"De pensamiento es la guerra mayor que se nos hace: ganémosla a pensamiento" José Martí

miércoles, 30 de diciembre de 2015

Preparan traslado de primer grupo de cubanos de Costa Rica a México

30 diciembre 2015 | 


Migrantes a bordo de “La Bestia” atraviesan Tierra Blanca, Veracruz, en su viaje hacia Estados Unidos. Mujeres, hombres y niños para quienes no existe la Ley de Ajuste Cubano. Foto: Félix Márquez/ Cuartoscuro.

Centroamérica y México se alistan para la salida de un primer grupo de cubanos desde Costa Rica como parte de un plan piloto que busca poner fin a la situación que ha mantenido por varias semanas a emigrantes isleños en albergues provisionales en la nación tica.

Funcionarios de la región dijeron a The Associated Press que las fechas tentativas para la salida del primer grupo de 250 cubanos son el 7 u 8 de enero, aunque aún se discuten detalles que podrían llevar a ajustar el día en que finalmente ocurrirá.

Los funcionarios hablaron bajo condición de anonimato porque todavía se discuten los pormenores y algunos países han pedido discreción.

El plan piloto, acordado el lunes en Guatemala, establece que los cubanos saldrán vía aérea de Costa Rica hasta El Salvador, donde abordarán autobuses que los llevarán hasta la frontera entre Guatemala y México.

Los cubanos tendrán que cruzar a pie la frontera de Guatemala con México, donde los esperarán agentes migratorios para trasladarlos a instalaciones donde deberán hacer un trámite administrativo antes de poder continuar su camino, según información proporcionada a AP por el Instituto Nacional de Migración.

Conforme a su ley migratoria, México otorga a los cubanos un documento administrativo que les da 20 días para regularizar su estancia o salir del país.

Según el Instituto Nacional de Migración, la entrega del documento puede durar sólo unas cuantas horas.
Migrantes de primera clase

Los cubanos suelen usar ese tiempo para cruzar México, sin que ninguna autoridad los detenga, hacia Estados Unidos, donde son beneficiados por una ley que les da residencia.

Según la agencia EFE, esta situación “ha dejado al descubierto las debilidades de la integración regional y la impresión en el istmo de que existe una migración de primera clase, la de los isleños, y otra de segunda, la centroamericana”.

El hecho de que los cubanos que toquen suelo estadounidense puedan quedarse legalmente en ese país gracias a la política “pies secos-pies mojados”, contrasta con la realidad de los miles de guatemaltecos, hondureños y salvadoreños que salen cada mes rumbo a EE.UU. en medio de la incertidumbre de si llegarán y, de lograrlo, si podrán permanecer y cuánto tiempo.

El exembajador de Panamá en México y Belice, Nils Castro, dijo a a EFE que “hay por los menos un doble rasero: hay migrantes de primera clase y de segunda clase”, al comparar la situación de la emigración cubana y la centroamericana.

Gracias a la política estadounidense de pies secos/pies mojados, los cubanos “van con la bendición divina de que nadie pone en duda de que sí van a poder entrar y establecerse en EE.UU.”, argumentó Castro.

Pero los centroamericanos, especialmente los guatemaltecos, salvadoreños y hondureños, “van a su riesgo”, con la incertidumbre de “si pueden cruzar la frontera, y si, de cruzarla, pueden quedarse” en EE.UU., resaltó el diplomático panameño.

La economía de esos tres países centroamericanos, azotados por una elevada pobreza y violencia vinculada a las pandillas y el narcotráfico, dependen en gran medida de las remesas enviadas desde Estados Unidos.

Ese contexto explica la clara posición de Guatemala, cuyo presidente Alejandro Maldonado, pidió el pasado día 22 suspender la Ley de Ajuste Cubano, que beneficia a unos pocos, o en su defecto, ampliarla “para todos”.

El Gobierno de Guatemala “expresó un sentimiento generalizado en Centroamérica. Todos los migrantes centroamericanos son tratados con extremada dureza en México y también en EE.UU.”, opinó Nils.

Argumentó que la cifra de más de 9.000 cubanos varados ahora en Costa Rica y Panamá “palidece” frente al número de deportados guatemaltecos, hondureños y salvadoreños desde México y EE.UU.

Hasta la primera semana de este diciembre unos 65.749 hondureños indocumentados fueron deportados desde México y Estados Unidos, según datos del Gobierno de Honduras, mientras que Guatemala cifró en al menos 92.284 los nacionales deportados de ambos países entre enero y noviembre pasado.

(Con información de EFE y AP)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por opinar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...