"De pensamiento es la guerra mayor que se nos hace: ganémosla a pensamiento" José Martí

lunes, 21 de noviembre de 2016

EL SABOR AGRIDULCE DEL 21 DE NOVIEMBRE

Por Pedro Martínez Pírez

Para muchos periodistas que hemos laborado en algún momento de nuestras vidas en la televisión cubana este lunes es un día que tiene sabor agridulce. Se celebra el Día Mundial de la Televisión, porque hace veinte años se realizó en las Naciones Unidas el Primer Foro Mundial de televisión, pero 6 años antes el gobierno de los Estados Unidos había inaugurado con un presupuesto millonario la mal llamada Televisión Martí con el objetivo de alentar la contrarrevolución en Cuba.

La efemérides tiene por eso sabor agridulce para los cubanos, que desde octubre de 1950 conocieron la televisión, y que están de acuerdo en los propósitos de la creación por la ONU del Día Mundial de la Televisión, para alentar entre los países el intercambio de programas referidos a la paz y la seguridad internacionales, así como de materiales televisivos que contribuyan al desarrollo cultural, económico y social de los pueblos.

Posiblemente sea Cuba el único país de América que sufre una agresión televisiva, absolutamente violatoria de las regulaciones internacionales, desde que el gobierno de Estados Unidos inició las transmisiones ilegales de Televisión Martí el 27 de marzo de 1990. Pero cinco años antes, el 20 de mayo de 1985, había iniciado Washington las también ilegales transmisiones de la llamada Radio Martí, con el objetivo de alentar las salidas ilegales de Cuba y fomentar un ambiente contrarrevolucionario en el archipiélago cubano.

Cerca de 800 millones de dólares han gastado los contribuyentes estadounidenses para financiar la guerra radial y televisiva contra Cuba, sin hablar de la gravísima ofensa al pueblo cubano por utilizar el nombre de José Martí, el más universal de los cubanos, quien vivió muchos años en Estados Unidos y, según narró, le conoció las entrañas al monstruo imperialista.

De ahí la mezcla de sabores que tiene para los periodistas cubanos la celebración de este Día Mundial de la Televisión aprobado por la ONU, cuya Asamblea General en los últimos 25 años ha condenado también por abrumadora mayoría la existencia del genocida bloqueo económico, comercial y financiero de Estados Unidos contra Cuba.

El 21 de noviembre y todos los días del año Cuba reclama el fin del bloqueo, de la agresión radial y televisiva, de la ilegal permanencia de una base militar extranjera en Guantánamo, de la llamada Ley de Ajuste Cubano y la política de “pies secos, pies mojados” y de las demás acciones agresivas que las administraciones, ya sean demócratas o republicanas, han ejecutado en el último medio siglo contra la Mayor de las Antillas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por opinar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...