"De pensamiento es la guerra mayor que se nos hace: ganémosla a pensamiento" José Martí

lunes, 22 de agosto de 2016

Revelan más empresas ‘offshore’ vinculadas a Macri


Buenos Aires, 22 ago (PL) Más revelaciones acerca de las sociedades offshore del presidente argentino, Mauricio Macri, en Panamá y Bahamas, pueden hoy complicar más la situación judicial del mandatario.

A partir de informaciones que recién emergen a la palestra pública, el diputado nacional por el Frente para la Victoria (FpV) Darío Martínez se apresta a ampliar sus dos denuncias anteriores ante el fiscal Federico Delgado.

En Brasil hay pistas que permiten explorar la ruta de nueve millones de dólares intercambiados entre sus distintas sociedades de todo tipo: argentinas, brasileñas y las firmas fantasmas con sede en Panamá o Bahamas. Y por primera vez aparecen en superficie tres empresas más vinculadas a su compañía Fleg Trading Ltd.

‘El Grupo Macri se instaló en Brasil en 1995 y desarrolló actividades por lo menos hasta 2007’, recordó el diputado. ‘Diseñaron un entramado de sociedades a partir de una firma creada en Bahamas, Fleg Trading Ltd., que justamente está en el centro de la investigación del fiscal’, añadió. Martínez dijo que pedirá que se cite a declarar al padre del Presidente, Francisco Macri, al mandatario y a Mariano Macri como directores de Fleg Trading para que digan cuál fue el origen de la suma utilizada para comprarle a Socma Americana su participación en Owners do Brasil.

Según las nuevas revelaciones, Fleg compró el 99,9 por ciento del capital social de Owners do Brasil Participacoes Ltda. Es decir, Dueños de Brasil Participaciones Limitada, señala el artículo.

Owners, o sea Fleg, aparece como accionista del trío de sociedades que hasta ahora no estaba bajo la lupa de los investigadores argentinos. Una de esas empresas se llama Itron do Brasil; otra, Martex do Sul, y una tercera, Mega Consultoría Servicios e Participacoes.

A principios de abril, Macri minimizó la importancia de las sociedades que salieron a la luz al destaparse el escándalo de los Panama Papers que sirvieron a su vez -se conoce ahora- para crear otras empresas.

En ese momento, el mandatario dijo que figuró como director de Fleg ‘cuando mi padre quería extender Pago Fácil a Brasil, pero finalmente no pudo’.

Los directivos de Socma ya figuraban entre los grupos más poderosos de Argentina. Los economistas Eduardo Basualdo, Manuel Acevedo y Miguel Khavise señalaron tempranamente, en 1984, que de siete empresas en 1973 los Macri llegaron a 47 a finales de la última dictadura cívico-militar (1976-1983).

Posteriormente, reforzaron su expansión empresarial durante la década de 1990 bajo el gobierno neoliberal de Carlos Menem.

Etecsa y AT&T acuerdan interconexión directa entre Cuba y EE.UU.

La Habana, 22 ago (PL) La Empresa de Telecomunicaciones de Cuba S.A. (Etecsa) anunció hoy la firma de Acuerdos de Interconexión Directa con la compañía estadounidense AT&T para el intercambio de tráfico de voz internacional entre los dos países.

Según una nota divulgada en la página digital de Etecsa, los documentos rubricados incluyen, además, el servicio de roaming de voz, texto y datos para clientes de AT&T que viajan a la nación antillana.

Estos acuerdos permitirán ofrecer servicios de llamadas telefónicas a través de la interconexión directa entre ambos países, indicó el texto.

Una vez que culmine el período de implementación y pruebas técnicas que realizan los operadores, los clientes de servicios móviles de AT&T que realicen visitas a Cuba podrán utilizar sus celulares en la red de Etecsa.

La nota destacó que AT&T Inc. es uno de los principales proveedores de servicios de telecomunicaciones en Estados Unidos y otras naciones del orbe.

En febrero de 2015 la compañía cubana informó sobre el establecimiento de una interconexión directa entre los dos países, inicialmente para el servicio de llamadas internacionales de voz, a raíz de un acuerdo de servicios suscrito con IDT Domestic Telecom, Inc.

Asimismo, rubricó en noviembre un convenio con la Sprint Communications Company LP. para facilitar a los clientes de esa firma estadounidense realizar y recibir llamadas y mensajes de textos, así como transmitir datos desde Cuba, a través de sus teléfonos celulares.

Tal mecanismo, que permite que las líneas móviles sigan operativas cuando se viaja a la isla, constituyó el primer servicio de roaming establecido de forma directa entre ambos territorios.

En marzo último, en tanto, el intercambio de tráfico de voz internacional se pactó con la también norteamericana Verizon Partner Solutions, mientras que a principios de mayo se dieron a conocer acuerdos similares con T-Mobile USA, una firma radicada en Washington que proporciona servicios de comunicaciones globales.

Cierran cuenta de Willy Toledo en Facebook luego de denunciar su propio linchamiento mediático

Publicado en Cubadebate el 22 agosto 2016

El actor, productor de teatro y activista político español Willy Toledo, denunció hoy que Facebook ha decidido cerrar durante un mes su cuenta personal, por la publicación donde denuncia su propio linchamiento mediático.

Así lo ha remitido Toledo a sus contactos a través de whatsapp: “Me han cerrado Facebook por la publicación donde aviso del inicio del linchamiento y me cago en sus medallas. Un mes de castigo. Pero la censura está en Cuba eh?”.

El actor ha sido víctima, una vez más, del linchamiento mediático al que se han sumado medios como el diario Público. Toledo compartió en su cuenta de Facebook una noticia sobre la medalla de plata que ha conseguido Orlando Ortega en los 100 metros valla en los Juegos Olímpicos de Río’16, donde el deportista afirmaba: “Me dieron la bandera de Cuba, pero estaba buscando la de España como un loco”.

A esta declaración, Toledo añadió: “Es un gusano pero también un pobre hombre, así que no le deseo en absoluto todo el mal que ya se encargará de hacerle esta España miserable y sus miserables autoridades cuando deje de ganar medallas. Olvida que Roma no paga traidores, cosa que todo cubano debería tener siempre presente”, escribió.

El mensaje censurado


Orlando Ortega despliega la bandera española, luego de despreciar la cubana.

“Comienza un nuevo linchamiento mediático-popular masivo contra este mortal que les escribe, por dar mi opinión sobre un señor al que hace sólo dos días ignoraban y hace solo dos años todos ellos despreciaban por pobre, por negro y por cubano. Ahora ya no es pobre, ni negro, ni cubano. Ahora es una medalla…”.

A esa gente, a ese ente mediático-popular, iracundo, fanático e ignorante, no le importa ese hombre, al que olvidarán al día siguiente de su última victoria, lo que les jode es que me cague en su medalla de mierda y en su patriotismo alienante y lucrativo.

Me cago en vuestra medalla, fruto del compromiso de la Revolución Cubana con el ser humano y comprada con vuestro sucio dinero robado al pueblo trabajador español, y le deseo de corazón al señor atleta que sobreviva de la mejor manera posible al olvido y, de nuevo, a la pobreza. A esa pobreza que él aún no conoce, la pobreza y el desprecio del capitalismo racista, que todo lo convierte en miseria”.


