"De pensamiento es la guerra mayor que se nos hace: ganémosla a pensamiento" José Martí

viernes, 13 de mayo de 2016

Activismo cubano por los derechos sexuales se avala en la ciencia

Las investigaciones presentadas en un encuentro académico expusieron resultados científicos y revisaron las políticas públicas.



La homofobia y la transfobia limitan la inclusión de las personas no heterosexuales en el emergente sector privado de la economía, según activistas.

Foto: Jorge Luis Baños_IPS

La Habana, 13 may.- La relación entre los estudios sobre diversidad sexual y el activismo a favor de los derechos de las personas lesbianas, gays, bi, trans e intersexuales (LGBTI), contribuye a legitimar aún más la labor de organizaciones, instituciones, redes y grupos en Cuba.

“La investigación sigue siendo muy importante para desmontar mitos y fortalecer aún más lo que se hace desde los diversos espacios sociales”, afirmó a la Redacción IPS Cuba Massiel Rodríguez, coordinadora de la Jornada Científica efectuada la víspera, como parte de la novena Jornada Cubana contra la Homofobia y la Transfobia.

“La acciones y demandas de los diferentes movimientos son espontáneas, pero están avaladas por un conocimiento científico, que permite desmontar prejuicios y estereotipos discriminatorios”, dijo la socióloga, de 25 años, en la cita desarrollada en la sede nacional de la Central de Trabajadores de Cuba (CTC).

Comentó que “el pasado año solo se realizó una sesión, pero esta vez se pudo concretar la jornada científica durante todo un día y con una participación amplia y diversa, como se percibió en los enfoques y los temas propuestos”.

Precisó también que las “personas vinculadas al activismo tratan de conocer cada detalle de los contextos donde actúan, pero no renuncian a la teoría y al aporte de un buen estudio”.

Rodríguez recalcó que, “además de exponer resultados investigativos, la jornada académica dirige la mirada a la aplicación de políticas públicas, aspecto en el que todavía persisten muchos retos para Cuba”.

Asimismo, insistió en que podemos aprender mucho de otras naciones.

“Por ejemplo, la presencia de especialistas de Uruguay no es casual. Se debe al impacto que tuvieron sus presentaciones el pasado año y un reconocimiento a los avances de ese país en cuanto a derechos de la comunidad LGTBI en lo legal y laboral”, acotó.

La jornada científica también contó con la presencia de investigadores e investigadoras de Inglaterra, Estados Unidos, Canadá, Francia y Puerto Rico.

Los paneles permitieron reflexionar sobre la historia de la homofobia en Cuba, las políticas públicas y la inclusión, el enfrentamiento a los estigmas relacionados con el virus de inmunodeficiencia humana, causante del sida, así como realizar análisis de la relación entre religión, espiritualidad y sexualidad.

Las leyes no bastan

Jóvenes presentes en el espacio académico coincidieron con que a pesar de avances, todavía son habituales las historias que evidencian discriminación.

“Si quieres trabajar con el Estado (sector estatal) quizás no tengas problemas, pero en los negocios privados sí discriminan más por la orientación sexual”, comentó Alexis Cabrera, un enfermero de 29 años.

“Si el dueño de la paladar es homofóbico, aunque seas la persona indicada para el trabajo, te quedas fuera. ¿Y quién le dice algo?”, cuestionó el joven capitalino.

“En algunos casos son capaces de decirte que la plaza ya no está disponible”, puntualizó Arialsys Leyva, estudiante de gastronomía.

Los casos de discriminación en ámbitos laborales han motivado que por segunda ocasión la jornada esté dedicada a exigir espacios laborales libres de homofobia y transfobia.

Al respecto, Ulises Guillarte, Secretario General de la CTC, refirió en la inauguración que la legislación laboral vigente enfatiza en las capacidades de los individuos y no discrimina por identidad de género, orientación sexual, color de la piel, creencias religiosas, discapacidad y otras especificidades.

El líder sindical reiteró la voluntad de trabajar de forma conjunta con organizaciones e instituciones para garantizar “acciones de movilización y educación que promuevan la conciencia y el debate abierto” sobre los temas de diversidad.

Sin embargo, Mariela Castro, directora del estatal Centro Nacional de Educación Sexual, que organiza la jornada anual desde 2007, sostuvo en plenaria que “a pesar de avances como la Ley No. 116 Código de Trabajo, aprobado en 2014, aún son numerosos los casos de violaciones de derechos de personas no heterosexuales”.

La novena Jornada Cubana contra la Homofobia y la Transfobia se extiende del 10 al 21 de mayo, con La Habana como sede central, pero Matanzas acogerá dos sesiones los días 16 y 17 de mayo. (2016)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por opinar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...