"De pensamiento es la guerra mayor que se nos hace: ganémosla a pensamiento" José Martí

martes, 10 de noviembre de 2015

Teatro cubano aspira a vincularse más a la sociedad

Representantes del medio teatral consideran imprescindible recuperar y fortalecer el vínculo con las y los espectadores.

CULTURA Redacción IPS Cuba 10 noviembre, 2015 


Puesta en escena de la obra “El canto del pozo ciego”, estrenada en 2010 por la Compañía teatral Rita Montaner donde se develan conflictos existenciales, familiares y sociales marcados por la historia de la insularidad cubana. Foto: Jorge Luis Baños_IPS

La Habana, 10 nov.- Profesionales del teatro abogaron por fortalecer un movimiento artístico que legitime su lugar en la vida cultural y su influencia en la sociedad para transformar el país, durante los debates en el espacio La Revuelta, que sesionó ayer en el Instituto Cubano de Investigación Cultural (ICIC) “Juan Marinello”.

Durante el encuentro en esta capital, dedicado al análisis de las representaciones del teatro en Cuba hoy, el dramaturgo Norge Espinosa consideró este arte escénico como el espacio donde se discuten ideas y observó que debería invitar a los cubanos a adoptar una postura crítica para transformar la realidad.

El profesor del Instituto Superior de Arte lamentó que “se ha perdido el fuerte enlace entre el teatro y la sociedad”. En tal sentido, insistió en “que lo teatral sea incorporado como ente de la identidad nacional”.

Antonia Fernández, directora del Estudio Teatral “Vivarta”, catalogó al teatro como “acto de encuentro de realidades individuales en espacios públicos”.

Subrayó la necesidad de expresar esas realidades en Cuba. A su juicio, “si las necesidades de la sociedad se acrecientan, el teatro debería ser más demandante”.

Para la creadora existe una tendencia a explorar en zonas de silencio que habitualmente no se abordan, aunque todavía estos esfuerzos carecen de suficiente fuerza.


“El canto del pozo ciego” es el resultado de la primera cooperación teatral entre artistas de esta isla caribeña y Estados Unidos, desde el rompimiento de las relaciones diplomáticas en 1961. La obra teatral esta dirigida por el director artístico, Jorge Luis Cacheiro, la cubana Lilian Susel Zaldívar, asesora de la puesta en escena del drama escrito por Jorge Ignacio Cortiñas, un estadounidense de padres cubanos. Foto: Jorge Luis Baños_IPS

Sobre los temas más tratados en la actualidad, el teatrólogo Omar Valiño expuso que “a partir del año 2000 hacia acá, el teatro cubano volvió a sus asientos sociales, por la revisión de la historia de la Revolución, la representación de los conflictos entre el individuo y la sociedad y de los caminos del ser humano en su proyecto de vida”.

El también director de la Revista Tabla Alarcos apuntó asimismo que la dramaturgia contemporánea devela “mundos marginales”.

La temporada del 2015 presenta “los nuevos vicios, la nueva burguesía cubana, cómo mira la historia y la nación la generación más joven, qué esperan los cubanos y qué se espera de ellos en la reconfiguración histórica del país, además de revelar la actuación desenmascarada de varios actores sociales”, valoró.

Por su parte, el joven investigador Luis Emilio Aybar, uno de los organizadores de La Revuelta, mencionó como experiencia positiva en la interrelación del teatro con la comunidad, el trabajo del grupo La Colmenita, que posee equipos de profesionales encargados de montar obras junto a infantes, adolescentes y adultos en sus localidades para incitarlos a pensar la cotidianidad de formas diferentes.

Estimó que, así como este proyecto ha enriquecido durante 25 años la función pedagógica del teatro nacional, otros grupos y propuestas artísticas deben ser dinamizados por la sociedad y contribuir a las transformaciones de esta.

Con la presencia de creadores escénicos, teatrólogos, directores, dramaturgos, críticos, actores y actrices, estudiantes y otros profesionales, la décima edición de La Revuelta también propició el diálogo con integrantes de los grupos teatrales Gigantería y El Portazo sobre sus puestas en escena más recientes, entre otras actividades.

En sus encuentros, cada tres meses, este proyecto de intercambio y creación cultural que generan y organizan los jóvenes del ICIC, impulsa la reflexión en torno a temas relevantes para la cultura de la nación caribeña. (2015)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por opinar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...