Joan Lino, otro cubano nacionalizado, cuenta a El Confidencial que su camino laboral tras la retirada no está siendo sencillo .

El término “gusano” no es un simple insulto, sino un término, despectivo, hacia un grupo de cubanos residentes en Estados Unidos (especialmente en Miami), que históricamente fueron comprados y utilizados por los EEUU para subvertir el orden constitucional en la isla, a veces liderando acciones terroristas o financiándolas.

Lejos de parecer una cuestión sin importancia, luchar contra la Revolución cubana reporta muchos beneficios a la “gusanera”, como así podemos comprobar observando los presupuestos de Estados Unidos dirigidos a “promover la democracia en Cuba”:

* $750.000 para promover la supuesta falta de derechos humanos y la democracia en Cuba.

* $250.000 para ayudar a los familiares de los supuestos presos políticos (por ejemplo, a las llamadas damas de blanco)

* $500,000 para los que luchan para liberar a los supuestos presos políticos

* $16 millones para brindarle alta tecnología a ciertos grupos afines a los intereses de Washington.

* $900.000 para fortalecer a los líderes de la supuesta oposición: artistas, músicos y blogueros. Este acápite hace un cínico énfasis en los afrocubanos. El dinero es entregado a una institución llamada Freedom House.

* $400.000 al Institute for Sustainable Communities, encargado de “identificar a los nuevos líderes de la comunidad cubana” y ayudarlos en su campaña publicitaria y política.

* $200.000 para fortalecer a las supuestas redes de apoyo que Washington ha creado en Cuba, las provee de equipos y entrenamiento.

* $2.600.000 para Development Associates Inc. para promover esencialmente el mensaje de Miami hacia Cuba.

* $2.000.000 para apoyar grupos afines a Washington en Cuba, que promuevan una economía con énfasis en las características que Washington apoya.

* $25.000 para Creative Associates una organización que funciona clandestinamente, buscando apoyo entre mujeres y afrocubanos principalmente que se adhieran a la idea de lograr un cambio político en la Isla.

* $2.900.000 para promover, bajo la tutela del Departamento de Estado, la libre expresión, especialmente entre ciertos artistas, músicos, escritores, periodistas y blogueros que vivan en la Isla.

* $500.000 para que grupos religiosos o espirituales, defiendan su derecho a la libertad de religión.

* $500.000 para promover determinada política laboral y generar “presión internacional contra el gobierno cubano para que reforme sus leyes laborales”.

* $350.000 para ejercer influencia sobre ciertos grupos de la sociedad civil cubana, “especialmente a las mujeres que suelen ser explotadas sexualmente”.

* $500.000 para las ONGs y otras organizaciones vinculadas a Washington.

* $1.150.000 para adiestrar a ciertas organizaciones, incluyendo periodistas y bloggers en Cuba, en el uso de nuevas tecnologías de comunicación.

* $2.500.000 para administrar los programas de este presupuesto.

Fuente de los datos: Radio La Primerísima

Crónica de Orfeo Suárez, enviado especial a Río, publicada en El Mundo.

La política de nacionalizaciones, algunas exprés, por carta de naturaleza, ha generado siempre suspicacias, para empezar, entre los propios atletas españoles. En un sólo ciclo olímpico, el que va de Londres a Río, Ortega ha representado a dos países diferentes. El compromiso deportivo existe; el resto es una entelequia. Las nacionalizaciones en el deporte y, en particular, en el atletismo, con países poderosos que compran talento sin más, como Bahrein o Qatar, deberían ponderarse, limitarse a los casos en los que verdaderamente el atleta hace algo más que aprovecharse de unos medios. Sea dicho ahora, con todo el viento de cola que lleva a Ortega hasta el podio y a esta necesitada España hasta su sexta medalla en Río. No todo vale.


(Con información de La República)

Reunión de Kerry con funcionario brasilero demuestra apoyo a un gobierno ilegítimo

Por Mark Weisbrot
El Huffington Post, 19 de agosto, 2016

El pasado 25 de julio, 43 miembros del partido demócrata de la Casa de Representantes del Congreso estadounidense, le escribieron al Secretario de Estado Kerry. La carta comenzaba de esta manera:

Le escribimos para expresar nuestra profunda preocupación por los recientes acontecimientos en Brasil, los cuales amenazan las instituciones democráticas de ese país. Le instamos a ejercer la máxima cautela en las relaciones con las autoridades interinas brasileras y contenerse de hacer pronunciamientos o de tomar acciones que puedan ser interpretados como de apoyo a la campaña de destitución de la Presidenta Dilma Rousseff. 

Nuestro gobierno debería expresar gran preocupación por las circunstancias que rodean el proceso de destitución y debería hacer un llamado a la protección de la democracia constitucional y el estado de derecho en Brasil.

El pasado lunes 8 de agosto, el Senador Bernie Sanders (VT) también se manifestó al respecto, opinando que “luego de suspender a la primera mujer presidenta basándose en argumentos dudosos, el nuevo Gobierno interino eliminó el Ministerio de la Mujer, Igualdad Racial y Derechos Humanos, sin tener un mandato para gobernar”. Agregó: “Estados Unidos no puede esperar silenciosamente mientras son amenazadas las instituciones democráticas de uno de nuestros aliados más importantes”.

Este tipo de críticas a la política de un país tan grande e importante como Brasil, por parte de miembros del Congreso del mismo partido político que la Administración, es extremadamente inusual. Cuando se trata de un país con esas características, con un territorio mayor al de Estados Unidos continental, con más de 200 millones de habitantes y la séptima economía más grande del mundo, lo más común sería que los legisladores demócratas delegasen todos los asuntos relacionados a éste, a su presidente demócrata, especialmente durante un año electoral. 

Quizás hicieron eso porque saben que la Administración de Obama apoya esta destitución. Un miembro del Comité de Asuntos Exteriores de la Cámara de Representantes me dijo recientemente que efectivamente este era el caso y han habido otras evidencias de que esto es cierto. 

En una rueda de prensa del 3 de agosto, el Departamento de Estado dijo que Kerry contestaría a la carta enviada por los congresistas. Aún no se ha recibido ninguna respuesta, pero Kerry puede haber dado una respuesta no verbal al reunirse con el ministro de Asuntos Exteriores del Gobierno interino, José Serra durante su reciente viaje a Brasil. Si esta es su respuesta a los miembros del Congreso, es equivalente a mostrarles el dedo del medio. 

Kerry no tuvo las agallas de reunirse con el Presidente interino de Brasil, Michel Temer. Una gran mayoría de los brasileros quiere que Temer renuncie en vez de finalizar los dos años y medio restantes del mandato presidencial que está ocupando. Pero si el Senado brasilero vota a favor de condenar a la Presidenta Dilma Rousseff este mes, Temer sería presidente hasta 2018. Temer ni siquiera fue presentado durante los Juegos Olímpicos, habló por unos 10 segundos, y según el Washington Post, fue abucheado fuertemente. Ya ha sido condenado por violar leyes de financiamiento electoral e inhabilitado para postularse a cargos públicos por ocho años. También ha estado implicado en otros escándalos. 

