"De pensamiento es la guerra mayor que se nos hace: ganémosla a pensamiento" José Martí

martes, 9 de agosto de 2016

Gran Teatro de La Habana Alicia Alonso reanuda las visitas guiadas

La institución cultura ha recibido cada día hasta 22 grupos de visitantes nacionales y extranjeros.

CULTURA Redacción IPS Cuba 9 agosto, 2016


La visita llega al salón principal donde tienen lugar las funciones de ballet y ópera. Foto: Archivo IPS-Cuba
La Habana, 9 ago.- Una de las más imponentes edificaciones de La Habana, el Gran Teatro Alicia Alonso, impulsa el servicio de visitas guiadas, un opción recreativa y cultural que todavía resulta poco conocida entre visitantes cubanos y extranjeros.

Reabierto al público en enero pasado tras más de tres años de restauración, la institución divulga con los recorridos su historia que se remonta a 1837, cuando concluyó la construcción del coliseo, luego llamado Teatro Tacón.


La maqueta muestra el edificio del Teatro Tacón y el Palacio del Centro Gallego.
Foto: Archivo IPS-Cuba

Sarais Rodríguez, una de las guías bilingües de la institución, comentó a la Redacción IPS Cuba que los recorridos se realizan a partir de las nueve de la mañana y hasta horas de la noche, todos los días excepto los lunes.

“Las visitas guiadas, que existían desde antes del cierre por reparación, son de gran interés. Algunos días recibimos hasta 22 grupos, tanto de nacionales como de turistas de diferentes partes del mundo”, sostiene.

Sin embargo, personas residentes en la capital cubana, incluso, en barrios aledaños al teatro, aseveran que nunca antes oyeron hablar de esta opción.

“Nos enteramos hace muy poco y enseguida decidimos venir para ver cómo había quedado el teatro. En honor a la verdad, quedó espléndido”, valoró una mujer interesada en el arte y el patrimonio.

En la actualidad, el complejo cultural cuenta con dos salones: el García Lorca, que es la sala principal original, donde se realizan las grandes funciones de ballet y ópera; y otra de menores dimensiones, la Ernesto Lecuona, que acoge conciertos de pequeño formato y orquestas de cámara.

El García Lorca, de cinco plantas y con capacidad para 1.147 personas, ostenta pisos y sillas nuevas, que fueron importadas desde China. El sistema de audio procede de Estados Unidos, mientras que la lámpara de cristal de Bohemia costó 2.000.000 de dólares en la República Checa.
Otros hechos relevantes- 1917: debuta en el coliseo la famosa bailarina rusa Anna Pávlova.

– 1950: primera actuación de la compañía de ballet Alicia Alonso.

– 1955: el teatro reanuda actividades luego de una reparación iniciada en 1953, que hizo cambios sustanciales a la idea original.

– 1957: se realiza clandestinamente la primera grabación de la marcha del 26 de julio, de Agustín Díaz Cartaya, por una pequeña orquesta dirigida por Carlos Faxas.

– 1961: por decreto de la Junta Interventora, el teatro cambia su nombre por el de García Lorca, en homenaje al poeta granadino en ocasión del vigésimo aniversario de su asesinato.

– 2013: comienza el proceso de restauración.

– 2016: se reinaugura el Gran Teatro Alicia Alonso, con la presencia del presidente cubano, Raúl Castro.

Por decisión del gobierno cubano, algunos espacios son oficinas de la Federación de Sociedades Gallegas de Cuba, que agrupa a los emigrantes procedentes de esa región española y sus descendientes, así como otros destinados a salas de recreo, reuniones y clases de esa comunidad.

Considerado uno de los iconos arquitectónicos de la ciudad, el Gran Teatro tiene desde su renovación nuevos servicios, como el restaurante Intermezzo y una cava-restaurante. Es “casi un museo, por la cantidad de reliquias que atesora”, indicó Rodríguez.

Cuando se reabrió el teatro este año, se decidió nombrarlo Alicia Alonso, en honor a la prima ballerina assolutta, fundadora del Ballet Nacional de Cuba (http://www.balletcuba.cult.cu/). Esta decisión generó controversias entre amantes de la danza, intelectuales y la población.

Las paredes del Gran Teatro de La Habana fueron testigos de numerosos sucesos históricos como la coronación, en 1860, de la poetisa cubana Gertrudis Gómez de Avellaneda (1814-1873) por su colega Luisa Pérez de Zambrana (1835-1922).

En 1897, se realizó allí la primera proyección de cine en Cuba, solo para la prensa de la época, a cargo de Gabriel Veyre (1871-1936), representante de los hermanos Lumière. Nueve días después, se produjo el estreno público del cinematógrafo en la contaduría del teatro.


Columnas y techos del edificio de 1915. Foto: Archivo IPS-Cuba

Rodríguez relata a los visitantes que en 1906, la Sociedad Regional Centro Gallego adquirió el Gran Teatro Nacional y el resto de la manzana por una suma ascendente a 525.000 pesos para la edificación del Palacio Social del Centro Gallego de La Habana, concluido en 1915.

Con diseño del arquitecto belga Paul Belau, la obra fue ejecutada por la casa constructora estadounidense Purdy and Henderson Inc, por el equivalente hoy a 25.000.000 de dólares.

En marzo pasado, desde la sala García Lorca, el presidente estadounidense, Barack Obama, se dirigió al pueblo cubano con un histórico discurso radiotelevisado en vivo. (2016)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por opinar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...