"De pensamiento es la guerra mayor que se nos hace: ganémosla a pensamiento" José Martí

jueves, 19 de noviembre de 2015

Cuba. ¿Un cartel de marihuana en Taguasco?




Una muestra de las plantas de marihuana recién recolectadas.

Mediante la Resolución No. 31 del 6 de marzo del 2013, el Centro Provincial de la Tierra de Sancti Spíritus correspondió a la solicitud formulada por Robeidy Cuadro Delgado, quien junto a su esposa Omaida Durán Orduñez, llegó a Taguasco desde la provincia de Guantánamo, donde residían, y se asentaron en las 11.07 hectáreas de tierras ociosas de la CPA Mártires de Granada, que le otorgaron en usufructo, con el propósito manifiesto de emplearlas en el desarrollo de la ganadería vacuna y como renglón secundario a los cultivos varios.

Meses después, el 5 de agosto del propio año 2013, por Resolución No. 225 del Centro Provincial de la Tierra, el también guantanamero Héctor Wilneidy Navarro Heredia, esposo de la hija mayor de Omaida, obtuvo en la propia cooperativa 2.68 hectáreas de tierras ociosas, con la propuesta de plantar tabaco y cultivos varios.

Por esos días el igualmente guantanamero Frenedy Cuadro Matos hizo su mudanza ilegal para la vivienda rústica construida por su padre Robeidy Cuadro Delgado, en la Finca Nueva, perteneciente al Consejo Popular de La Mulata, en el municipio de Taguasco.

LOS HECHOS

A principios del 2014 Robeidy obtuvo una cantidad indeterminada de semillas de la planta Cannabis indica, comúnmente conocida por marihuana. Acto seguido contactó con Héctor Wilneidy, quien aceptó la propuesta de reproducirlas en las tierras adquiridas en usufructo, con el fin de comercializar ilícitamente dichas simientes, que se cotizan a altos precios. Tal proyecto introduce un cambio en el modo de pensar y actuar de los traficantes de drogas, pues estos sujetos en realidad se proponían extender a otros territorios del país las simientes de marihuana y no las partes de la planta que se usan para la elaboración de cigarrillos.

De la primera cosecha realizada en un área oculta a la vista de quienes visitaran la finca, recolectaron 445 393 semillas. Parte de estas las volvieron a sembrar. En esta ocasión involucraron en el proyecto a Omaida y Frenedy, pues la proyección del grupo iba en grande.

Pero a comienzos del año 2014, oficiales del Departamento Antidrogas de la Policía Técnica Investigativa (PTI) y otros combatientes del Ministerio del Interior en la provincia espirituana llevaron a cabo un operativo en las fincas de los procesados posteriormente en la causa 24 del 2015 de la Sala Penal Segunda del Tribunal Provincial Popular de Sancti Spíritus, y lograron la ocupación de todas las semillas y las partes de las plantas de marihuana en proceso de secado, las que, siguiendo los procedimientos legales establecidos, fueron incineradas con testigos presentes, de cuya acción se dejó constancia en el expediente de Fase Preparatoria que fue remitido al Tribunal.

En el acto del juicio oral, el oficial del Departamento Antidrogas que concurrió como testigo argumentó que las 454 130 semillas de marihuana ocupadas, además de las hojas y tallos de las plantas en proceso de secado, constituyen la mayor incautación de simientes de esta planta realizada en Cuba desde la creación del Departamento Nacional Antidrogas hace más de 25 años.

Con ellas se podrían plantar varias hectáreas de la droga ilícita, de no ser por la eficaz actuación de las autoridades del Ministerio del Interior, que cortaron la posible cadena delictiva a tiempo.

Por su autoría en un delito de tráfico ilícito de drogas, el Tribunal sentenció a los acusados Robeidy Cuadro Delgado y Héctor Wilneidy Navarro Heredia a 12 años de privación de libertad. Asimismo, le impuso ocho años de prisión a Frenedy Cuadro Matos y Omaida Durán Orduñez. Recurrida en casación, el Tribunal Supremo Popular ratificó en todas sus partes la sentencia dictada en primera instancia. Además, el Delegado Provincial de la Agricultura extinguió los usufructos de tierra a los falsos productores y confiscó los bienes agropecuarios de ambas fincas.


Una muestra de los paquetes de semillas de la droga listos para ser comercializados ilegalmente.

EPÍLOGO

Todas las partes de la planta Cannabis indica, por su condición de droga ilícita, se encuentran reguladas en las listas I y IV de la Convención Única sobre estupefacientes del año 1961, de la que Cuba es miembro signatario.

En su libro didáctico Cómo enfrentar el peligro de las drogas, el doctor en Ciencias Médicas, académico titular y especialista de segundo grado en Psiquiatría, Ricardo González Menéndez, resalta que el consumo de marihuana genera una amplia gama de trastornos al ser humano. Entre ellos señala el desencadenamiento de esquizofrenia, reactividad emocional y motivacional, pupilas dilatadas, ojos rojos, sequedad, agresividad, alucinaciones, delirios y pánico; cáncer pulmonar, asma, bronquitis, poca resistencia a infecciones, taquicardia, extrasístoles y cambios electrocardiográficos e hipertensión arterial; fetos de bajo peso y abortos repetidos, impotencia y disfunción sexual, esterilidad, deformaciones de los espermatozoides y anomalías hereditarias, entre otros problemas que afectan la salud humana.

Para el Estado cubano es una prioridad el enfrentamiento a toda manifestación de tráfico de drogas ilícitas, e incluso se controlan rigurosamente los medicamentos que personas inescrupulosas intentan utilizar con fines de drogadicción, al mezclarlos con bebidas alcohólicas u otras variantes de consumo no autorizado por los facultativos y en el plano internacional las autoridades cubanas cooperan con los gobiernos del mundo, a fin de impedir el tráfico internacional de estupefacientes.

Con este solo se han operado por el Ministerio del Interior dos casos de siembra de marihuana durante el presente año en esta provincia central de Cuba.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por opinar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...