Al reunirse con Serra y emitir comunicados conjuntos en relación a una serie de asuntos después de la reunión, Kerry está demostrando una vez más su apoyo a un gobierno de dudosa legitimidad. Después de todo, Serra no fue nombrado por un presidente electo. De hecho, se podría hacer un argumento constitucional, de que el presidente interino, Temer — quien era vicepresidente antes de la destitución — no debería estar nombrando un gabinete completamente nuevo que busca encaminar en una dirección totalmente distinta al país (no es casualidad que el nuevo gabinete esté conformado por hombres blancos y ricos). La presidenta electa no ha sido despedida; únicamente fue suspendida hasta que se obtengan los resultados de su juicio en el Senado. Por ello, el gobierno interino debería ser el custodio del Gobierno, no actuar como un Gobierno electo que recientemente obtuvo una victoria aplastante.

Al reunirse con Serra, Kerry está ayudando a legitimar lo que mucha gente en Brasil y alrededor del mundo considera como un golpe de Estado. Hubiera podido evitar fácilmente reunirse con Serra, de la misma manera que evitó al repudiado Temer. Así que esto no es un asunto de protocolo o de diplomacia. Kerry se unió al gobierno interino en sus pretensiones grandiosas: de que es el Gobierno constitucional del país, como si Dilma ya hubiera sido condenada por el Senado. (De hecho, el procurador federal encargado del caso concluyó hace unas semanas que Dilma ni siquiera había cometido delito alguno.)

Kerry está tomando partido en una situación política polarizada. Y está escogiendo el lado del grupito de políticos de derecha corruptos, quienes — según las transcripciones filtradas de llamadas telefónicas — están intentando expulsar a la presidenta electa para protegerse ellos mismos de más investigaciones y posibles condenas por sus crímenes. 

Es realmente terrible que un secretario de Estado de EEUU haga esto hoy en día. Muchos brasileros recuerdan el papel que jugó Washington en el golpe de Estado militar de 1964 que les trajo más de dos décadas de una dictadura repugnante, bajo la cual el predecesor de Dilma, Lula da Silva fue encarcelado y Dilma misma torturada. En el caso de que a alguien se le haya pasado la conexión entre ese golpe y el actual, tal como lo expresó Glenn Greenwald, uno de los representantes del congreso brasilero que apoyó la medida de destitución “explícitamente alabó la dictadura militar y enalteció al Coronel Carlos Alberto Brilhante Ustra, el jefe de los torturadores de la dictadura (responsable de la tortura infligida a Dilma)”.

La respuesta de la Administración de Obama a este golpe será recordada por mucho tiempo, y probablemente afectará a las relaciones con futuros gobiernos brasileros. Mientras tanto, 43 miembros del Congreso de Estados Unidos siguen esperando la respuesta por escrito a su carta. 

Traducción por Asier Achutegui.


Mark Weisbrot es codirector del Centro de Investigación en Economía y Política (Center for Economic and Policy Research, CEPR) en Washington, D.C. y presidente de la organización Just Foreign Policy. También es autor del nuevo libro “Fracaso. Lo que los ‘expertos’ no entendieron de la economía global” (2016, Akal, Madrid).

DOS MODELOS DE CORRUPCIÓN

 Por Claudio Katz 

En los últimos meses se ha instalado en Argentina un clima de batalla contra la corrupción. Se supone que los ciudadanos ya no se preocupan sólo por sus urgencias personales. Bajo el impacto de las imágenes difundidas por la televisión, ahora exigen honestidad a todos los funcionarios. 

El conteo de dinero en la Rosadita, las propiedades de Báez, los bienes de Fariña, las cajas de seguridad de Florencia y los bolsos lanzados por López habrían provocado este abrupto despertar colectivo. 

La sociedad por fin reacciona con jueces que actúan, medios que informan y un gobierno que propicia el castigo de los ladrones. Todo muy bonito si fuera cierto. La primera duda es muy sencilla: ¿cómo apareció repentinamente tanta información? 

SERVICIOS, CÓMPLICES Y TRANSMISORES 

Es evidente que los espías manejan todos los datos de la corruptela que sale a flote. Destapan y ocultan esa información en forma selectiva. Filtran títulos de propiedades, números de cuentas en el exterior, rutas de lavado y arman las trampas requeridas para capturar a los caídos en desgracia como López. 

Los servicios de inteligencia que mueven estos hilos son los mismos que trabajaron para el kirchnerismo, enlodando a los opositores. Su cabecilla Stiuso cambió de bando y ahora diseña operaciones sucias para Macri. 

Por eso todos los documentos comprometedores involucran a cristinistas desamparados. Ningún carpetazo afecta a los funcionarios del PRO. No circulan videos de la familia del presidente transfiriendo dólares a sus firmas off shore, no aparecen grabaciones de Stuzzeneger cobrando por la estafa del mega-canje, ni se conocen los turbios negocios petroleros de Aranguren. 

Stiuso recuperó la patente de corso que perdió durante su conflicto con Cristina por el caso Nisman. Se fue a Estados Unidos, aceitó relaciones la CIA y ahora cuenta con la bendición total de la “embajada”. 

Por eso aporta información demoledora sobre la cúpula kirchnerista a cambio de impunidad para sus negocios. Obtuvo impunidad para silenciar el ajuste de cuentas con su socio (el ultimado lauchón Viale), que controlaba robos de tierras y propiedades. 

El hombre fuerte de los servicios ha impuesto, además, la eliminación de toda fiscalización parlamentaria del presupuesto del espionaje. Para colmo Macri colocó en la AFI a varios sospechosos de lavar dinero, mediante la cobertura que ofrecen las transferencias internacionales de jugadores de futbol. 

Los espías en funciones provienen de la época de la dictadura. Crearon bandas de secuestradores extorsivos y ahora mantienen estrechos vínculos con los narcotraficantes perseguidos o amparados por la DEA (Pérez Corradi). 

Obviamente conocen los secretos de lo ocurrido con la provisión de efedrina a los carteles mexicanos y con las responsabilidades de funcionarios públicos en el triple crimen que generó ese negocio. También manejaron la extraña fuga del penal de los involucrados en esos asesinatos (hermanos Lanatta) 

Los servicios trasmiten su sesgada información sobre 60 ex funcionarios kirchneristas a una casta de jueces federales. Esos magistrados ya optaron también por el cambio de bando. Por eso descongelan los expedientes que mantuvieron archivados durante una década. Con allanamientos, procesamientos y encarcelamientos cubren sus espaldas a un ritmo vertiginoso. Implementan los mismos procedimientos que utilizaron para proteger al kirchernismo. Mueven las causas que afectan a los popes del gobierno anterior y congelan las denuncias que involucran a la administración actual. 

Antes demolían a los procuradores que investigaban a Boudou y ahora bloquean las acusaciones contra Pray Gay, que asesoró a muchos empresarios en los secretos de la fuga de capital. 

Los medios de comunicación hegemónicos conforman otro pilar del relato en curso. Machacan día y noche con informaciones de Báez y López y silencian los oscuros negocios de Macri y sus allegados. 

