"De pensamiento es la guerra mayor que se nos hace: ganémosla a pensamiento" José Martí

martes, 16 de agosto de 2016

Madonna celebra los 58 en Cuba junto a Lourdes León

La reina del pop ha desvelado un reportaje en el que posa con su hijo Rocco para la revista 'Love' tras su reconciliación


Lourdes Leon, hija de Madonna, sale de su hotel en La Habana. QUALITY

Como a todas las divas, a Madonna no le gusta cumplir años y así lo ha manifestado en muchas ocasiones. Pero esta vez la reina del pop tenía ganas de despedir los 57, uno de los más complicados de su vida profesional y personal. Si el verano pasado celebraba su aniversario preparando su gira mundial Rebel Heart y en 2014 lo hizo con una fiesta por todo lo alto en Cannes para después revolucionar Ibiza de discoteca en discoteca junto a su amigo el fotógrafo Mert Alas, este 16 de agosto la cantante ha escogido Cuba para mostrar que, a los 58, su mejor regalo de cumpleaños son sus hijos.

Junto a su hija mayor, Lourdes, de 19 años y fruto de su relación con el preparador físico cubano Carlos León, la reina del pop desembarcaba ayer en La Habana para celebrar su aniversario con una fiesta a base de ritmos cubanos. Tan solo unas horas antes, la artista desvelaba ensu cuenta de Instagram la portada del número especial de revista británica Love, en la que aparece chupándose el pulgar, en una sesión firmada precisamente por Mert Alas y en la que colabora el diseñador Marc Jacobs. La publicación desveló después en su página web que, junto a ella, aparece en el interior su hijo Rocco Ritchie, que debuta como modelo con 16 años recién cumplidos. Además, la artista ha compartido en el reportaje —inspirado en lo sucedido entre madre e hijo los últimos meses— algunas de sus impresiones sobre la fama en la era de las redes sociales.

“Cuba Libre”, escribió Madonna para anunciar, también con una foto suya en Instagram, su llegada al país. Junto a ella, un numeroso grupo de amigos y su habitual equipo de asistentes, estilistas y guardaespaldas. Aterrizó en el aeropuerto José Martí en un vuelo privado y después todo el grupo se trasladó en coches clásicos descapotables hasta el lujoso Hotel Saratoga, en el centro histórico de la capital cubana. Es la primera vez en varios meses que se ve a la cantante estadounidense junto a su hija Lourdes María, ya que esta vive sola mientras estudia en la universidad.

El que no ha viajado a Cuba es Rocco Ritchie, aunque hace poco que Madonna hizo las paces con su hijo después de varios meses sin hablarse -en los que estuvo viviendo con su padre, el cineasta Guy Ritchie, en Londres-. Una reconciliación que se hace patente ahora en forma de sesión de fotos en Love,que verá la luz el mes que viene pero del que la publicación como la propia Madonna han ofrecido un adelanto. La directora de la revista explica en un editorial cómo le impactó lo que ella califica de “obsesión” de los medios de comunicación por la relación entre Madonna y su hijo Rocco desde que el chicose marchó con su padre Guy Ritchie las pasadas navidades.Así que le dijo al fotógrafo Mert Alas, amigo íntimo de la cantante, que le propusiese la sesión de fotos.

Después llegaron las primeras imágenes de la reconciliación, precisamente saliendo de una cena en la casa de Alas en Londres, y ahora este nuevo proyecto juntos, después de que el joven bailase en la gira de su madre en 2012. La publicación también anticipa algunas de las declaraciones de Madonna en el reportaje. De momento ninguna sobre el asunto de Rocco, pero sí sobre la fama en la actualidad, desde la perspectiva que ofrece ser una celebridad mundial desde hace 33 años, dos décadas antes de que existiesen las redes sociales. “La fama fue para mi la manifestación o el producto de mi trabajo. Ahora la gente está más enfocada en ser famosa que en hacer su trabajo o en ser un artista. Ahora es más fácil ser famoso. Lo que no es fácil es desarrollarse y crecer como artista sin ser distraído o consumido por la fama”, reflexiona.

Su visión crítica de las redes sociales no quita que la reina del pop sea una activa usuaria de ellas, especialmente de Instagram, donde tiene 7,7 millones de seguidores. Desde que terminó su gira a principios de año, su perfil en esta red social ha sido uno de los pocos medios para saber de la cantante, que en lo profesional se está tomando un descanso, ha aprovechado para viajar a Kenia y tras unos días de vacaciones en Italia anunció que vuelve al trabajo. También es la plataforma a través de la que comunicó anoche su aterrizaje en Cuba. Varios medios de la isla ya cuentan que anoche la reina del pop bailó al ritmo de La Guantanamera y de varios temas de Compay Segundo en un restaurante de la Plaza Vieja, en el centro histórico de La Habana.

No se sabe si su visita incluirá alguna actividad institucional o cultural más allá de la fiesta de su 58 cumpleaños, como hicieron otras celebridades que han pisado Cuba desde que se retomó la relación diplomática con Estados Unidos, por ejemplo Leonardo DiCaprio, Beyoncé, Jay-Z y Katy Perry. Está previsto que Madonna se quede en la isla hasta mañana miércoles.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por opinar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...