"De pensamiento es la guerra mayor que se nos hace: ganémosla a pensamiento" José Martí

domingo, 29 de noviembre de 2015

Hermandad abakuá reivindica memoria de héroes negros

IPS Cuba • 29 de noviembre, 2015



LA HABANA.- En un llamado a hacer justicia histórica, integrantes de la Asociación Abakuá de Cuba pidieron no omitir a héroes negros de la nación caribeña. El reclamo tuvo lugar el 27 de noviembre, fecha en la que se rinde homenaje a ocho estudiantes de medicina cubanos fusilados por el coloniaje español en 1871, pero apenas se hace referencia a cinco afrodescendientes abakuá asesinados por tratar de impedir la muerte de los galenos.

“La caída de los cinco hermanos negros en su intento por evitar aquel sangriento acto parece haber sido borrado de la historia”, afirmó el médico Orlando Gutiérrez, miembro del Consejo Supremo Abakuá, hermandad con más de 20.000 asociados en Cuba.

A su juicio, “se deberían conmemorar tres sucesos al unísono sin dejar ninguno fuera”, dijo en alusión a que ese día, pero en 1893 falleció también Mariana Grajales, apodada la Madre de la Patria.

El grupo Anamuto, integrado por la Cátedra de Pensamiento Haydée Santamaría, el Consejo Supremo Abakuá de Cuba y el Grupo Chequendeke, coordinó la actividad, cuyo inicio fue una peregrinación desde áreas aledañas al popular Capitolio habanero hasta la intersección de las calles Chacón y Morro, en la Habana Vieja.

El escritor Tato Quiñones, consagrado a reflejar en sus obras diversas aristas de la huella africana en Cuba, señaló que “los caídos del 27 de noviembre de 1871 fueron 13 y así debe reconocerse”.

Sin embargo, el investigador criticó que “los actos se siguen haciendo por separado: la FEU organiza su homenaje a los estudiantes de medicina y nosotros nos reunimos en este espacio conquistado hace nueve años”, apuntó en referencia al pequeño monumento erigido en 2006 y donde se congregaron alrededor de un centenar de personas.

El autor del libro Asere NúncueItiá. Algunos documentos y apuntes para una historia de las hermandades abakúa en la ciudad de La Habana, manifestó el deseo de que las “próximas celebraciones dejen de ser separadas y se haga una sola para recordar a los 13 héroes cubanos”.

Según Quiñones, sería “un acto emancipador y de justicia histórica”.

Mientras los practicantes de la religión abakúa intentan reivindicar la veracidad de la historia de los cinco hombres negros asesinados el 27 de noviembre de 1871, otros especialistas alegan falta de pruebas para confirmarla.

La polémica se ha extendido, incluso, a los medios de comunicación locales, en los que apenas se hace alusión al hecho o se le menciona como parte de una tradición oral sin verificar.

No obstante, Orlando Gutiérrez resaltó que un artículo publicado este 27 de noviembre en el estatal periódico Granma, “menciona de manera breve lo sucedido con los cinco abakúa, un avance pero todavía sin concederle la importancia que queremos”.

Acompañados de música y poesía se recordó, además, a los fallecidos Eduardo Santiesteban y Gregorio Hernández, fundadores del altar donde se realizó la conmemoración.

Santiesteban, conocido en la religión como Eduardo DjataDieli, fue poeta y director de programas radiales, mientras Hernández, apodado el “Goyo”, se destacó como músico y profesor de bailes afrocubanos.

A ellos rindió tributo la presentación del grupo Chekendeke, representado en la actividad por Sinecio Verdecia y Wilay Méndez.

“Esta es una de las actuaciones más difíciles para nosotros porque uno de los integrantes de nuestro conjunto era Eduardo Santisteban”, apuntó Verdecia antes de entregar un arreglo floral a la esposa del desaparecido creador.

También mostró su arte el pintor Hugo Curet, un joven de 26 años cuya obra está inspirada en las tradiciones de la herencia abakúa.

Como es habitual el homenaje concluyó con el sonido de tambores y una rumba a la que se sumaron las personas de la comunidad.

Los abakúa

A la Sociedad Secreta Abakuá se le conoce también como Ñañiguismo.

Históricamente han sido estigmatizados como machistas y violentos.

Algunos jóvenes consideran que para ingresar en la asociación deben actuar de manera agresiva como modo de demostrar su hombría.

En realidad promueve valores como ser hombre, buen hijo, padre, hermano, amigo, honesto y no tener vicios, algunas de las virtudes que enumera la planilla de solicitud para ingresar en la asociación.

(Tomado de IPS Cuba)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por opinar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...