"De pensamiento es la guerra mayor que se nos hace: ganémosla a pensamiento" José Martí

martes, 18 de octubre de 2016

Con Josefina Vidal y contra el bloqueo en la Colina Universitaria (+ Fotos)



Josefina Vidal Ferreiro, directora general de Estados Unidos de la Cancillería, sumó hoy lunes su voto al de millones de cubanos y dijo confiar en que dentro de nueve días, la comunidad de naciones hará lo mismo y respaldará nuevamente la justa demanda de poner fin albloqueo económico, comercial y financiero de la nación norteña contra la Isla.

La funcionaria acudió a la Colina Universitaria, colmada de jóvenes y estudiantes de todos los niveles y tipos de enseñanza, que de muchas maneras, lo mismo con un selfi, una huella dactilar o un flashmob, que desde el arte comprometido, el deporte, las letras y el ciberespacio, exigieron el cese inmediato e incondicional de esa política genocida.

Porque daña al pueblo y a Cuba toda, su economía, las relaciones con terceros países e, incluso, las que pudiéramos tener con Estados Unidos: por todo eso luchamos, convencidos de que más temprano que tarde el muro del bloqueo será derribado, afirmó a la multitud reunida en los exteriores de la Facultad de Matemática de la Universidad de La Habana.

Antes de entablar un diálogo con la muchachada, Vidal Ferreiro ofreció algunas reflexiones y conclusiones preliminares, acerca de la directiva presidencial de política sobre Cuba y el quinto paquete de medidas, anunciados el viernes último por la administración de Barack Obama y ampliamente divulgados en la Isla y el mundo.

Respecto al primero, destacó que es la segunda en la historia, pues en 1977, el entonces presidente James Carter emitió una directiva secreta orientada al acercamiento bilateral, lo cual no fue posible en su mandato y el documento se mantuvo en secreto hasta que en 2002 pidió a su biblioteca desclasificarla en ocasión de su primer viaje a Cuba.


"Aquella tenía apenas cuartilla y media, esta de ahora 15, en su traducción al español, y es sin dudas un paso significativo, una guía para conducir el proceso y un esfuerzo para asegurar la continuidad de la política iniciada el 17 de diciembre de 2014", señaló.

Entre los aspectos positivos, destacó que nunca antes en un documento oficial de Estados Unidos fueron reconocidas la independencia, la soberanía y la autodeterminación de Cuba ni tampoco la legitimidad del gobierno cubano, que esta directiva admite como un interlocutor válido, serio, legítimo y en plano de igualdad.

"El documento, sin embargo, no oculta que el objetivo de la política de Washington es lograr el avance de los intereses de ese país en Cuba, que no son otros que promover cambios en el ordenamiento económico, político y social", explicó.

Añadió, que en tal sentido la directiva presidencial deja claro que seguirán utilizando viejos instrumentos de la política de hostilidad, y que continuarán las trasmisiones ilegales de radio y televisión y los programas orientados a promover la subversión, con el empleo para ello de amplios sectores de la sociedad antillana.

También expresa claramente que "Estados Unidos no tiene intención de modificar el tratado que dio lugar a la ocupación de una porción de territorio cubano para la base naval de Guantánamo", enfatizó.

Hay, entonces, cambios en la política, a partir del reconocimiento de que la anterior fracasó, pero no en el objetivo estratégico, y para lograr esos cambios deseados dentro de nuestro país recurren a viejos métodos combinados con otros nuevos, acordes con las nuevas relaciones bilaterales.

Sumó a esto el llamado al Congreso a levantar el bloqueo, porque es una carga pesada y obsoleta, pero también, porque constituye un impedimento para avanzar en el logro de los intereses de esa nación, algo opuesto a lo que deben ser las relaciones normales entre dos países, de igualdad, cooperación, sin injerencias y con respeto a la soberanía y la independencia mutuas.

En cuanto al paquete de medidas para modificar la aplicación de algunos aspectos del bloqueo —el quinto anunciado por Obama y que entra hoy lunes en vigor—, la Directora General de Estados Unidos de la Cancillería afirmó que las medidas en cuestión son positivas, pero tienen un alcance muy limitado.

Entre las limitaciones, mencionó que no se permiten las inversiones en Cuba, lo cual es algo que el actual Presidente sí está en sus prerrogativas autorizar, y en tal sentido recordó que así lo hizo en enero de 2015, en la esfera de las Telecomunicaciones.