Los dueños de los medios retribuyen al gobierno su anulación de la ley de Medios. Han logrado preservar sus conglomerados sin incurrir en ventas o divisiones de las firmas. Por eso influyentes comunicadores (como Lanata) agradecen el socorro repitiendo el servilismo que tuvieron Neustadt y Grondona bajo el menemismo. 

LOS DESFALCOS DEL OFICIALISMO 

El gobierno utiliza las denuncias anti-K para desviar la atención de los tarifazos, la pobreza y la recesión. Esa campaña le permite ocultar, además, la monumental corrupción del propio oficialismo. La declaración de bienes de Macri no cierra por ningún lado. Proclama un patrimonio muy inferior a su fortuna real y expone ridículas justificaciones de sus empresas off shore. Es sabido que nadie constituye esas compañías por motivos lícitos. Fueron gestadas para evadir impuestos y fugar capital. 

La mano derecha del presidente -el intendente Grindetti- formó otra off shore con fondos oscuros, durante su administración del presupuesto de la ciudad de Buenos Aires. Un prontuario semejante afecta al grueso de los ministros, que compiten por el monto de sus fortunas localizadas en exterior. 

El macrismo se arroga una curiosa limpieza en la gestión pública. Pero ha resuelto premiar a los grandes malversadores del fisco, con un blanqueo que consagra la impunidad de todos los desfalcos. El perdón fiscal beneficia ante todo a los propios CEOs que dirigen el gobierno. “No tenemos que escondernos más” confesó Macri en nombre de todos los evasores. Tal como ocurrió en España, el blanqueo exonera a los principales corruptos de las últimas décadas. 

Esta inmoralidad complementa el escandaloso pago de comisiones a los banqueros que diseñaron el arreglo con los buitres. Obtuvieron 350 millones de dólares adicionales a ese contrato, revendiendo con aumento los bonos que emitieron a un valor reducido. Los ex empleadores de Prat Gat y su equipo (Deutsche Bank, HSBC, JP Morgan y Santander) monopolizaron esa operación. 

Pero lo ocurrido con el tarifazo es más bochornoso. Macri encareció el gas y la electricidad para favorecer al grupo de amigos que adquirió empresas y acciones de ese sector (Caputo, Mindlin, John Lewis). Sus cínicos sermones sobre el ahorro energético encubren ese negociado. 

Mientras destapan todos los pormenores de la corrupción K, los principales medios ocultan estos fraudes de la administración M. Utilizan una doble vara para evaluar a Cristina y a Macri, omitiendo que el enriquecimiento ilícito afecta a ambos. 

Cuestionan por ejemplo al matrimonio Kirchner, su inmoral utilización de los hijos para encubrir manejos fraudulentos. Pero la misma práctica ha sido corriente en la familia Macri. Afirman que Néstor y Cristina aprovecharon la política para llenarse los bolsillos y olvidan que el presidente consolida desde el poder las fortunas, que su grupo acumuló esquilmando al estado. 

El doble estándar también se verifica en la naturalidad con que se discute si Cristina debe ir presa, sin considerar en cambio que Macri debería renunciar. En Islandia y España los altos funcionarios que ocultaron sus empresas off shore dimitieron. Allí siguieron las pautas que el macrismo publicita como conductas propias de los “países serios”. 

La duplicidad se extiende a la valoración de casos semejantes. A la vicepresidenta Michetti le perdonan el extraño manejo de un robo de 50.000 dólares facilitados por su novio. Ese individuo recibe contratos de publicidad oficial para actividades tan relevantes como la degustación de champagne. Por una situación semejante, la ex ministra Felisa Miceli terminó procesada y condenada. 

Conviene recordar que la renuncia de Boudou era exigida por todos los medios, que ahora no se inmutan frente a las incontables anomalías de los funcionarios. 

El gobierno está obviamente interesado en demoler al kirchnerismo para neutralizar a un adversario y afianzar su influencia en la clase media. Pero sólo el sector de Carrio promueve una purga intensa y la eventual repetición de la operación consumada por los golpistas brasileños contra el PT. 

Los restantes componentes de la alianza oficialista son más cautos. Temen las consecuencias de un continuado desfile de kirchneristas por Comodoro Py. Esa exhibición pone en peligro el pacto de impunidad con justicialistas, gobernadores y renovadores que sostienen los proyectos legislativos del PRO. Macri ya maneja el gobierno y no necesita la mani pulite que utilizó Berlusconi para alcanzar ese cargo. 

Cualquier investigación seria entraña, además, una seria amenaza para los negocios del oficialismo. Si se profundiza el entramado que rodea a López o Báez se llega rápidamente a los socios de Macri. Los des-manejos de contrataciones en la obra pública afectan directamente a Calcaterra y Caputo. 

El gobierno preserva las mismas normas de contratación que objeta al kirchnerismo. Sólo impulsa una nueva legislación para blanquear el pasado y reordenar las trampas de la confidencialidad. En muchas áreas recurre al viejo truco de declarar “emergencias”, para suplantar las licitaciones por las contrataciones directas. 

Los escándalos que entretienen a los medios se han convertido, además, en una grave preocupación para la “patria contratista”. Ese lobby sostiene al gobierno y prepara los emprendimientos que utilizará el macrismo en la publicidad electoral del 2017. 

El mismo temor recorre a la Iglesia, que ha quedado muy escrachada con los bolsos de López. Salta la vista cómo la jerarquía eclesiástica de General Rodríguez participaba en los negocios del ex pope de la obra pública. La imagen de monjas ocultando dólares en un convento transformado en aguantadero financiero, no es muy alentadora para el obispado. 

COIMAS Y LAVADO EN EL UNIVERSO K 

Cualquiera sea la utilización oficialista de la corrupción imperante durante la década pasada, los datos de esas malversaciones son abrumadores. Lo que todos sospechaban ahora tiene corroboraciones contundentes. Mediante un sistema de coimas, la crema del funcionariado K acumuló enormes fortunas. 

Los indicios de esta red salieron primero a flote a través del enriquecimiento de Jaime, que cobraba millonarios retornos desde la secretaría de transporte. El caso de Boudou confirmó esa pista. El vicepresidente nunca pudo explicar su intermediación en los cambios de propiedad de la Casa de la Moneda. 

Esos antecedentes podían tomarse como casos individuales hasta que Báez destapó la existencia de un esquema de robo organizado, con el visto bueno de la presidencia. El personaje de Santa Cruz mutó en pocos años de simple empleado bancario a principal contratista de la obra pública provincial. Todavía no se ha estimado el monto de sus increíbles propiedades y cuentas bancarias, pero ya se sabe cómo forjó ese imperio. 

Cobraba enormes sobreprecios por contratos para realizar obras, que en algunos casos ni siquiera empezó. Recibía dinero de proveedores ficticios que le otorgaban facturas truchas. Todos el dinero sustraído del presupuesto nacional era dolarizado y transferido a cuentas de Montevideo, Panamá o Suiza, a nombre de familiares y testaferros. Posteriormente con esas sumas se adquirían bonos del estado que se transformaban en propiedades o activos. 

Este mecanismo de lavado ha sido publicitado como la “ruta del dinero K”. 

