"De pensamiento es la guerra mayor que se nos hace: ganémosla a pensamiento" José Martí

miércoles, 1 de marzo de 2017

Aprender de los árabes en Ciego de Ávila


Por Pastor Batista Valdés, con fotos del autor Categoría: 

Economía Publicado: 01 Marzo 2017

A nadie sorprenda que cada vez más entidades estatales y del sector privado pasen por la Filial de la Unión Árabe en Ciego de Ávila para aprender a lograr, durante todo el año, un sistema contable, sólido de verdad.

Nada le es ajeno a la Unión Árabe de Cuba en Ciego de Ávila

La recomendación, hecha ya por funcionarios del Comité Central del Partido, rebrotó cuando especialistas del Ministerio de Justicia, organismo rector, renunciaron a seguir hurgando entre vales, cuentas, documentos, inventarios, medios básicos... luego de 15 días de meticulosa búsqueda, sin detectar una sola anomalía en las operaciones del restaurante, bar y otras actividades en que intervienen recursos materiales, financieros y humanos.

“Lo único que hacemos es llevar todo a punta de lápiz, bien clarito”, afirma Alexis Valdés Hamadí, presidente de la Filial. Para comprar en una cooperativa utilizamos un vale con firma del que compra, del que vende, número de patente, carné de identidad, mercancía o producto, lugar donde se adquiere... eso pasa a contabilidad y, si todo está en orden, procedemos al pago en cheque o en efectivo.

“A las inspecciones del Ministerio de Justicia se suman las que, de manera sorpresiva, nos hace el Presidente de Hacienda, cada dos meses, para chequear la contabilidad, los medios básicos, el almacén, los vales de entrada y salida... asuntos que también verifican nuestro tesorero y el ejecutivo de la Filial, junto con el presidente, de forma no programada, para que surta mayor efecto.

“Nuestra fórmula está, por tanto, en la permanente autoinspección, como vía para asegurar un buen control, prever cualquier irregularidad y actuar a tiempo.”

Aun así, quienes visitan la entidad, o asisten a un balance anual, como el que acaba de realizarse allí, saben que no solo ese “gardeo” ha conllevado a resultados de referencia. Varios organismos han tomado nota acerca de la organización interna y del funcionamiento en un lugar donde los cinco integrantes del Ejecutivo y los 14 de la Junta Directiva no son profesionales.

¿Cómo explicar entonces el cuidadoso diseño y ejecución de un plan de trabajo que inserta, mes por mes, conmemoraciones históricas, cenas familiares, campeonatos de dominó, momentos culturales, visita a enfermos, círculos de estudio, participación en actividades del entorno político y social del territorio?

¿Cómo se logra el estricto dominio que la Filial tiene de sus 1 041 asociados, nacimientos, cumpleaños, nuevos ingresos, enfermos, fallecimientos, así como los fraternos nexos con las sociedades china, canaria, Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos?

Todo ello brota del sentido real de pertenencia y de la pasión con que se trabaja. No hay otra respuesta.

La pregunta, ahora, es: ¿Qué les impide, entonces, a empresas, organismos, entidades y organizaciones gubernamentales o no, tener igual contabilidad, control, proyección y resultados?

Parece que, mientras alguien no encuentre una respuesta, dentro, será saludable pasar por esa Filial a aprender de los árabes.


Hay un marcado trabajo con las nuevas generaciones y el rescate de las tradiciones culturales




Es indiscutible la identificación de la Filial avileña con el proceso revolucionario cubano

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por opinar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...