"De pensamiento es la guerra mayor que se nos hace: ganémosla a pensamiento" José Martí

viernes, 29 de abril de 2016

Cruceros EEUU-Cuba: la decisión de La Habana que dinamitó la protesta más ridícula y contradictoria de la ultraderecha de Miami



José Manzaneda, coordinador de Cubainformación.- En las últimas semanas han sido noticia en la gran prensa internacional las protestas, en Miami, contra la empresa norteamericana Carnival, que obtuvo licencia especial de la Casa Blanca para establecer una ruta regular de cruceros entre EEUU y Cuba (1).

Las protestas eran lógicas, si tenemos en cuenta que los grupos del llamado “anticastrismo” siguen apostando por el bloqueo a Cuba y por boicotear cualquier iniciativa –como la de los cruceros- que pueda dejar ingresos en la Isla.

Recordemos que, en 1977, el presidente Jimmy Carter también autorizó cruceros entre EEUU y Cuba. Pero, el poco tiempo que duraron, sufrieron en Miami amenazas de bomba e incontables actos de protesta de la ultraderecha (2).

Por eso, lo verdaderamente increíble es que estas últimas protestas no hayan sido para evitar los citados cruceros, sino casi… ¡por lo contrario! Los grupos “anticastristas” denunciaban que la normativa migratoria de la Isla impediría viajar a personas cubanas en dichos cruceros, algo que calificaron como “discriminación”, incluso como un “apartheid” (3).

Es decir, quienes siempre se habían opuesto a los cruceros, ahora defendían, con el mismo ardor, su derecho a viajar en ellos. Una llamativa paradoja que, por supuesto, no ha sido reflejada en las noticias de la gran prensa internacional. 

En cualquier caso, este sinsentido era dinamitado de raíz, hace unos días, por el Gobierno de La Habana, que decidía eliminar la regulación migratoria que obligaba a cubanos y cubanas a entrar o salir de su país solo por vía aérea. Ahora también lo podrán hacer por vía marítima y, por tanto, también mediante cruceros (4). 

La eliminación, en 2013, del llamado “permiso de salida” para viajar desde la Isla (5), pulverizó el falso argumento de que no se podía salir de Cuba. Ahora, la autorización de viajar por vía marítima hace mucho más patente que donde existe un verdadero “apartheid” es en EEUU, cuya ciudadanía sigue teniendo prohibido viajar, como turistas, a Cuba (6).

Pero mientras en la Isla se eliminan obstáculos legales para la libre circulación de personas, hay sinsentidos, paradojas y también clarísimas violaciones de derechos en la nación que se erige en la “campeona de las libertades” que, sencillamente, siguen… sin ser noticia.






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por opinar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...