"De pensamiento es la guerra mayor que se nos hace: ganémosla a pensamiento" José Martí

sábado, 12 de diciembre de 2015

El ex alcalde de Buenos Aires acumula 214 denuncias en su contra desde 2007

Stella Calloni • 12 de diciembre, 2015



BUENOS AIRES. Mauricio Macri, de la alianza derechista Cambiemos, llegó a la presidencia de Argentina procesado por espionaje telefónico con otros funcionarios del gobierno que encabezó en la ciudad de Buenos Aires, y acumula 214 denuncias desde que asumió la jefatura del gobierno porteño, en 2007.

En el caso más sonado fue acusado de ordenar el espionaje a su cuñado, Néstor Leonardo, y al dirigente opositor Sergio Burstein, familiar de un fallecido en el atentado contra la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA), quien hizo la denuncia en octubre de 2009.

El pasado 4 de diciembre, los abogados de Macri pidieron el sobreseimiento en esta causa. Lo hizo el fiscal Jorge Di Lello, el mismo que solicitó a la juez María Servini de Cubría que el mandato de Cristina Fernández de Kirchner terminara a las 23:59 horas del miércoles pasado.

Di Lello no pudo obtener el sobreseimiento antes de que Macri asumiera la presidencia, y el proceso se mantiene hasta que los tribunales se pronuncien.

Las denuncias contra Macri en sus años de alcalde porteño van desde estafa y asociación ilícita, abuso de autoridad y violación de deberes de funcionario público, enriquecimiento ilícito, falsificación de documentos públicos, hasta amenazas y abandono de personas.

Curiosamente, todas estas causas fueron pasando de juzgado en juzgado sin llegar a definiciones en varias de ellas.

Otras denuncia grave fue en la que se le acusó por la formación de un grupo parapolicial, la Unidad de Control del Espacio Público (UCEP), creada por decreto firmado por Macri el 29 de octubre de 2008. La UCEP comenzó a perseguir y maltratar a familias que dormían en las calles.

Macri, la ex vicejefa del gobierno porteño María Eugenia Vidal (ahora gobernadora de la provincia de Buenos Aires) y su jefe de prensa, Miguel de Godoy, fueron acusados de lavado de activos, peculado y falsificación de documentos por Carlos Valenzuela, titular del Canal 4 de Posadas, Misiones.

En las cuentas de la municipalidad aparecían sumas pagadas por publicidad al Canal 4, que nunca tuvo pautas publicitarias. Estaciones de radio del interior del país presentaron demandas por casos similares.

En otro escándalo, el candidato a diputado nacional por Cambiemos y cronista de futbol Fernando Niembro –que este jueves asistió a la Casa Rosada– debió renunciar ante la denuncia de pagos millonarios de la alcaldía, falsamente presentados como gastos de publicidad.

(Tomado de La Jornada)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por opinar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...