Hasta ahora sólo se conocen algunos nombres de los involucrados en la estafa. Los ribetes cinematográficos que rodearon al apresamiento de López hacen olvidar su comando de ese sistema. Cumplía una doble función como otorgante de la obra pública y recaudador de las campañas de Néstor. 

Es evidente que Báez, López y Fariña integraban una pandilla que está desamparada. Pero falta conocer los estratos superiores de esa red. Muchas investigaciones conducen a De Vido por la financiación de emprendimientos abortados (como el gasoducto del Norte). El ex super-ministro de la obra pública carga con un centenar de causas y puede perder la protección que le aseguran sus fueros parlamentarios. 

Si la pesquisa del dinero mal habido continúa, también caería en desgracia el poderoso empresario Cristóbal López, que extendió su actividad de contratista al sospechoso negocio de los Bingos. Como maneja el principal de medios de comunicación opositor (C5N) y mantiene relaciones comerciales con un gran socio-rival de Macri (Tinelli), el oficialismo oscila entre crucificarlo y cooptarlo. 

El gran problema del kirchnerismo es la estrecha conexión de Cristina con todos los acusados. Puede fácilmente descartar las maniobras montadas por el juez Bonadío para comprometerla en la causa de dólar futuro. Pero no le resulta sencillo explicar el manejo de sus empresas (Hotesur, Los Sacues) junto a varios personajes caídos en desgracia. 

Cristina afirma que mantuvo relaciones comerciales usuales con Báez, pero no es normal que una presidenta alquile sus inmuebles al principal contratista de su provincia. Tampoco se entiende como un socio tan próximo acumuló semejante fortuna. 

CFK niega tajantemente todas las sugerencias de participación en las propiedades de Báez y reclama una auditoría para esclarecer las dudas. Pero durante su mandato desechó 10 informe lapidarios sobre los sobreprecios imperantes en los contratos de Santa Cruz y algunas investigaciones posteriores en el sector de vialidad confirmaron esas estafas. 

Lo más problemático es el enriquecimiento de la propia familia Kirchner. Los mismos jueces federales que archivaron las denuncias por el insólito crecimiento de esos bienes, ahora reabren la indagación, allanan propiedades, levantan el secreto fiscal y embargan las cajas de seguridad. Se estima que al cabo de 12 años el patrimonio del grupo se incrementó en 800%, con numerosas propiedades adquiridas a precios muy sospechosos. 

Para colmo, todos los allegados de Néstor fueron agraciados por la misma cadena de la felicidad. Su ex secretario Daniel Muñoz apareció en la lista de empresarios off shore de Panamá con bienes por 65 millones de dólares. El ex chofer de Kirchner -Rudy Ulloa- es un poderoso capitalista con propiedades millonarias. El ex jardinero -Héctor Barreiro- también detenta empresas de gran porte. 

Las vacilaciones de Cristina frente a esta catarata de denuncias ilustran el laberinto en que transita. Por momento reacciona asumiendo un alto perfil político, que le permite diluir la investigación de su riqueza. Pero en otras circunstancias opta por tranquilizar las aguas recortando su exposición pública. En cualquier caso afronta un dilema sin solución: el debate sobre la corrupción K ya es un tema insoslayable. 

INSÓLITAS JUSTIFICACIONES 

Los intelectuales kirchneristas intentan eludir el análisis de las acusaciones en danza. Recurren a los típicos lugares comunes de ese escape, convocando a la “investigación de la justicia” o afirmando que “no se puede condenar a nadie sin sentencia firme”. Son los viejos argumentos que se han utilizado para garantizar la impunidad. 

Especialmente Menen delegaba el problema en la justicia cuando estaba seguro de la complicidad de los magistrados. Si las causas dormidas se reabrían recurría al complemento de esa cobertura: la crítica a las imputaciones fabricadas por simple “persecución política”. Con esas maniobras sólo los perejiles o los chivos expiatorios (como María Julia Alsogaray) terminaron en la cárcel. 

Ciertamente las causas actuales están direccionadas para blanquear al macrismo y ensuciar al kirchnerismo, pero esta manipulación no anula la evidente corrupción de la década anterior, que los dirigentes K intentan disimular. 

Afirman que no se debe ignorar “los logros de ese periodo”, como si las mejoras democráticas o sociales conquistadas justificaran los desfalcos. Esos avances fueron aceptados por un gobierno que mantuvo todos los vicios tradicionales del robo al estado. La corrupción no desmiente, ni invalida lo conquistado. Simplemente transitó por otro carril. 

Algunos dirigentes del kirchnerismo reconocen las estafas, pero entienden que “fueron casos excepcionales” o propios de “cualquier gobierno”. Pero la escala y organización que de esos fraudes no es tan corriente y tampoco su invariable desemboque en la cúspide presidencial. Néstor y Cristina concentran las principales sospechas. 

Esta peculiaridad torna muy difícil cualquier defensa. A diferencia de otros gobiernos progresistas latinoamericanos contaminados por la corrupción, lo ocurrido bajo el kirchnerismo no se limitó a las segundas líneas, ni tuvo sólo finalidades políticas. No se destaparon desvíos de fondos públicos para solventar campañas electorales o para financiar aparatos partidarios. Abundan los ejemplos de simple enriquecimiento personal. 

Cristina ha sugerido la culpabilidad colectiva como justificación. Por eso responde a cada acusación con exigencias de investigación equivalente del macrismo y los contratistas del estado. Su mensaje implícito es que “todos roban” y “nadie es inocente” en el manejo del sector público. 

Este chantaje ha servido en incontables ocasiones para garantizar pactos de impunidad, pero resulta inadmisible para cualquiera que participe en la vida política por convicción e idealismo. La extorsión es muy corriente entre los adinerados, pero debería ser inadmisible entre militantes populares e intelectuales progresistas. 

El colmo de las justificaciones difundidas por el espectro K presenta a la corrupción como una necesidad del desafío a los poderosos. Esta tesis proclama que los desfalcos constituyen un ingrediente insoslayable de la construcción de un poder contrapuesto al establishment. Se supone que Cristina tuvo que aceptar esa desventura como un trago amargo de su propia epopeya. 

Pero en este caso no hubo tolerancia a estafas de los subordinados, sino un sistema de coimas que enriqueció a la jefatura. En lugar de un robo para la corona hubo sustracción para el propio bolsillo. 

Los justificadores desconocen, además, que la corrupción nunca confronta con los acaudalados. Al contrario, constituye una típica forma de ejercer la dominación. Salta a la vista que un funcionario estafador integra el bando de los saqueadores, cualquiera sea la camiseta que utilice para disfrazar esos fraudes. 

El espectáculo de corrupción durante la década pasada genera desengaño entre los seguidores del kirchnerismo. Parte de ese desencanto se expresa en la pérdida de autoridad y capacidad de convocatoria de Cristina. Para la militancia es muy difícil digerir los millones de dólares que aparecen por todos lados. 

