"De pensamiento es la guerra mayor que se nos hace: ganémosla a pensamiento" José Martí

lunes, 26 de septiembre de 2016

Cara a cara Hillary Clinton y Donald Trump


Traducido del más allá por Max Lesnik


Esta noche al momento de sonar el “Cañonazo de las Nueve” en La Habana, comenzará en la Universidad de Hofstra de la ciudad de New York el tan esperado primer debate presidencial de tres entre la candidata del Partido Demócrata Hillary Clinton y su rival Republicano Donald Trump.

Según las predicciones el show televisivo de esta noche tendrá una audiencia de más de cien millones de televidentes, lo que hace de este debate presidencial quizás uno de los acontecimientos públicos de mas trascendencia y audiencia de toda la historia política de Estados Unidos.

Pero predecir quién ganará el debate es otra cosa, puesto que con un Donald Trump en la escena- un hombre impredecible que dice cualquier cosa que le venga a la cabeza- nadie puede afirmar de qué lado estará el triunfo en la confrontación cara a cara de los dos contendientes por la Casa Blanca en las elecciones del 8 de noviembre.

Lo que sí se sabe es que lo que está en juego esta noche en el debate presidencial es algo más que la elección de un nuevo mandatario para Estados Unidos. Porque de lo que realmente se trata esta elección es sobre decidir por los electores norteamericanos si quieren seguir viviendo en un país como en el que viven hoy, con todos sus defectos y virtudes, que son muchos tanto los unos como las otras, es decir “más de lo mismo”, o si por el contrario se arriesgan a tomar un “pasaje a lo desconocido” llevados de la mano de un hombre que con más defectos que virtudes, nos habla de llevar a la nación Norteamérica a un pasado de triunfos y glorias que a decir verdad muchas de esas “glorias” fueron ganadas a costa de hacer de Estados Unidos el país más temido y aborrecido del planeta.

El debate presidencial de esta noche que será trasmitido por la Cadena NBC de la televisión norteamericana será “al duro y sin guantes” porque de él depende de qué lado se inclinarán los millones de electores que todavía no se han decidido por quien votarán en las próximas elecciones de noviembre.

La cita es esta noche a las nueve, cuando suene la campana y salgan al ring los contendientes Hillary Clinton y Donald Trump. Mañana les digo que con mi gallo me voy cantando a mi tumba fría. Bambarambay.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por opinar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...