"De pensamiento es la guerra mayor que se nos hace: ganémosla a pensamiento" José Martí

sábado, 23 de enero de 2016

Cuba se preocupa por inestable cóctel de sequía, lluvias y terremotos

Varias entidades insisten en la necesidad de elevar la percepción de riesgo entre la población de 11,2 millones de habitantes.



La capital cubana ha experimentado lluvias intensas a consecuencia del fenómeno de El Niño Foto: Jorge Luis Baños_IPS

La Habana, 23 ene.- Un clima inestable, que amenaza con continuar en los próximos días, marca la vida de cubanas y cubanos durante las últimas dos semanas.

Mientras en occidente persisten intensas lluvias, rachas de viento, penetraciones costeras y bajas temperaturas, suceden movimientos telúricos en Santiago de Cuba, que son perceptibles además en otras cuatro provincias orientales.

Y en la isla persiste la sequía que arrastra desde 2014, porque no han sido suficientes los acumulados de precipitaciones.

Según reportes del Centro de Pronósticos del Instituto de Meteorología, este fin de semana podrían repetirse chubascos y lluvias en las regiones occidental y central, que pudieran ser fuertes y localmente intensas en algunos puntos.

“En estos días ha llovido como hacía tiempo no sucedía. A no pocas personas se les filtraron los techos y el agua les entra por las ventanas en mal estado. Cuando nada se ha secado, comienzan de nuevo las lluvias”, comentó Gladys, vecina de esta capital.

Por demás, cubanas y cubanos tendrán que sacar sus abrigos durante el fin de semana, cuando una masa de aire continental muy frío impondrá marcadas condiciones invernales en occidente y centro. Los pronósticos para el próximo lunes anuncian temperaturas mínimas hasta por debajo de los 10 grados Celsius.

“Hace unas noches se siente la frialdad, pero lo que se anuncia para los próximos días es otra cosa. Por fin la gente podrá sacar las bufandas que tienen guardadas porque hasta mediados de enero parecía verano”, bromeó Pablo, quien prefiere esta época del año al calor habitual.

José Rubiera, jefe del Centro de Pronósticos del estatal Instituto de Meteorología, indicó en espacios informativos que las lluvias ocasionadas por una hondonada prefrontal y un nuevo frente frío,con vientos fuertes, generaría la llegada de trenes de olas al litoral norte del occidente cubano, con posibles inundaciones costeras en zonas bajas, incluido el Malecón habanero.

Entre las medidas tomadas por el gobierno de la ciudad se encuentran brindar información a las personas, acciones para la protección de la población y sus bienes y la adopción de alternativas para evacuar en locales habilitados para ello.

“La población debe mantenerse informada y cumplir con rigor las medidas que se indican por la Defensa Civil”, dijo a la prensa local Juan Montalvo, vicepresidente del Consejo de la Administración Provincial en la capital.

Sin embargo, las lluvias que han inundado calles y provocado derrumbes parciales en los municipios La Habana Vieja, Centro Habana, 10 de Octubre y Marianao, no significan haber dejado atrás la sequía que mantiene los embalses apenas por encima del 50 por ciento de su capacidad de llenado.

En medio del período seco, las precipitaciones en enero se comportan a 113 por ciento en relación con la media histórica.

Según el estatal Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos (INRH), las precipitaciones a inicios de este año favorecieron el acumulado de agua en los embalses de las regiones occidental y central, pero sigue el déficit sobre todo en oriente, la zona menos beneficiada.

No obstante, actualmente existen 48 municipios con déficit de acumulados de precipitaciones, dijo Argelio Fernández, especialista del INRH.

Los embalses acumulan 53 por ciento de su capacidad, por encima del cierre de diciembre de 2015, pero sin alcanzar la media histórica de enero, mientras que los que garantizan el abasto a la población se mantienen a 57 por ciento de su capacidad de llenado.

Actualmente un total de 234 fuentes de abasto presentan bajos acumulados, lo que tiene una repercusión directa en 974.891 habitantes, con Santiago de Cuba como el caso más crítico.

Justo en ese territorio oriental la red de estaciones del Servicio Sismológico Nacional Cubano ha registrado varios sismos perceptibles, con reportes de perceptibilidad también en municipios de las provincias de Granma, Holguín y Guantánamo, sin que se hayan registrado daños humanos ni materiales.

La semana precedente, en solo dos días, se sucedieron no menos de 20 sismos perceptibles.

“Mi familia dice que viven en pánico, que la gente quiere irse a dormir a los parques, por si acaso”, comentóvía telefónica la santiaguera Aurelia Rojas, cuya familia todavía recuerda con espanto los destrozos provocados por el huracán Sandy, en 2012.

De acuerdo con Bladimir Moreno, director del Centro Nacional de Investigaciones Sismológicas, tan anómala sismicidad se ha vivido en otras ocasiones, pero nunca con las actuales características, a causa de la alta energía acumulada durante años.

A su juicio, la situación podría disminuir pero la energía seguirá siendo alta hasta su liberación en un sismo de mayor intensidad, cuyo momento resulta imposible predecir. (2016)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por opinar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...