Este impacto se refleja en el vaivén anímico de los intelectuales K, que recibieron con euforia el regreso inicial de CFK y ahora afrontan una aguda depresión. Algunos suponen que ese dolor será transitorio, pero otros registran la diáspora de legisladores, gobernadores e intendentes del comando de Cristina. Lo importante no son esos acomodamientos, ni los debates bizantinos sobre el “fin del kirchnerismo”, sino comprender las razones y peculiaridades de los desfalcos recientes. 

VARIEDADES DE CAPITALISMO 

La corrupción es intrínseca al capitalismo y se alimenta de la estrecha relación que mantienen las clases dominantes con la alta burocracia. Los poderosos acumulan riquezas utilizando las garantías legales del estado y recurren también a la violación sistemática de esas normas. Un sistema basado en la competencia por maximizar el lucro potencia la codicia y empuja al enriquecimiento por cualquier medio. 

Esta identidad del capitalismo con la corrupción se verifica en la entidad más representativa del sistema: el FMI. Los tres últimos directores de ese organismo están acusados de incontables irregularidades. Rodrigo Rato carga con imputaciones por manejo ilegal de las tasas de interés, fraude fiscal, blanqueo de capitales y tráfico de influencias. Dominique Strauss-Kahn añade a esas anomalías el acoso sexual. Christine Lagarde es señalada por el fisco francés como inspiradora de una estafa multimillonaria. 

Lejos de ser una perversión del Tercer Mundo, la corrupción es una gangrena en todas las economías desarrolladas. Las grandes empresas suelen dictar cátedra de transparencia, mediante la difusión de rankings nacionales de honorabilidad. Pero es evidente que el propósito de esas campañas es la captura de mercados en disputa. 

El circo de coimas que ha salido a flote en Argentina es la variante local de una enfermedad diseminada por todo el mundo. Ese flagelo asume contornos peculiares en cada país y momento. La corrupción de Macri sintoniza con los fraudes del neoliberalismo y los desfalcos de Kirchner con la cleptomanía que acompaña a la regulación neo-desarrollista. 

El primer caso es muy afín a la desregulación financiera y a los negociados que incentivan los paraísos fiscales. Todos los funcionarios off-shore del macrismo son activos promotores del des-financiamiento del estado. Buscan aligerar la carga impositiva de las clases dominantes, para descargar todo el peso de la tributación sobre los trabajadores. 

Macri retoma la vieja corrupción institucionalizada, tradicional y de guante blanco del establishment argentino. La Ceocracia que ubicó en todos los ministerios esquilma al estado como nunca.

El responsable oficial del área comercial comparte, por ejemplo, con los dueños de varios supermercados el mismo apellido Braun. Discute con ellos la fijación de precios en un clima de familia. El listado de funcionarios ubicados en los dos costados del mostrador es tan extenso, como ilustrativo de las estafas descaradas que administra el PRO.

Ciertamente el kirchnerismo también favoreció a grandes conglomerados y garantizó las pingues ganancias de Rocca, Eurenkian o Britto. Pero otorgó retornos inusuales a muchos grupos recién llegados al saqueo de las cuentas públicas. Mediante ese capitalismo de amigos apuntaló una corrupción berreta de bolsos y joyas, enterrados en bóvedas y cuevas. Las groserías de estos ladronzuelos han sido el blanco fácil de la prensa.

Cada modelo exhibe personajes representativos de sus estafas. López es el símbolo de la corrupción K. Manejaba el dinero en efectivo para proteger su inestable fortuna de las previsibles adversidades.

En cambio Melconian es el típico exponente de la inmoralidad macrista. Litigó junto a Griesa contra el estado argentino, para cobrar los bonos que adquirió durante el quebranto del 2001. Es un buitre premiado con la presidencia del Banco Nación, que declara un patrimonio millonario en el exterior.

Aranguren es otro exponente de la misma especie. Comanda el ministerio de energía sin desprenderse de 16 millones de pesos en acciones de Shell. Favorece descaradamente a su compañía otorgándole 7 de las 8 licitaciones de compras de gas a Chile, a un precio superior al promedio del mercado.

Ninguna acción contra la corrupción puede librarse sin denunciar los distintos modelos de fraude que imperan en el país. Todos son igualmente nefastos y congruentes con las adversidades que genera el capitalismo para las mayorías populares.

En este terreno no rige ningún principio de mal menor. No existen formas tolerables de corrupción del progresismo contrapuestas a las modalidades censurables del establishment. Es tan nocivo justificar a Cristina, como demonizarla para apañar a Mauricio.

La izquierda acumula, en este campo, una autoridad moral que ninguno de sus adversarios puede exhibir. Las organizaciones de ese signo se auto-financian y sus dirigentes cobran sueldos semejantes a cualquier trabajador. Estas normas de honestidad están incorporadas a una cultura militante, muy alejada de la codicia imperante entre los servidores del capital. La batalla contra la corrupción exige esa ejemplaridad y un compromiso persistente de lucha contra el capitalismo.

Cuba en Rio 2016: Sí pero No


Se acabaron las emociones de los Juegos Olímpicos. Pocos pueden escapar al influjo del extraordinario acontecimiento deportivo cuatrienal. Durante 17 días nos mantuvo en vilo; festejando grandes actuaciones, rumiando duros reveses. Toca la hora del recuento y las valoraciones.

Cuba fue a Rio con dos grandes objetivos: quedar entre los 20 primeros países y superar la actuación de Londres. La meta fue cumplida a medias. Anclamos finalmente en un meritorio lugar 18 entre las 207 delegaciones participantes; sin embargo, quedamos por debajo de Londres en cantidad de medallas y puesto en el medallero.

En la capital británica Cuba ancló en el lugar 16 con 15 medallas (5 Oro, 3 Plata, 7 Bronce); ahora terminamos con 11 medallas (5 Oro, 2 Plata, 4 Bronce) y el aludido puesto 18. Habría que remitirse a Munich 72 para contabilizar menos preseas que en esta ocasión.

En Beijing 2008 alcanzamos medallas en 8 deportes; en Londres 2012 lo hicimos en 7; ahora en Rio fueron apenas 4 deportes los aportadores al medallero.

La Lucha Grecorromana tuvo la actuación más destacada de toda la comitiva. Con 5 gladiadores lograron acumular 2 de Oro y 1 de Plata, para ganar por equipos esa modalidad de la lucha. Cambios en el colectivo técnico, mejor preparación, y experiencias incipientes en clubes extranjeros pudieran marcar claves en el muy buen desempeño.Mijaín López demostró que es un “monstruo sagrado” de la lucha mundial y se llevó, sin puntos en contra, su tercer oro olímpico consecutivo. Ismael Borrero, destrozó pronósticos y se alzó a lo más alto desde su pequeña estatura. Yasmany Lugo aportó una plata inesperada, pero que recompensa un talento necesitado de explotar.

El Boxeo volvió a ser la nave insigne con 3 de oro y 3 de bronce, un resultado parecido a los pronósticos de los técnicos del deporte; pero que a mí en lo particular me parece por debajo de las potencialidades reales de los nuestros. Grandes figuras como Lázaro Álvarez, Roniel Iglesias , Yosvani Veitía, Yasniel Toledo y el jovencito Argilagos, se quedaron cortos en su tránsito por estos Juegos. Las palmas para Robeisy Ramírez por su segundo título olímpico con apenas 22 años, y para Julio César la Cruz y Arlen López, con su favoritismo confirmado sobre el ring.

