"De pensamiento es la guerra mayor que se nos hace: ganémosla a pensamiento" José Martí

domingo, 24 de julio de 2016

Boletín critica la educación ambiental en Cuba

Un artículo del último número del Guardabosques señaló el carácter didáctico y poco participativo de la enseñanza sobre el tema en la isla.




En la costa del reparto residencial Náutico, de La Habana, niños y niñas comparten un trabajo voluntario para eliminar desechos dañinos para el medio ambiente. Foto: Jorge Luis Baños_IPS

La Habana, 24 jul.- “Después de recorrer aproximadamente quince años en el sistema de enseñanza cubano, los estudiantes salen sin conocer los principales retos ambientales de su país”, consideró el activista y biólogo Isbel Díaz, en el último número del boletín electrónico El Guardabosques.

Tampoco las generaciones más jóvenes se sienten “parte de la solución que se necesita”, valoró en el textoEducación y protección ambiental en Cuba.

A pesar de que existe el documento rector Estrategia Nacional de Educación Ambiental, este apenas se aplica en la práctica, criticó.

El artículo calificó de “ineficiente” la introducción de la dimensión ambiental en los programas de disciplinas y asignaturas en la enseñanza cubana, toda de carácter público y gratuito.

En particular, Díaz indicó que la instrucción de la materia, especialmente en las enseñanzas primaria, secundaria y media-superior, el enfoque usado resulta excesivamente didáctico y poco participativo.

Para el defensor de las causas ecológicas, en las clases de los diferentes niveles educativos preuniversitarios cubanos, “no se ofrece ni un solo elemento crítico acerca de las dificultades que afrontan nuestros ecosistemas”.

En cuanto a la educación superior, explicó que se ha insertado ligeramente la concepción ambiental, en pocas carreras y disciplinas, “sin llegar a ser prioridad de la política institucional”.

“Un fin utilitarista domina la visión que se tiene sobre la naturaleza a este nivel”, detalló.

El integrante del Grupo Gestor del Día del Árbol en Cuba alertó sobre cómo la ciencia en el país y sus instituciones “han demostrado ser insuficientes para la protección del medio ambiente”.

“Agresivos programas agroforestales, turísticos y energéticos se desarrollan en la nación, mientras los escasos ambientalistas permanecemos desconectados entre nosotros, lamentándonos por la invencible maquinaria estatal que implementa programas de desarrollo inconsultamente”, opinó.

Si bien Díaz reconoció el trabajo del Ministerio de Ciencia Tecnología y Medio Ambiente en el desarrollo de políticas de Educación Ambiental, consideró que aún falta hacerlas más efectivas y que lleguen todas a implementarse por parte del sector estatal.

También remarcó que la estrategia no contempla la autónoma acción ciudadana. “Los casos de activismo ambiental en nuestra realidad siempre deben entenderse como excepciones de la regla”, aseguró.

A juicio del ecologista, los problemas ambientales no son ajenos a la población cubana, en gran medida gracias al “surgimiento de algunas ONGs ambientalistas, así como el desarrollo de proyectos de incidencia social y comunitaria que de alguna manera se acercaron a los problemas ecológicos que proliferaban en Cuba”.

El Guardabosques, un boletín electrónico independiente creado en 2007, suele editarse cuatro veces en el año y se declara como “una alternativa en comunicación ambiental”. Tiene secciones noticiosas, de alerta y denuncia, artículos científicos y divulgación de las leyes cubanas en el área ambiental. (2016)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por opinar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...