"De pensamiento es la guerra mayor que se nos hace: ganémosla a pensamiento" José Martí

miércoles, 24 de agosto de 2016

Cuba combate la erosión de playas con vertimiento de arena

Zonas de interés turístico serán beneficiadas mediante el Programa Nacional de Recuperación de Playas.




En el balneario internacional de Varadero, se vertieron más de tres millones de metros cúbicos de arena, que beneficiaron 11 kilómetros de playa.Foto: Tomada del sitio web blog.belivehotels.com

La Habana, 24 ago.- El vertimiento de arena, una práctica utilizada con favorables resultados para mantener las excepcionales playas del balneario internacional de Varadero, se emplea en otras zonas de importancia turística en Cuba para combatir la erosión.
Según Ernesto Tristá, director de Ingeniería Costera de la empresa estatal Gamma S.A., este verano se benefician con este procedimiento las playas El Paso, en Cayo Guillermo, y Flamenco, en Cayo Coco, ambas en la zona conocida como Jardines del Rey, en la cayería del norte del centro cubano.

Estas acciones, informó en la televisión local, integran el Programa Nacional de Recuperación de Playas.

En ambos litorales serán vertidos 630.000 metros cúbicos de arena a lo largo de seis kilómetros de costa, con una duración estimada de 2.5 meses. Los trabajos de recuperación comenzaron en julio pasado y deben concluir en septiembre venidero.

La arena será extraída de dos zonas de préstamo debidamente estudiadas por especialistas de Gamma, localizadas en la plataforma submarina al norte de Cayo Guillermo y Cayo Coco.

Los depósitos seleccionados tienen unas 70 hectáreas de extensión, con profundidades entre 22 y 24 metros y un volumen disponible de más de un millón de metros cúbicos en cada uno de ellos.

Además, la arena de esa parte de la plataforma resulta compatible con la arena nativa de las playas a recuperar.

El cronograma de ejecución de las labores en la cayería incluye el acondicionamiento del litoral con el desmontaje del mobiliario de playa, puntos náuticos, pasarelas y ranchones antes del vertimiento y su reposición una vez concluidos los trabajos por sectores.

Para responder a la demanda de recuperación de playas del sector turístico para el periodo 2016-2030, se avanza en los estudios y proyectos ejecutivos tanto en zonas en explotación como donde se proyectan inversiones de infraestructura.

Entre ellas, figuran las Playas del Este, en La Habana; Varadero, en Matanzas; Jardines del Rey, en Camagüey; y Ancón, en Sancti Spíritus, entre otras.

Estos nuevos vertimientos tienen como antecedente los estudios y proyectos para la rehabilitación de playas cubanas desarrollados por Gamma durante más de 20 años, quien además ha extendido la experiencia local para solucionar problemas costeros en la región del Caribe.

“Desde 1987 en Cuba estamos aplicando la alimentación artificial de arena, extrayéndola de la plataforma submarina, en zonas debidamente estudiadas”, explicó el especialista.

Con los estudios, ejecución, coordinación y supervisión de la empresa adscrita al Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente, se vertieron en Varadero más de tres millones de metros cúbicos de arena, que beneficiaron 11 kilómetros de playa, en los años 2008, 2009, 2010 y 2012.

“La labor se desarrolló en 13 campañas, con una respuesta muy positiva de esos sistemas naturales a este aporte de arena”, apuntó.

“La erosión costera es generada fundamentalmente por las acciones humanas incorrectas como las construcciones sobre las dunas litorales, las extracciones de arena, la tala de la vegetación costera, entre otros, y por los cambios del clima a nivel global”, indicó Tristá.

De acuerdo con especialistas, el archipiélago cubano, con 5.746 kilómetros de costa y 430 playas arenosas, corre el riesgo de perderlas porque 86 por ciento de ellas muestra indicios de erosión y retrocesos de la línea de costa a un ritmo de 0,5 a dos metros por año.

Otras evidencias del desgaste son el afloramiento eventual de rocas en la zona de baños, la presencia de escalones que resultan incómodos para acceder a la playa y los daños a la vegetación costera, que funge como estabilizador natural de las dunas, entre otros.

La zona costera es sensible a los cambios climáticos, fundamentalmente en cuanto a la elevación del nivel del mar, entre otros.

Un estudio sobre el tema realizado por investigadores de la oriental provincia de Holguín apunta que, “por la significación de estos procesos sobre el principal recurso en el que se sustenta la actividad turística en Cuba y el importante peso que juega en las economías locales y en el ámbito nacional, seguirá siendo cada vez más necesario la realización de investigaciones encaminadas a identificar las causas y magnitud de la erosión en las playas”. (2016)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por opinar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...