El judo aportó la plateada de la extraordinaria Idalis Ortiz, pero este deporte no vive sus mejores horas en nuestro país. El femenino ha descendido su nivel y vive una renovación en el colectivo técnico. El masculino no pudo esta vez aportar ni una medalla. Lo más destacado fue el desempeño del joven Alex García.

Denia Caballero, con su bronce en el disco, salvó al Atletismo cubano del descalabro total. La competencia se sabía dura y sin todas las armas en combate (Pedro Pablo Pichardo lesionado y Yarisley Silva con varios contratiempos personales en su preparación), pero es incomprensible que la inmensa mayoría de nuestros atletas no hayan hecho o se hayan acercado a sus mejores marcas en el evento más importante de sus vidas. Excepciones honrosas y loables las faenas de Yorgelys Rodríguez, Leonel Suárez, Yoandys Lescay y el relevo 4×400 masculino.

Varios ganadores de diplomas olímpicos (ubicados del 4 al 8 en sus especialidades) merecen el reconocimiento al resultado, como la fenomenal dupla de Nivaldo y Sergio en el voly de playa, el tirador Leuris Pupo (con su loable quinto lugar a cuatro años de su oro olímpico), Marlies Mejías en el ciclismo, el gimnasta Manrique Larduet (con tres finales pese a la lesión), las judocas Dayaris Mestre y Yalennis Castillo y la pesista Marina de la Caridad Rodríguez Mitjan (con marca personal y 8vo lugar en la primera presentación de una halterista cubana en Juegos Olímpicos). Angel Fournier, aunque finalista, quedó muy por debajo de lo pronosticado.

Otras faenas que destacaría, más allá de su ubicación final, serían la de la rutera Arlenis Sierra, quien corrió sola frente a potentes equipos y demostró su valía y posibilidades futuras, y la del arquero Adrián Andrés Puentes Pérez, con su puesto entre los 16 primeros y su récord nacional.

Guillermo Fariñas: ¿a quién le está mintiendo otra vez? [+ fotos]


Norelys Morales Aguilera - Blog Isla Mía / Cubainformación.- Para entender una huelga de hambre y sed, “maratónica” como las supuestamente realizadas por Guillermo Fariñas, propio de un súper humano que no existe en el planeta tierra, hay que hacer una pregunta de rigor: ¿A quién le está mintiendo Guillermo Fariñas Hernández?

Pero, antes de responder son precisas al menos cuatro consideraciones que siguen:

Primero. La literatura médica indica sobre los ayunos prolongados, que mientras que la mayoría de los tejidos pueden obtener combustible de los ácidos grasos o los cuerpos cetónicos (ácido que se produce al degradarse las grasas), el cerebro no puede hacerlo porque las neuronas necesitan glucosa para realizar sus funciones vitales. Esta alimentación cerebral anormal tiene consecuencias sobre el sistema nervioso, por lo que es probable que el ayuno prolongado deje secuelas en el cerebro por lesiones de las neuronas, que pueden llegar a ser irreversibles en los casos más graves. [1][2]

Fariñas en el Hospital a los 8 y 29 días en huelga de hambre y sed

Segundo. Sospechosamente ningún periodista de agencias, medios corporativos, o de los de la contrarrevolución, ha investigado sobre la veracidad el expediente médico oculto por la progenitora de Guillermo Fariñas, Alicia Hernández, donde se da cuenta del trastorno mental conocido como Síndrome de Munchhausen, así como la constancia del compromiso de la señora para cuidarlo. ¿Por qué no prueban que es propaganda como dicen los corifeos y trolls? [3]




Foto del 8 de agosto, en ayuno iniado el 19 de julio/2016

Tercero. Los mentores de la contrarrevolución cubana continúan enfrascados en la misión imposible de unirlos. Pero, el ego superlativo de los “disidentes” siempre termina frustrando a los jefes, especialmente los terroristas que hoy se reciclan a pacifistas. El dinero que ofrece el gobierno de Estados Unidos, son millones despilfarrados, en burdas corruptelas, falta de honestidad y transparencia, nepotismo y reparticiones para comprar lealtades efímeras de vividores.



Amorosa huelga de hambre y sed en familia

Cuarto. Las últimas piruetas ahora son la Mesa de Unidad de Acción Democrática (MUAD), para imitar el fracaso de la venezolana, aunque los emporios mediáticos digan lo contrario, así como el supuesto Congreso del Encuentro Nacional Cubano en Puerto Rico, al cual Fariñas no asistió enfrascado en la propaganda, que necesita.




Ajetreos constructivos en predios del huelguista Fariñas

Se comprende lo inconveniente e inoportuna de esta “huelga de hambre y sed” para los pagadores que buscan que los “opositores” logren alguna vez de verdad estar unidos por lo que algo deberían hacer. Corroboran lo dicho, que muchos de los que en otros episodios huelguísticos de Fariñas lo alentaron, ahora le suplican que deje el ayuno prolongado y son numerosos quienes están pidiendo al recordista de las huelgas de hambre, que abandone el actual capítulo, con el auxilio de variopintos personajes, que solo se mueven por interés, entre los que están gerentes del negocio del anticastrismo como los congresistas ultraconservadores, que se sienten en la misión de regentes de la contrarrevolución en Cuba, al trasegar con los fondos federales de EE.UU.




Pero, Fariñas sigue en sus trece y ha perdido la noción de que tiene el tufo de cadáver político, jugando su estrategia egocéntrica y mentirosa.

En el primer round ya perdió, pues los representantes de la embajada de Estados Unidos, de España y del Vaticano, no han ofrecido una mediación con el gobierno cubano, como dijo Fariñas, que fue desmentido por el padre José Manuel Alcaide, primer secretario de la Nunciatura Apostólica en Cuba, quien negó que El Vaticano haya iniciado una mediación. [5] 

Mientras, un tal José Daniel Ferrer de otro grupito al que denominan UNPACU, dice cosechar “repercusión mediática” desde Miami, dejando a Fariñas con su micro partidillo FANTU, revolviéndose en celos y bajas pasiones, que ambos ocultan deliberadamente.

Entonces entra la verdad en juego y vamos a la pregunta inicial ¿A quién le está mintiendo Fariñas? ¿A sus vecinos que están viendo llegar materiales de construcción para su casa, algo que no haría nadie decidido a llegar “hasta la muerte”, como ha dicho y han publicado los medios que han hecho trizas del periodismo auténtico como El Mundo y El País de España, por no mencionar a los voceros de la cloaca de Miami? O, ¿es a sus pagadores, que a los de UNPACU le ordenaron interrumpir los ayunos al igual que a Fariñas?

Sus financistas creen mentiras cuando les conviene, pero en este caso parece que no, y será el segundo raund que pierda Fariñas, deseando de veras quien esto firma, que ya no esté obnubilado y pierda la vida, que la farándula mediática tiene la memoria demasiado breve, y él debiera saberlo.

