"De pensamiento es la guerra mayor que se nos hace: ganémosla a pensamiento" José Martí

martes, 23 de agosto de 2016

Donald Trump dice que si pierde será por fraude electoral

Por MAGGIE HABERMAN y MATT FLEGENHEIMER 


Un evento reciente de registro de votantes del Partido Demócrata en Filadelfia CreditRuth Fremson/The New York Times
Read in English

Mientras trata de revivir su candidatura tras sus más recientes tropiezos, Donald Trump ha recurrido a un argumento nuevo, tanto para dirigirse a sus partidarios como para explicar su probable derrota en noviembre: los demócratas están listos para explotar la debilidad de la ley de inscripción de votantes para imponerse en unas “elecciones robadas” a través del fraude.

Esa teoría ha generado molestia al interior de las filas demócratas y ha sembrado la alarma entre algunos republicanos, preocupados por esa táctica. Creen que se volverá contra ellos, en especial entre ciertas minorías, y que podría debilitar las posibilidades del partido en lugares donde esperan resultados cerrados.

Desde 2012, algunos gobernadores republicanos en estados donde también controlan el poder legislativo han luchado por leyes de identificación de votantes más estrictas que, según los demócratas, tratan de disminuir el número de votantes de clases sociales desfavorecidas —entre las que hay un alto número de negros e hispanos— que suelen votar demócrata.

Pero el lenguaje que Trump utiliza en la campaña va más allá de un simple llamado por normas de identificación más rígidas e incluye acusaciones sin fundamento sobre al sesgo de las encuestas o alusiones sobre el robo que tendrá lugar en las urnas. Además, este discurso se enmarca en un lenguaje cada vez más urgente —y cargado racialmente— que apunta a que el único resultado legítimo de las elecciones sería su victoria.

En Pensilvania, un estado que ha visitado recientemente para defender este tipo de ideas, Trump va muy por detrás de Hillary Clinton en todas las encuestas. Ningún republicano ha ganado en ese estado en unas elecciones presidenciales desde 1988.

“En mi opinión, el único modo en que podríamos perder Pensilvania, y lo digo en serio, es si el fraude avanza”, dijo Trump en un acto de campaña reciente en Altoona.

Los autoridades electorales se han mostrado preocupadas por las palabras incendiarias de Trump, pues podrían convertirse en una profecía autocumplida, ya que garantizan que los partidarios de Trump alegarán fraude y deslegitimarán el resultado en caso de que gane Clinton.

“Primero daba risa y ahora me parece peligroso”, dijo Richard L. Hasen, profesor y experto en ley electoral de la Facultad de Derecho de la Universidad de California en Irvine.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por opinar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...