"De pensamiento es la guerra mayor que se nos hace: ganémosla a pensamiento" José Martí

martes, 19 de julio de 2016

LASA reconoce a eminente intelectual cubano

La selección fue anunciada en el último congreso de la asociación académica, celebrado en Nueva York, en mayo pasado.


CULTURA Redacción IPS Cuba 19 julio, 2016


A juicio de Fornet, el reconocimiento sirve para incorporar nuestros pensamientos, reflexiones y visión de la cultura cubana y proyectarla a un ámbito más amplio.  Foto: Archivo IPS Cuba

La Habana, 19 jul.- El intelectual cubano Ambrosio Fornet, pionero en los estudios sobre la diáspora cultural cubana, recibió la víspera en esta capital el Premio por La Excelencia Académica, que otorga la Sección Cuba de la Asociación de Estudios Latinoamericanos (LASA, por sus siglas en inglés).

En la sala Manuel Galich de la fundación cultural Casa de las Américas, a Fornet, de 83 años, le fue entregada la placa acreditativa del galardón, que había sido anunciado como es costumbre durante el congreso de la asociación internacional, celebrado en mayo pasado en Nueva York.

La poetisa Nancy Morejón y el editor Norberto Codina se refirieron a la vida y obra del premiado, en espacial a sus aportes en develar el quehacer cultural de la emigración cubana.


“El crítico severo y amable que ha sido a la vez, se las ha agenciado para que esas cualidades sumen una voluntad constructiva, aunque para nada complaciente”, destacó Codina, quien destacó su papel en hacer visible la llamada diáspora cultural cubana.

“Fornet fue decisivo para empezar a reconocer la literatura y el arte cubano donde quiera que se genere, debido ya sea al fenómeno del exilio o la emigración simplemente económica, un tejido que en sus diferentes referentes conforma lo que hemos comprendido como diáspora”, apuntó el también editor.

Según Codina, “él fue un abanderado de la Gaceta (de Cuba, revista cultural) para el examen de la cultura cubana en el mapa traumático y disperso del emigrado”.

Recordó que Fornet recopiló dosieres, “que dieron respuesta a una necesidad profunda, tanto de información como de coherencia intelectual y marcaron pauta en el espacio editorial del país”.

Por su parte, Morejón compartió: “Los jóvenes de mi generación le debemos mucho a Ambrosio, que diseñó e hizo palpables los catálogos más rigurosos de nuestra vida editorial, habiendo sido el tema del libro el centro de sus investigaciones”.

Compartió que las personas de la Sección Cuba presentes en New York respondieron con una ovación cuando el jurado anunció el fallo sobre Fornet.

Aquellos aplausos, dijo, conllevaban la aprobación de los asistentes y el reconocimiento a la obra intelectual de uno de los más prestigiosos ensayistas contemporáneos de la cultura cubana.


Sobre el lauro, Fornet expresó a la Redacción IPS Cuba: “Tengo la impresión de que quizás sirva para mantener por parte de críticos y ensayistas un interés permanente hacia la literatura y las actividades de la diáspora, porque forman parte de nuestra experiencia literaria y cultural, que ya tiene una pequeña tradición entre nosotros”.

A su juicio, este reconocimiento “sería una forma de mantener, desarrollar y proyectar hacia el futuro lo que realmente nos corresponde hacer: incorporar nuestros pensamientos, reflexiones y visión de la cultura cubana y proyectarla a un ámbito más amplio”.

Para Silvia Gil, su compañera de vida, el premio podría calificarse de un acto de justicia porque “fue una persona que irrumpió en ese mundo al que nadie había entrado. La diáspora era un tema entonces cerrado”.

“Él abrió esa puerta que no se ha podido volver a cerrar, siguió abriéndose y ya es hoy una cosa natural”, consideró.

En sus más de 50 años de fundada, LASA cuenta con la presencia de Cuba en los debates y foros durante los últimos 40 años, que en la actualidad se hace cada vez mayor.

Y la Sección Cuba estableció desde hace una década un premio extraordinario a la obra de la vida, por la contribución a los estudios cubanos.

Este año, la sección entregó además dos premios especiales, a Josefina Vidal, directora de Estados Unidos del Ministerio -cubano- de Relaciones Exteriores, y Roberta Jacobson, quien como subsecretaria de Estado para Asuntos del Hemisferio Occidental, las mujeres que pilotaron el proceso de negociaciones para el restablecimiento de vínculos entre las dos naciones, dijo Milagros Martínez, de la Sección Cuba.

También se otorgó un premio especial al escritor Pablo Armando Fernández, por ser puente en el acercamiento entre las academias cubana y estadounidense. La placa será entregada próximamente en una ceremonia privada, dadas las condiciones de salud de Fernández. (2016)


Ambrosio Fornet

Nació en 1932, realizó estudios de Literatura estadounidense en New York University y de Cultura Hispánica, en la Universidad Central de Madrid. Después de incursionar en la narrativa, comenzó a escribir crítica literaria, género en el cual ha publicado cinco libros, entre ellos En blanco y negro (1967), importante panorama de la cuentística cubana en el período de 1902-1958.
Desde entonces, hasta sus más recientes trabajos de relectura y recuperación de los autores cubanos de la diáspora, ha desplegado una labor de indudable repercusión para la cultura nacional, aderezada con sonadas polémicas. Términos acuñados por él como “quinquenio gris”, para nombrar el período de restricción cultural llamado en Cuba de 1970 a 1975, ya forman parte del vocabulario académico y hasta mediático.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por opinar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...