Si en ayunos anteriores al recordista mundial de las huelgas de hambre con ingresos hospitalarios se le vio el desgaste físico, ahora que está en su casa, puesto que “lo quieren asesinar”, según dice, las fotos publicadas en su propio blog no indican que esté perdiendo 0.5 kilogramos de peso por día, a partir del 19 de julio en que comenzara su supuesta huelga de hambre y sed, como está probado en casos de ayunos prolongados.

Las fotos que publicadas desde el blog y Twiter de Fariñas a los ocho y 29 días en huelga de hambre y sed, perdonar, la repetición, puede ser evaluada por el más cándido de los mortales, entre los cuales, por supuesto, no están quienes lo han financiado hasta el día de hoy.

Los practicantes de ayunos como métodos de sanación suelen decir que cualquier tonto puede iniciar uno, pero hay que ser sabio para salir. En este caso para salir es probable que Fariñas esté realizando alguna exigencia, tal vez monetaria, y le será difícil ir a bailar en la casa del trompo, que es donde se mueve el dinero y poco les importará si fallece o no. 

Notas



Río 2016: medallas… ¿cubanas?

Julio Batista • 22 de agosto, 2016


LA HABANA. Acaban de finalizar los Juegos Olímpicos de Río 2016 y la delegación cubana firmó cosecha de cinco metales dorados, dos de plata y cuatro de bronce para incluirse entre las primeras 20 naciones en el medallero general. Podría pedirse más a los nuestros, pero lo cierto es que la cifra de preseas es justa y aspirar a más sería desconocer la actual situación del deporte cubano.

De nuestros cinco campeones tendremos noticias a granel, incluyendo los recibimientos en los barrios y las cursis notinovelas de sus familias durante las competencias. Por eso les propongo un repaso por algunas medallas de las que no hablará la prensa nacional, aquellas que fueron a los cuellos de los cubanos que, en Río 2016, compitieron bajo otra bandera.

En la cita olímpica recién concluida estuvieron presentes –y dispersos– entre varias naciones participantes más de una decena de deportistas de origen cubano, quienes, en la mayoría de los casos, hicieron carrera en la isla antes de radicarse en tierras foráneas.

Del tema ya se ha hablado. La migración deportiva es un tema harto conocido y Cuba, aunque nos guste pensar que sí, no es la única nación que ha visto cómo algunos de sus mejores atletas desfilan bajo otros pabellones. Pero concentrémonos en aquellos que llegaron hasta Río y allí dejaron su marca.

En total hablamos seis preseas: cinco platas y un bronce. Conseguidas en tres especialidades: gimnasia artística, voleibol, atletismo y boxeo. En las dos primeras Cuba no consiguió subir al podio.

En la pista fueron las especialidades con vallas las protagonistas del accionar de los cubanos radicados en ultramar.

El primero en alcanzar la gloria fue el vallista corto Orlando Ortega al obtener la plata para España con crono de 13.17 segundos. El desempeño deportivo del antiguo discípulo de Santiago Antúnez es loable aunque haya levantado polémicas.

Dos días después llegaría el turno para Yasmani Copello. El corredor “turco” estampó récord para los otomanos y consiguió la medalla de bronce en los 400 metros con vallas al parar los relojes en 47.92 segundos. Nada que asombrara demasiado, especialmente si se tiene en cuenta el título europeo conseguido por Yasmani apenas un mes atrás.

Ni en las vallas cortas, ni en los 400 con vallas los representantes cubanos lograron avanzar más allá de las rondas clasificatorias.

Aunque terminó sin medallas vale la pena destacar a Libania Grenot, experimentada corredora que, con el uniforme de Italia, consiguió incluirse en la final de la vuelta al óvalo. Libania entró octava, pero a sus 33 años cumplidos una final olímpica sabe a gloria.

En la gimnasia nuestra delegación nunca escaló al podio. La lesión de Manrique Larduet nos privó a millones de ver al joven en su máximo esplendor. Sin embargo, otro cubano cargó con dos preseas de plata en las finales por aparatos. Su nombre: Danell Leyva. Su bandera: la norteamericana.

Integrante del equipo estadounidense de gimnasia artística, Leyva sumó a su palmarés olímpico los segundos lugares en barra fija (15.500) y barras paralelas (15.900). Justo en esas dos finales intervino nuestro Manrique.

Leyva es todo un consagrado. Bronce en el concurso de máximo acumulador en la cita estival de Londres 2012, su paso por la selección norteña ha tenido como batín un amplio número de medallas en certámenes nacionales y mundiales.

Por su parte, el boxeo nos mostró el lado más amargo de nuestra diáspora cuando, en la división de los 64 Kg, Lorenzo Sotomayor eliminó –vistiendo la casaca azerí– a Yasnier Tolero en los cuartos de final. Esa fue una de las dos divisiones en las que Cuba no obtuvo medallas, pero un cubano subió al podio.

Sotomayor cedió en la final de la división y terminó por colgarse la medalla de plata que significó la mejor actuación de Azerbaiján en el torneo boxístico de Río 2016, pues al logro del púgil cubano apenas consiguieron sumar otra presea de bronce.

Pasados los 30 años, Lorenzo es el actual campeón de su categoría en los Juegos de Europa y uno de los representantes más queridos del boxeo en Azerbaiján, donde ha adquirido un apodo interesante: el Muhammad Alí de Azerbaiján.

En cuanto a los deportes colectivos, espacio en el que Cuba tuvo un pálido desempeño en estos Juegos Olímpicos, un hombre muy conocido por el público nacional imprimió su calidad.

En Río el excelente voleibolista Osmany Juantorena accedió, finalmente, a una cita olímpica, llevando de la mano al poderoso equipo de Italia. Considerado en su momento como el mejor jugador del planeta, el cubano disputó la final ante el elenco anfitrión. La azzurri no pudo con un resplandeciente Brasil que barrió en tres sets, pero la plata olímpica engrosará ahora las vitrinas de Osmany.

En total contraste con esta actuación, la escuadra cubana se marchó del certamen sin haber alcanzado siquiera una victoria, un resultado previsible ante el notorio descenso en la calidad de nuestra selección nacional.

También entre los equipos destacó otro cubano, el balonmanista Rafael Capote, quien con la plantilla de Qatar no pudo pasar de cuartos de final, pero consiguió incluirse entre los ocho mejores equipos del planeta en la cita carioca.

Subcampeón del mundo con los qataríes, Capote regresó en 2016 al país donde abandonó la delegación cubana nueve años atrás, durante los Juegos Panamericanos de Río 2007. De nuevo en Brasil, Capote, máxima referencia entre sus compañeros, resultó el máximo goleador del conjunto y pieza clave en el engranaje de la selección.

A esta lista podríamos sumar también la de varios entrenadores nacidos en la isla que, también con otros uniformes, vieron cómo sus pupilos recogían medallas en Río 2016. Ello sería un buen punto si quisiéramos confirmar una tesis: en las citas estivales no es precisamente la calidad deportiva en nuestros atletas y/o entrenadores, el freno que nos impide ascender en el medallero colectivo.

Foto de portada: El voleibolista Osmany Juantorena, jugando con el equipo italiano.

Progreso Semanal/ Weekly autoriza la reproducción total o parcial de los artículos de nuestros periodistas siempre y cuando se identifique la fuente y el autor.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...