"Tampoco hay una expansión de las exportaciones de Estados Unidos a Cuba, más allá de las muy limitadas ventas aprobadas en anteriores paquetes y que excluyen sectores y ramas esenciales de la economía cubana, como el Turismo, la Energía y la Industria Minera", afirmó.

Vidal Ferreiro puntualizó que la prohibición de exportaciones cubanas a Estados Unidos. se mantiene, con esa sola excepción que abre la posibilidad a los productos farmacéuticos, lo cual, de concretarse, será muy positivo.

Reflexionó que, incluso, la noticia que dio la vuelta al mundo el viernes último, del fin de esa prohibición ridícula a los ciudadanos norteamericanos de comprar ron y tabaco cubanos, no debe interpretarse como autorización a las empresas cubanas de vender esos productos en territorio norteamericano, de manera que el real beneficio de la medida para la economía de la Isla resulta limitado.

"Por demás, no hubo medidas en el área financiera, hasta el día de hoy y a pesar de haberse autorizado, Cuba no ha podido emplear el dólar estadounidense para hacer operación alguna, y la conclusión es que lo aprobado y en vigor a partir de este lunes, beneficia más a Estados Unidos, que a la Mayor de las Antillas y su pueblo", recalcó la funcionaria del Ministerio de Relaciones Exteriores.

"El bloqueo persiste, Obama se va, abandona la Casa Blanca, pero el bloqueo se queda y, mientras exista, Cuba persistirá en su denuncia, continuará luchando y presentando, año tras año, ante la Asamblea General de la ONU una resolución, tal y como sucederá el miércoles 26 de octubre, cuando esperamos que, como nosotros, el mundo vote contra el bloqueo", significó.

Tras esta introducción necesaria y, por voluntad propia, Vidal Ferreiro se sometió a un “bombardeo” de preguntas inteligentes, sobre todo de estudiantes de Derecho y Relaciones Internacionales, la primera sobre la actual contienda electoral en Estados Unidos y el futuro de la directiva presidencial recién emitida, según sea el ganador.

"¿Quién será el próximo Presidente de Estados Unidos? lo sabremos el 8 de noviembre, pero esta directiva es de Obama y por tanto es únicamente válida y una instrucción para su gobierno, de modo que su sucesor no tiene obligación de darle continuidad y puede revocarla, enmendarla o simplemente engavetarla y no hacer nada", señaló.

"El destino de ese documento dependerá de la voluntad del futuro gobierno respecto a la política hacia Cuba, pero en caso de que un futuro Presidente, ahora o más adelante, decida darle continuidad a un proceso dirigido a la normalización de los nexos bilaterales, ese documento puede sin dudas servir de referente, para beber de las experiencia positivas y hasta de las cosas que no funcionan, para avanzar en la dirección correcta", reflexionó.

Lo expresado durante la plática —que iba ya a completar la hora cuando un chubasco inoportuno obligó a poner punto final—, motivó al auditorio a preguntar sobre el ambiente en Naciones Unidas cercana ya la votación de un nuevo proyecto de Resolución contra el bloqueo y, también, acerca de las prerrogativas del Presidente de Estados Unidos para vaciar de contenido esa criminal política.

Respecto a lo primero, la Directora General de Estados Unidos de la Cancillería se mostró optimista y habló de cuán activa se ha mantenido la representación de la Antilla Mayor y lo sucedido desde que Cuba hizo circular el ya tradicional informe anual sobre los daños ocasionados por el bloqueo.

En cuanto a las facultades presidenciales, dijo que tiene todas, salvo la de poner fin al bloqueo —que es potestad del Congreso de la Unión—, permitir transacciones o negocios con propiedades estadounidenses nacionalizadas luego del triunfo de la Revolución, autorizar que subsidiarias de empresas norteamericanas comercien con Cuba y autorizar los viajes para hacer turismo.

"Pero, queda un enorme espacio para que pueda ejercer sus prerrogativas y hasta ahora no lo ha hecho", destacó Josefina Vidal Ferreiro y aprovechó una pregunta para ilustrar al auditorio acerca de esa Ley de Comercio con el Enemigo, que data de 1917 y que año tras año cada Presidente norteamericano hace valer respecto a Cuba, lo cual en las actuales condiciones resulta contradictorio.

Sobre el tema Cuba en el Congreso de Estados Unidos, la correlación de fuerzas a favor y en contra, también le preguntaron y respondió que el rechazo al bloqueo es cada vez más y más bipartidista y que ahora mismo suman más de 20 las propuestas de ley para modificar algunos aspectos y la mayoría, contrariamente a lo que pudiera creerse, son promovidas por republicanos.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por opinar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...