"De pensamiento es la guerra mayor que se nos hace: ganémosla a pensamiento" José Martí

jueves, 4 de agosto de 2016

Según Obama, Trump no está calificado para la Casa Blanca.

Por Néstor García Iturbe

El señor Obama, Premio Nobel de la Paz, acaba de declarar que Donald Trump no está calificado para ocupar el cargo de presidente de Estados Unidos. 

Considero que lo dicho por Obama es algo a tener en consideración, sobre todo porque es una opinión de alguien que ha estado más de siete años en la Casa Blanca. 

Es posible que la experiencia del señor Obama le permita establecer que si Trump llega a la presidencia, cuando sea necesario mandar a asesinar a un grupo de personas que se consideran “sospechosas” y están en la mirilla del dronepara dispararle un cohete “hellfire”, tenga dudas de si los manda a matar o no. Eso es altamente perjudicial para la Seguridad Nacional de Estados Unidos. 

Obama no tiene problema en relación con eso, según el artículo de julio 18 de este año publicado por Rebeca Gordon, en el Tom Dispatch, durante la administración Obama se han utilizado los drones para asesinar personas en Pakistan, Yemen, Libia, Somalia, Afganistán, Iraq y Siria. El total de sospechosos asesinados hasta el 24 de noviembre del 2014, fue de 1147 personas, sin hacerles juicio y ejecutados en otros países, bastante lejanos de Estados Unidos. Una violación total a las normas internacionales. De noviembre del 2014 a la fecha pueden agregarse cerca de 300 personas a las listas del moderno Al Capone de Chicago. 

Trump ha planteado que no dejará que los inmigrantes centroamericanos pasen la frontera con México, donde proyecta hacer un muro. También ha planteado serias restricciones para los inmigrantes de otras regiones del mundo, principalmente el Medio Oriente. 

Obama no tiene problema alguno con este asunto, su actuar ha demostrado que merece estar en la Casa Blanca. El los deja que entren, entonces los persigue, los interna en las doce cárceles especializadas en inmigrantes que pueden recluir hasta 25,000 presos. El Negocio de las cárceles para inmigrantes lo inició William Clinton en la década de 1990, el gobierno estadounidense gasta en dichas cárceles 625 millones de dólares anuales. Nadie mejor que Hillary, que conoce este negocio, para continuar con él. Trump pudiera echarlo a perder. 

Claro está que el negocio no termina ahí, durante las dos administraciones de Obama, el mismo ha deportado mas de 2 millones 200 mil inmigrantes ilegales, de ahí que le llamen El Deportador en Jefe. Cada inmigrante que se deporta, entre gastos del juicio, transporte y oros gastos, le ha costado al gobierno estadounidense un poco más de cien dólares por persona, lo que representa un gasto adicional de otros 200,2 millones de dólares. Quién puede confiar en que Trump manejará adecuadamente este negocio y que las empresas detrás del mismo seguirán ganando dinero. Sobre todo, si insiste en construir el muro, va a desgraciar el negocio. 

Trump sería incapaz de lograr que la policía de los distintos estados deje de matar negros. Eso solamente lo puede hacer Obama y en todo caso Hillary que será la continuadora de su política. Si Trump llega a la presidencia, mensualmente matarán de diez a quince negros, no treinta mensuales como están matando en estos momentos, eso solo lo puede hacer Obama. 

Con Trump en la presidencia casi todos los días habrían tiroteos y muertos en distintos estados, debido al descontrol existente con las armas de fuego. Seguramente Trump no podrá hacer ni la décima parte de lo que ha hecho Obama para lograr el control de este asunto y mantener, en un nivel adecuado, la cifra de personas que mueren asesinadas en escuelas, cafeterías, centros de recreo, cinematógrafos y en cualquier lugar público. Claro que Obama ha dicho que lo siente mucho, pero eso no ha solucionado el problema. Algo muy complicado para Trump. 

Considero que con lo planteado hasta aquí, todos estarán convencidos de que Donald Trump no tiene condiciones para ser presidente de Estados Unidos, como ha planteado el señor Obama. 

Lo inaudito, es que Trump ha planteado, que si llega a ser presidente, exigirá que en los primeros meses de su mandato lo nominen Premio Nobel de la Paz, tal y como sucedió con Obama -¿Quién le ha dicho a Trump que él puede ser Premio Nobel de la Paz? 

Para lograr la nominación se tomaron todas las acciones realizadas por Barack Obama en función de la Paz Mundial, principalmente las realizadas en sus primeros cuatro meses de gobierno, la nominación permitió que Obama continuara todas la guerras en que estaba involucrado Estados Unidos, pues ninguna de esas se ha terminado y no solamente eso, ahora hay más guerras. La nominación ha permitido que Obama en siete años autorizó el bombardeo de siete países, lo cual ha traído como consecuencia millones de muertos y destrucción total de muchas ciudades. Una actividad propia de un Premio Nobel de la Paz. 

Realmente, por mucho esfuerzo que Trump realice para poder alcanzar a su antecesor, sería imposible que pudiera hacerlo, la única que tiene un historial lo suficientemente borrascoso como para poder continuar la obra de Obama, es Hillary.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por opinar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...