"De pensamiento es la guerra mayor que se nos hace: ganémosla a pensamiento" José Martí

martes, 10 de mayo de 2016

Continúa el circo y las presiones....... Brasil insólito: el presidente de Diputados revocó su propia anulación del impeachment contra Dilma

Waldir Maranhão había solicitado ayer por la mañana frenar el avance del juicio pero por la noche dio marcha atrás


Dilma, durante una ceremonia oficial en el Palacio de Planalto. Foto: AFP

BRASILIA.- En otro surrealista hecho de la gravísima crisis política que vive Brasil, el presidente interino de la Cámara de Diputados, Waldir Maranhão, el mismo que ayer tuvo al país en vilo al anular la sesión de la casa por la cual se había dado inicio al impeachment contra la mandataria Dilma Rousseff , cambió de opinión y a la medianoche revocó su propia decisión.

De todas maneras, la medida original de Maranhão ya había sido rechazada ayer en la tarde por el presidente del Senado, Renan Calheiros, quien mantuvo en marcha el proceso para que el plenario de la Cámara alta vote mañana la apertura del juicio político a la jefa del Estado. Ante las últimas novedades, hoy militantes pro-gobierno iniciaron una serie de cortes de rutas y actos de protesta en varios puntos del país.

Después de una intensa jornada repleta de incertidumbres, presionado por la cúpula de su agrupación, el Partido Progresista (PP), que amenazó con echarlo de la fuerza, Maranhão divulgó a última hora su nueva resolución, que deberá ser publicada hoy.

"Revoco la decisión por mi proferida el 9 de mayo de 2016 por medio de la cual fueron anuladas las sesiones del plenario de la Cámara de Diputados ocurridas los días 15, 16 y 17 de abril de 2016, en las cuales se deliberó sobre la denuncia por crimen de responsabilidad Nº 1/2015", señaló el breve texto del titular en ejercicio de Diputados.

La marcha atrás volvió a confundir tanto a oficialistas del Partido de los Trabajadores (PT) como a sus opositores, que ayer habían considerado llevar el caso de puja de poderes hasta el Supremo Tribunal Federal (STF). Maranhão, hasta la semana pasada vicepresidente de Diputados, había asumido la presidencia de la Cámara luego de que el entonces titular, el maquiavélico Eduardo Cunha (del Partido del Movimiento Democrático Brasileño, PMDB, hasta hace poco principal aliado del PT en la coalición gobernante), fue suspendido de su cargo por el STF, en respuesta a una solicitud de la Procuraduría General de la República. Cunha, archienemigo de Rousseff y uno de los mayores promotores del impeachment, estaba procesado por haberse beneficiado del esquema de sobornos en Petrobras y, según la PGR, abusaba de su puesto para bloquear las investigaciones y seguir cometiendo crímenes.

Pese a que muchos miembros del PT y sus socios están manchados por el escándalo del "petrolão", el juicio político contra Rousseff no está relacionado con el caso. La mandataria está acusada por el Congreso de haber maquillado las cuentas públicas en los últimos años para esconder el déficit fiscal con el supuesto fin de garantizarse la reelección en 2014. Sin embargo, recientemente, la presidenta ha sido acusada por arrepentidos del "petrolão" de haber estado al tanto de la red de coimas que imperó en la petrolera estatal y de intentar descarrillar las investigaciones judiciales.

En rechazo al juicio político a la presidenta, militantes de grupos pro-gobierno como el Movimiento de Trabajadores Rurales Sin Tierra (MST) y del Movimiento de Trabajadores Sin Techo (MTST), lanzaron hoy una ofensiva con bloqueos de rutas y calles en al menos una decena de los 27 estados de Brasil y prometieron recrudecer sus acciones de "resistencia". Ya ayer, un pequeño grupo de simpatizantes de Rousseff "ocupó" por un par de horas de manera simbólica el segundo piso del Palacio del Planalto, donde se realizan las ceremonias públicas y condenó el "golpe parlamentario" por el cual la presidenta sería apartada de su cargo y reemplazada por el vicepresidenteMichel Temer . Desde el gobierno se acusa a Temer y a Cunha de conspirar para sacar al PT del poder, que mantiene desde hace 13 años, primero con las dos administraciones de Luiz Inácio Lula da Silva y luego con las de Rousseff.



El presidente interino de la Cámara baja Waldir Maranhão anunció que no intentará frenar el juicio político. Foto: O''Globo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por opinar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...