"De pensamiento es la guerra mayor que se nos hace: ganémosla a pensamiento" José Martí

lunes, 22 de agosto de 2016

Una explicación de Fernando Ravsberg que nada explica.

Por Darío Machado

Darío Machado comenta la manipulación de la que fue víctima por Fernando Ravsberg. 

Formar parte activa de la re-creación cotidiana del mundo simbólico en el que la sociedad se mira, ejercer el periodismo ya sea en un medio nacional de propiedad social, o en un medio digital administrado por una sola persona, exige responsabilidad, normas, ética.

Recientemente, los prestigiosos sitios digitales Cubadebate y Cubaperiodistaspublicaron un texto de mi autoría titulado “Democracia, medios de comunicación y realidades”.

Naturalmente, cualquiera que lea lo que otro escribe, se crea al respecto su propia opinión, tiene además el derecho a comentarlo, a coincidir o a discrepar. Quien se moleste por eso mejor que no publique.

Pero cuando se falta a reglas elementales, bajo el manto de ese derecho, es imprescindible llamar la atención.

Es lo que ocurrió y quiero comentar en este breve artículo con el refrito que hizo de mi texto el periodista Fernando Ravsberg en su sitio “Cartas desde Cuba”.

Ravsberg seleccionó algunos párrafos del texto original y lo publicó con esta presentación:

Democracia, medios de comunicación y realidades Darío Machado, agosto 19, 2016,De la Prensa, En Portada, Otros Artículos sobre Cuba, Política, SocialesSíntesis de Cuba Periodista

Quien conoce el abecé del periodismo sabe la importancia que tienen los títulos, las bajadas y lo primero que se lee. Después, es posible o no que alguien acuda a las fuentes originales de donde ha sido tomado el texto. Si no lo hace, se queda solamente con lo leído.

En cualquier caso, Ravsberg, al poner el título del trabajo, mi nombre y la palabra “síntesis”, está produciendo algo diferente a lo escrito originalmente. Pero una síntesis no es una selección arbitraria de párrafos, sino la composición de un todo por la reunión de sus partes. Ravsberg no hizo una síntesis, y al empaquetar su refrito, creó una imagen tergiversada.

Ravsberg no comentó mi texto, no discrepó, derecho que defiendo cabalmente, sino que lo reconstruyó arbitrariamente, pasando como “síntesis” algo que no era sino una recomposición arbitraria, que obviaba contenidos importantes que contextualizaban lo escrito.

Ravsberg, además, puso que esa selección arbitraria de párrafos a la que llamó “síntesis” era de “Cuba Periodista”. La síntesis la hizo él y el sitio aludido (y al que se accede cuando se marcan las palabras “Cuba Periodista”) es Cubaperiodistas que siempre ha publicado mis textos íntegramente.

Por esa razón escribí al sitio “Cartas desde Cuba” el mensaje que sigue:

“Sr. Fernando Ravsberg  

Acabo de leer en su página que usted, bajo el título de un reciente texto de mi autoría publicado en Cubadebate y en Cubaperiodistas, transcribe en calidad de “síntesis” 5 párrafos entresacados de un trabajo que tiene más de 30, con lo que coloca fuera de contexto lo que esos párrafos significan en el conjunto del artículo que escribí. Es algo elemental suponer que una “síntesis” es eso, una síntesis y no una selección arbitraria de partes, práctica que suele dar lugar a interpretaciones equivocadas.
Nada hay mejor que el intercambio de ideas, pero hay reglas que deben ser respetadas.
Quedo de Ud.
Darío Machado”

Si Ravsberg hubiera discutido sobre el tema objeto de mi trabajo, si hubiera discrepado, expresado su opinión, naturalmente nada tendría que objetar. Pero en lugar de ello manipuló mi texto.

La respuesta de Ravsberg fue la siguiente:

Estimado Darío, yo recurro a la síntesis cuando el artículo me parece interesante pero tiene una extensión inapropiada para la prensa digital. Me guío por los parámetros de la BBC, donde trabajé 22 años, y donde nunca pasamos de las 800 palabras. Su artículo tenía 2350 palabras pero creí que valía la pena de todas formas poner una síntesis para que la gente interesada acudiera a leerlo completo. Cuando hago una síntesis extraigo lo que me parece medular, pero eso es totalmente subjetivo, puedo equivocarme o no tener los mismos criterios que el autor o que algunos de los lectores. Justamente por eso les pongo el link, dando la oportunidad de ir directamente al original y poder leerlo todo para evitarnos interpretaciones equivocadas. De todas formas le pido mil disculpas si lo importuné y mi compromiso de no volver a publicar nada más de su autoría. Un abrazo.

No me referiré a su compromiso de no publicar más nada de mi autoría, simplemente porque eso no fue lo que hizo y porque ni en esta ocasión ni nunca antes le envié nada para que publicara, sino al hecho de que su explicación no explicó nada.

En su respuesta nuevamente emplea de modo inadecuado el término síntesis. Alude a su experiencia en la BBC que no niego haya sido interesante, pero que no explica su manejo. Se lava las manos cuando dice que ofrece el link para dar la oportunidad de consultar directamente el texto, algo que es una práctica habitual, pero en la que lo usual es un brevísimo comentario para describir de qué se trata y no una reconstrucción arbitraria del original

Reconoce, sí, que extrajo lo que le pareció medular y que ese es un acto totalmente subjetivo: “Cuando hago una síntesis extraigo lo que me parece medular, pero eso es totalmente subjetivo, puedo equivocarme o no tener los mismos criterios que el autor o que algunos de los lectores.” Esa explicación contiene precisamente su intención, no de llamar la atención para quienes quieran leer el texto íntegro, sino de encorsetarlo en su enfoque.

Ravsberg efectivamente entresacó lo que a él le pareció medular, no la médula de mi texto, una médula bien diferente a la suya.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por opinar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...