"De pensamiento es la guerra mayor que se nos hace: ganémosla a pensamiento" José Martí

martes, 7 de junio de 2016

Fiscalía de Brasil pide prisión para el presidente del Senado, que pidió juicio a Dilma

7 junio 2016 


Renan Calheiros está cumpliendo su tercer mandato en Senado Federal de Brasil como representante de su estado natal, Alagoas.

La Fiscalía General de Brasil solicitó este martes al Tribunal Supremo una orden de arresto contra el expresidente de la Cámara de Diputados, Eduardo Cunha, el principal promotor del juicio político (impeachment) contra la mandataria Dilma Rousseff.

También se requirió la detención del exmandatario de la nación José Sarney, así como del presidente del Senado, Renan Caldheiros, que son investigados por recibir sobornos millonarios provenientes de actividades irregulares en Petrobras.

Asimismo, se pide el arresto del exministro de Planificación de Michel Temer, Romero Jucá, quien renunció tras la filtración de un audio en el que conspira para promover el juicio político contra Rousseff, con el propósito de detener las investigaciones por corrupción en Petrobras, caso conocido como Lava Jato.

El exsenador del PMDB y expresidente de Transpetro, Sergio Machado, confesó haber otorgado a Caldheiros, Sarney y Jucá sumas de dinero a cambio de favores en el proceso de legislación y otorgamiento de licitaciones.

Caldheiros, Sarney y Jucá son figuras importante dentro de la estructura política del Gobierno interino de Michel Temer.

La máxima autoridad en el Tribunal Supremo, el magistrado Teori Zavascki, está ahora a cargo de la petición de cárcel contra estos funcionarios.

El Consejo de Ética y Decoro Parlamentario de la Cámara de Diputados de Brasil someterá este miércoles a votación la decisión de dar continuidad o no al mandato Cunha, que fue suspendido de sus funciones a principios de mayo por decisión unánime del Supremo Tribunal Federal, por presuntamente actuar con desvío de finalidad para promover intereses ilegítimos.
En contexto

La confesión de Machado puso contra las cuerdas al partido de Temer, quien asumió la presidencia de Brasil el pasado 12 de mayo después de que el Senado decidiera abrir un proceso de destitución contra la mandataria Dilma Rousseff, considerado por analistas como un ‘Golpe Blando.’

Machado, quien firmó un acuerdo con la Fiscalía para colaborar en la investigación a cambio de la reducción de sus condenas, afirmó que los sobornos que recibió por favorecer a grandes empresas con millonarios contratos de la estatal, fueron distribuidos entre los miembros del PMDB que lo indicaron para el cargo y que lo ayudaron a permanecer trece años en el comando de la empresa.

Los casos de corrupción en Petrobras saltaron a primera plana en marzo de 2014, luego del arresto del entonces director de abastecimiento de la petrolera brasileña, Paulo Roberto Costa, y su intermediario Alberto Yousseff, acusados de establecer un esquema de desvío de fondos y lavado de dinero, en el que estarían implicados varios políticos de los principales partidos de Brasil.

La policía federal de Brasil calcula que la trama de corrupción en Petrobras desvió de forma ilegal más de 4 mil 300 millones de dólares.

(Tomado de Telesur)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por opinar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...