"De pensamiento es la guerra mayor que se nos hace: ganémosla a pensamiento" José Martí

jueves, 3 de noviembre de 2016

Estudian eficacia de vacuna cubana en 12 mil niños cienfuegueros

3 noviembre 2016 


La Dra en Ciencias Médicas María Casanova, investigadora principal del Ensayo Clínico. Foto: Ismary Barcia/ Periódico 5 de Septiembre.

Por primera vez fue noticia en 2014 cuando más de 500 niños cienfuegueros de 2 a 5 años, fueron inmunizados con el candidato vacunal cubano contra el neumococo (Streptococcus pneumoniae).

Comenzaba el ensayo clínico para validar la eficacia del fármaco, creado por investigadores del Centro de Química Biomolecular, en alianza con otras instituciones del Polo Científico de La Habana, una institución reconocida por la eficacia de vacunas como la del hemofilus influenzae tipo B.

Dos años de seguimiento de las manifestaciones de varios serotipos del neumococo en pequeños de entre 2 y 18 meses de edad, antecedieron a la selección de la provincia como “sitio clínico”, responsabilidad compartida con La Habana y Santiago de Cuba.

La segunda fase seguiría en círculos infantiles de la capital provincial, ampliando el universo a pequeños de entre 1 y dos años, hasta llegar en julio del 2015 a mil 500 niños.

Exámenes evolutivos de los participantes evidenciarían la respuesta inmunológica de sus organismos, contra los siete serotipos de la bacteria que más frecuentemente azotan la salud de los niños, sobre todo en edades preescolares.

La Dra en Ciencias Médicas María Casanova González, lidera el equipo de investigación cienfueguero, cuya misión son los estudios de cohorte y la vigilancia del comportamiento de la enfermedad neumocócica, hasta 2018.
Centro centinela

“Se considera que las enfermedades respiratorias, entre ellas las causadas por el neumococo, acaparan aproximadamente el 40 por ciento de la demanda de atención de los centros hospitalarios”, asegura Casanova González.

“El Streptococcus pneumoniae se encuentra entre los mayores patógenos causantes de infecciones invasoras y no invasoras en los dos extremos de la vida: en niños menores de 5 años y en personas mayores de 65 años de edad. Las principales manifestaciones son: neumonía, bacteriemia febril, septicemia, otitis media y meningitis”.

Se conocen más de 90 serotipos de la bacteria, 20 de ellos, son responsables de más del 70 por ciento de la enfermedad neumocócica, afirma la investigadora en un artículo próximo a publicar.

“La Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que la infección provoca 1,6 millones de muertes. A nivel mundial, esto comprende a más de 800 mil niños menores de 5 años de edad, con más del 90 por ciento proveniente de los países en desarrollo. La letalidad es alta, se estima en 15-20 por ciento en adultos jóvenes y de 30 a 40 por ciento en personas mayores”, asegura el informe científico del que la Dra en Ciencias Médicas es coautora, junto a investigadores del Instituto Finlay de Vacunas, el de Medicina Tropical Pedro Kourí (IPK), los hospitales pediátricos Juan Manuel Márquez, de La Habana, y el cienfueguero, y la Clínica Central Cira García, de la capital cubana.

La vigilancia de la bacteria y activar el diagnóstico de su presencia en niños con enfermedades respiratorias que acuden al Pediátrico Paquito González Cueto, es la misión de este hospital como centro centinela.

Su laboratorio microbiológico, estimado por la alta confiabilidad de sus diagnósticos, escudriña entre las muestras, realiza pruebas de susceptibilidad antimicrobiana confirmando la presencia del neumococo, luego de lo cual cada prueba es enviada al centro de referencia nacional; el IPK, donde se clasifican los serotipos.

Una “candidato” made in Cuba


El 40 por ciento de quienes demandan atención hospitalaria, lo hacen por enfermedades respiratorias entre ellas las causadas por el neumococo. Foto: Ismary Barcia/ Periódico 5 de Septiembre.

La introducción de la primera vacuna conjugada antineumocócica Prevnar® en los EE.UU. en 2000 representó un éxito importante en la lucha contra las enfermedades neumocócicas, debido a su alta eficacia en la prevención.

Pero a pesar de ello, hasta hoy, la disponibilidad para los niños que viven en países de bajos ingresos ha estado limitada debido a su alto precio.

“Cuba no ha introducido la vacunación antineumocócica en su Programa Nacional de Inmunizaciones, debido, principalmente, a los altos costos en el mercado internacional de las vacunas disponibles. Sin embargo, a partir de 2006, la dirección política del país, el sistema de Salud y la industria biotecnológica cubana, han otorgado máxima prioridad al proyecto cubano de desarrollo de un candidato vacunal conjugado heptavalente contra los neumococos”, expone la próxima publicación científica La nueva vacuna cubana antineumocócica, de las evidencias científicas disponibles, a la estrategia de evaluación clínica y de impacto.

Su obtención ha sido un complejo camino de 8 años, y en opinión de la Dra en Ciencias Médicas María Casanova González, por ser multivalente “se trata de una herramienta segura, porque precisamente provee inmunógenos contra los siete serotipos más frecuentes en Cuba y en la región de Centroamérica”.
Resultados preliminares

“Los eventos adversos luego de la administración de las dosis, son mínimos; solamente se encuentra dolor, el aumento de volumen, la fiebre en las primeras 24 y 48 horas en un por ciento pequeño de los niños y las madres refieren que sus pequeños han visto el cambio en que los procesos infecciosos han disminuido.

“En los laboratorios del Pediátrico y del centro de referencia IPK, los serotipos aislados en pacientes graves con enfermedades respiratorias, coinciden con los serotipos de neumococo que circulan entre los niños cienfuegueros, —según estudios en más de mil pacientes— y exactamente los siete contra los que protege la vacuna”.

Son datos preliminares del ensayo, primer paso de un encargo estatal: el Proyecto Neumococo, cuya siguiente etapa será la introducción de la vacuna en el esquema de vacunación, y el estudio de los inmunizados de y quienes conviven con ellos.

La vacuna vuelve a ser noticia


El Hospital Pediátrico cienfueguero es centro centinela del proyecto. Foto: Ismary Barcia/ Periódico 5 de Septiembre.

A finales de este año, la inoculación de la antineumocócica en 12 mil infantes de entre 1 y 5 años iniciará la segunda fase, estudio de intervención que incluirá de forma masiva a las edades preescolares, diferente a las experiencias previas de introducción de las vacunas de este tipo en todo el mundo.

“El objetivo es generar una protección de rebaño, intentando evidenciar que no sólo se protegen ellos sino a los grupos de edades extremas con quienes conviven, reduciendo la circulación de serotipos a nivel comunitario”, explica la Dra en Ciencias Médicas.

Quince días durará la vacunación con QUIMVIO, y su estudio posterior caracterizará la enfermedad, la circulación de los serotipos, los factores de riesgo, estimará los costos de salud y el gasto familiar asociado a la atención por enfermedad neumocócica; evaluará la seguridad, respuesta inmune, eficacia e impacto de salud, evidencias científicas a favor del candidato vacunal que deberá registrarse en 2018.

(Tomado de 5 de Septiembre)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por opinar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...