"De pensamiento es la guerra mayor que se nos hace: ganémosla a pensamiento" José Martí

domingo, 6 de diciembre de 2015

La crisis migratoria en cifras


Elena Llorente, desde Roma

Desde enero de 2015 llegaron a Europa 907.712 migrantes, la mayoría (878.495) por mar, es decir, atravesando el Mediterráneo o el mar Egeo en distintos puntos, los demás por tierra. Pero según las organizaciones internacionales que llevan el control de este fenómeno, como ISMU (Iniciativas y Estudios sobre la Multietnicidad) de Italia, la Organización Internacional para los Migrantes (IOM) con base en Suiza, y Acnur, la agencia de la ONU para refugiados, unos 3563 (sobre un total mundial de 4960) murieron en el mar que separa Europa de Medio Oriente y Africa o resultan desaparecidos. El arribo de refugiados este mes disminuyó relativamente a causa de las bajas temperaturas y el mar convulsionado típico del invierno europeo, y muy probablemente retomará el ritmo cuando pase el frío.

El panorama cambió mucho este último año respecto de los precedentes. Mientras antes el lugar de partida preferido era el norte de Africa, sobre todo Libia, y de llegada, Italia (la isla de Lampedusa está sólo a un centenar de kilómetros de Libia), la peligrosidad del mar hizo que se cambiara de ruta, explicó el Informe Anual 2015 de ISMU, presentado ayer en Milán. Entonces la gente empezó a partir desde Turquía hacia Grecia y de ahí a través de los Balcanes, caminando o en tren, intentaron llegar a Hungría, Alemania o Austria. Grecia e Italia se han transformado en países de tránsito porque la mayoría de los migrantes quieren llegar sobre todo a Alemania, Inglaterra o los países del norte de Europa.

Si el total de migrantes se analiza según el país de llegada, a Grecia este año llegaron 731.161 migrantes y murieron en el intento 589. La mayor parte provenía de Siria, Afganistán e Irak. A Italia llegaron 143.114 pero en el cruce del Mediterráneo murieron más de 2889. Provenían sobre todo de Eritrea, Nigeria y Somalia, y para eso atravesaron media Africa y se embarcaron en Libia, donde está concentrado el mayor número de traficantes de seres humanos que, por algunos miles de dólares, los colocan en barcazas semidestruidas que muchas veces no llegan a destino. Para concentrar todos los datos existentes sobre ahogados y desaparecidos, IOM ha organizado un Proyecto sobre Migrantes Desa- parecidos donde las familias pueden conseguir información.

También han aumentado los que piden asilo político, es decir que quieren adquirir el grado de refugiado, que les permitiría vivir en Europa sin problemas. Pero refugiado, según los cánones internacionales, pueden ser sólo aquellos que son perseguidos políticos o religiosos o que escapan de una guerra. Por lo cual cada caso debe ser analizado detalladamente antes de que las autoridades tomen una decisión y esto lleva tiempo. De hecho en Italia han pedido asilo político –lo que no significa que se deban quedar en el país porque pueden ser reubicadas en Europa– unas 61.500 personas entre enero y octubre de 2015. Pero sólo unas 135 de ellas fueron reubicadas como refugiados en otros países europeos. La mayoría está a la espera de una decisión oficial.

Según IOM y Unicef, la organización de la ONU para la infancia, uno de cada cinco de los 878.495 migrantes que cruzaron el Mediterráneo, son menores de edad (es decir 175.699). Los menores representan a su vez el 10 por ciento de los migrantes que han llegado a Italia y tres cuartos de ellos han viajado sin sus padres o sin acompañamiento alguno de un tutor. Los niños y menores de edad son el sector más vulnerable de los migrantes, dicen las organizaciones internacionales. Más de un tercio de ellos se ha ahogado en el mar Egeo, tratando de llegar de Turquía a las costas de Grecia. Muchas veces son niños pequeños como se han podido ver en filmaciones y fotos desgarradoras cuando sus cuerpitos fueron encontrados en las playas turcas. Octubre fue uno de los peores meses en este sentido porque murieron unos 90 menores en el intento de sus familias o de ellos mismos por llegar a Grecia. Los menores corren más riesgo que los adultos de enfermedades, accidentes, explotación, de separación de la propia familias, secuestro y tráficos variados, subrayaron IOM y Unicef. Sobre el tema de los menores no acompañados, la fundación ISMU está llevando adelante una iniciativa junto a otras fundaciones, tendiente a organizar la recepción de los menores no acompañados.

Pero las migraciones no se producen sólo por motivos de persecución política o de guerras. Existen como se sabe millones de personas que tratan de escapar del hambre, de la miseria provocada a veces por las equivocadas políticas económicas de los gobiernos pero muchas otras veces también por razones ambientales que desestabilizaron las economías nacionales y familiares. Según el Centro de Monitoraje de Desplazamientos Internos, institución internacional con sede en Noruega pero colaboradora de la ONU, en 2014 hubo 19,3 millones de personas que se desplazaron a causa de desastres naturales como terremotos, huracanes, sequías, inundaciones, etc. En 2015 se calcula que hay en el mundo 57,3 millones de personas que se han visto obligadas a dejar sus hogares o países tanto por razones políticas como naturales. De ese total, 14,4 millones son refugiados.

En cuanto a las respuestas dadas por la Unión Europea al problema migratorio, algunas medidas recientes han sido muy cuestionadas por organismos humanitarios. En particular, la decisión del 29 de noviembre de entregar 3000 millones de euros a Turquía en el arco de un año y 3600 millones a varios países africanos, para que ellos controlen a los inmigrantes, impidiéndoles salir de su territorio. Una política no nueva en la UE. En efecto, acuerdos bilaterales similares se firmaron entre Italia y Libia antes y después de la muerte de Khadafi. Esos pactos consisten en “pagar a los Estados por la función de bloquear a los migrantes”, “un trabajo sucio que consiste en impedir la llegada de los prófugos a las fronteras europeas”, dijo un comunicado de tres organizaciones humanitarias que se ocupan de los migrantes en Italia, el Comité Verdad y Justicia para los Nuevos Desaparecidos, la agencia eritrea Habeshia y Proyecto Derechos. Las tres organizaciones piden que sea anulado el bloqueo ilegal de los migrantes en Turquía y que se establezcan “corredores europeos humanitarios y canales de inmigración legal desde Medio Oriente y Africa hacia Europa”.
_____
Tomado de Página 12

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por opinar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...