendían a 1 000 000 en una población que no llegaba a los 4 000 000. (…) La revolución no es un acto —explicó el antiguo Profesor de la Universidad de la Habana al antiguo Profesor de la Universidad de Harvard— sino un proceso”.

Recordó que el presidente Kennedy durante su campaña electoral había enarbolado la siguiente consigna: “Hagamos con Cuba lo que hicimos en Guatemala, pero diciéndolo”.

En un momento apuntó que el presidente Kennedy había dicho que evitaría la presencia del norteamericano en cualquier acción contra Cuba, pero que no había negado que ayudaría, como es notorio que lo había estado haciendo. “Y tampoco negó que ayudaría a las invasiones indirectas o desde territoríos extranjeros”.

Expone que los planes de la CIA se han filtrado, y se sabe que en las campos de Guatemala se construyó una pista de 4 500 pies donde han concentrado paracaidistas, aviones de transporte y bombarderos B-26.

Expresa que informaciones parecidas a estas las dio el New York Times de los días 8 y 14 de abril. Y señala otros ejemplos concretos publicados en la prensa norteamericana.

Los sólidos argumentos de Cuba golpeaban, como obuses de 122 mm, en los oídos atónitos de los miembros de la Comisión: ¡Nunca antes se había presentado una acusación tan sustentada contra Estados Unidos en la ONU!

Raúl Roa terminó diciendo: “Un clamor unánime estremece hoy a toda Cuba, resuena en nuestra América y repercute en Asia, África y Europa. Mi pequeña y heroica Patria está reeditando la clásica pugna entre David y Goliat. Soldado de esa noble causa en el frente de batalla de las relaciones internacionales, permitidme que yo difunda ese clamor en el severo areópago de las Naciones Unidas: ¡Patria o Muerte! ¡Venceremos!”
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...