"De pensamiento es la guerra mayor que se nos hace: ganémosla a pensamiento" José Martí

miércoles, 1 de junio de 2016

Invoca la OEA Carta Democrática contra Venezuela sin mediar petición


Con el argumento de que la crisis institucional en Venezuela exige cambios inmediatos, el secretario general de la OEA, Luis Almagro (en imagen de archivo), invocó la Carta Democrática contra el país sudamericano. Foto: AP

Por primera vez en la historia de la Organización de Estados Americanos (OEA), un secretario general invocó la Carta Democrática contra Venezuela, sin la solicitud y voluntad de un Ejecutivo legítimo en funciones. Luis Almagro, titular del organismo hemisférico, accedió así al pedido de la oposición parlamentaria venezolana contra el presidente Nicolás Maduro, en lo que el gobierno consideró maniobra ilegal e intervencionista.

Almagro convocó a la Comisión Permanente para evaluar si Venezuela ha sufrido una alteración del orden constitucional que daña gravemente el orden democrático. Afirmó que la crisis institucional en Venezuela demanda cambios inmediatos al Poder Ejecutivo.

El secretario general de la OEA entregó un documento de 132 páginas, firmado por él, en el que da cuenta de las diferentes dimensiones de la actual crisis en Venezuela y ofrece múltiples recomendaciones, entre ellas que se permita realizar el referendo contra el presidente Maduro este año, la liberación de presos políticos y una restauración del equilibrio de poderes entre la Asamblea Nacional y la Suprema Corte (texto del documento).

Casi todas las recomendaciones son precisamente las presentadas por una comisión de legisladores venezolanos de oposición que se reunieron con Almagro hace unas semanas para solicitarle su intervención.

Al invocar la Carta Democrática, la Comisión Permanente es convocada a una sesión de emergencia –la primera parte se realizará este miércoles, según un comunicado de la organización, y la segunda ocurrirá entre el 10 y el 20 de junio– y si dos tercios de los 34 estados miembros consideran que el gobierno ha socavado la democracia, Venezuela puede ser suspendida de la OEA.

El organismo hemisférico informó que se realizará la sesión de la Comisión Permanente para abordar el rompimiento del orden constitucional y su efecto sobre el orden democrático en Venezuela.

Bernardo Álvarez, embajador de Venezuela ante la OEA, en entrevista este martes con La Jornada, consideró que la decisión del secretario general es ilegal, antidiplomática y politiza la Carta de la OEA, ya que Almagro no tiene calificación alguna para opinar sobre Venezuela. Agregó que el secretario general es un hombre con una agenda política clara, sintonizada con algunas corrientes dentro de Venezuela. Está llevando a cabo acciones por la libre, por su cuenta, acusó, y señaló que el informe sobre Venezuela no fue solicitado por nadie.

Esto es una especie de telenovela con entrega por capítulos, a través de más de 150 tuits de Almagro en los meses recientes. Aclaro que la Carta Democrática sólo puede ser invocada a solicitud del gobierno del país afectado o, en caso de la inexistencia de un gobierno legítimo, por otro país miembro o el secretario general, y ese no es el caso aquí.

Con este paso culmina lo que ha sido una creciente disputa sobre el papel de la OEA en la crisis venezolana. Empezó hace varios meses después de que Almagro se reunió a finales de 2015 con las esposas de tres figuras principales de oposición encarcelados en Venezuela, seguida por el envío de una carta en la cual expresó sus dudas sobre la organización de las elecciones parlamentarias en diciembre, y finalmente la reunión con líderes antichavistas de la Asamblea Nacional.

El conflicto entre del gobierno venezolano y el titular de la OEA ha llegado hasta los insultos y acusaciones personales; Maduro acusó a Almagro de ser agente de la CIA y un traidor desde hace tiempo, éste respondió que Maduro se ha vuelto un dictadorzuelo más que traiciona a su pueblo.

El gobierno de Barack Obama guardó silencio sobre la acción del secretario general de la OEA, y un vocero del Departamento de Estado sólo reiteró el apoyo estadunidense al diálogo entre el gobierno de Maduro y la oposición.

La Carta Democrática fue adoptada en 2001 para velar por el orden democrático en los países miembros, y puede ser invocada si un régimen democrático sufre un golpe de Estado, si el orden democrático ha sido interrumpido o si el orden se encuentra seriamente dañado.

La última vez que fue invocada se dio en el caso de Honduras, en 2009, a petición del entonces presidente Manuel Zelaya después del golpe de Estado contra su gobierno. Honduras fue suspendido de la OEA por un tiempo como resultado. La primera vez que fue invocada, irónicamente, fue en 2002, cuando el intento de golpe contra el entonces presidente venezolano Hugo Chávez.

Vale recordar que la propuesta para una Carta Democrática Interamericana fue presentada primero ante la Cumbre de las Américas en la ciudad de Quebec, donde los mandatarios del hemisferio tuvieron que sesionar en medio de un inmenso operativo de seguridad, cerca de nubes de gas lacrimógeno y represión contra decenas de miles de manifestantes altermundistas de todo el hemisferio que se concentraron en esa ciudad para condenar lo que consideraban un modelo neoliberal antidemocrático conformado de políticas económicas y sociales de libre comercio y libre mercado conocido como el consenso de Washington.

El gobierno de Chávez y sus aliados explícitamente declararon enterrado ese consenso al derrotar su estrategia de promover el Acuerdo de Libre Comercio de las Américas.

(Tomado de La Jornada)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por opinar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...