"De pensamiento es la guerra mayor que se nos hace: ganémosla a pensamiento" José Martí

martes, 29 de diciembre de 2015

Sabremos vencer cualquier reto en nuestro empeño de construir un socialismo próspero y sostenible

El presidente cubano destacó como un “buen resultado” el crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) en un 4 %


29 de diciembre de 2015 19:12:51

Foto: Jorge Luis González

“Se está terminando un año de intenso trabajo y resultados positivos para el país”, resaltó el General de Ejército Raúl Castro Ruz, presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, al concluir el VI Periodo Ordinario de Sesiones de la Octava Legislatura de la Asamblea Nacional del Poder Popular, en el Palacio de Convenciones de La Habana.

Al referirse al trabajo en comisiones desarrollado en los días previos a la sesión de la Asamblea, Raúl dijo que los diputados debatieron ampliamente el tema de la economía, que además estuvo en la agenda de la reunión del Consejo de Ministros y el duodécimo Pleno del Comité Central del Partido, realizados recientemente.

El presidente cubano destacó como un “buen resultado” el crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) en un 4 %, teniendo en cuenta los impactos de la crisis económica internacional, los efectos del bloqueo estadounidense que mantiene Estados Unidos contra Cuba y las restricciones financieras externas que se han agudizado en el segundo semestre.

Asimismo, destacó que las limitaciones financieras no han impedido el cumplimiento de los compromisos asumidos en los diferentes procesos de reordenamiento de las deudas con acreedores extranjeros, y el reforzamiento de la tendencia hacia la progresiva recuperación de la credibilidad internacional de la economía nacional.

En ese sentido, dijo que la voluntad del Gobierno cubano es honrar los acuerdos alcanzados en la renegociación de la deuda con otros estados y su sector privado.

Sobre el crecimiento de la economía cubana en el próximo año, expresó que lo hará a un ritmo menor (2 % de crecimiento del PIB), como consecuencia las limitaciones financieras asociadas a la caída de ingresos en los rubros exportables tradicionales por la disminución de sus precios en el mercado mundial, entre ellos el níquel.

Ante este escenario no cabe, como siempre nos ha enseñado Fidel, el más mínimo derrotismo, todo lo contrario. “La historia de nuestra Revolución está llena de páginas gloriosas frente a las dificultades, riesgos y amenazas”, expresó al referirse a las afectaciones en las relaciones de cooperación mutuamente ventajosas existentes con varios países, en particular con la República Bolivariana de Venezuela, sometida a una guerra económica para revertir el apoyo popular a su Revolución, y cómo debemos enfrentar ese escenario sin “el más mínimo derrotismo”.

Sobre los desafíos que tiene Cuba por delante para asegurar el crecimiento económico, algunos de ellos mencionados en los debates de los parlamentarios, se encuentran la necesidad de “potenciar al máximo las reservas de eficiencia, concentrar los recursos hacia las actividades que generan ingresos por exportaciones y sustituyen importaciones, hacer más eficiente el proceso inversionista y crecer en las inversiones del sector productivo y de infraestructura, con énfasis en la sostenibilidad de la generación eléctrica y el crecimiento de la eficiencia en el uso de los portadores energéticos”.

Por otro lado, es preciso reducir los gastos que no sean imprescindibles y aprovechar con más racionalidad los recursos.

No obstante a las limitaciones, dijo Raúl, se asegurarán los servicios sociales que se brindan gratuitamente a todos los cubanos en niveles similares a los de los últimos años.

Nuevas victorias vendrán para la Revolución bolivariana y chavista bajo la dirección del compañero Nicolás Maduro Moros, presidente de la República Bolivariana de Venezuela, auguró, al tiempo que resaltó la confianza en el compromiso de los revolucionarios venezolanos y de su pueblo, con el legado del presidente Hugo Chávez Frías.

“Al reiterar la solidaridad de Cuba, que estará siempre junto a la Patria de Bolívar, llamamos a la movilización internacional en defensa de la soberanía e independencia de Venezuela y para que cesen los actos de injerencia en sus asuntos internos”, expresó.

Refiriéndose a Brasil, Raúl envió un mensaje de apoyo y solidaridad a la presidenta Dilma Rousseff y el pueblo brasileño, en la batalla que se libra en defensa de los avances sociales y políticos alcanzados durante estos 13 años de liderazgo del Partido de los Trabajadores.

“La historia demuestra que cuando la derecha llega al gobierno no duda en desmontar las políticas sociales, beneficiar a los ricos, restablecer el neoliberalismo y aplicar crueles terapias de choque contra los trabajadores, las mujeres y los jóvenes. Décadas de dictaduras militares en América Latina y nuevos métodos de desestabilización contra gobiernos progresistas nos enseñaron que el imperialismo y la derecha tampoco renuncian a la violencia para imponer sus intereses”.

Es en ese contexto que el presidente de los Consejo de Estado y de Ministros llamó entonces a fortalecer el mecanismo de concertación política e integración que representa la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños, teniendo como base la Proclama de la América Latina y el Caribe como Zona de Paz, firmada por todos los jefes de Estado y de Gobierno en la II Cumbre de la CELAC celebrada en La Habana en enero del 2014.

En lo relativo a las conversaciones de paz entre el Gobierno colombiano y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia Ejército del Pueblo, se mostró optimista en que pronto se logre la firma de un acuerdo que ponga fin al conflicto armado, para lo cual, Cuba continuará su “labor imparcial como garantes y sede del proceso”.

“El próximo mes Cuba asumirá la Presidencia de la Asociación de Estados del Caribe, bajo el compromiso firme e invariable con la causa de la unidad y la integración latinoamericana y caribeña”, subrayó.

Sobre los miles de ciudadanos cubanos que arribaron a Costa Rica desde otros países de la región con la intención de viajar hacia Estados Unidos, y fueron víctimas de traficantes inescrupulosos y bandas delincuenciales que ponen en peligro su vida, dijo que el gobierno cubano se mantuvo en contacto desde el inicio de esta situación con los gobiernos del área, en la búsqueda de una solución adecuada y rápida.

El General de Ejército reiteró el compromiso de Cuba con una migración ordenada y segura, así como el derecho a viajar y a emigrar de los ciudadanos cubanos y de retornar al país, en cumplimiento de su legislación migratoria.

Además, señaló que la Política de “Pies Secos-Pies Mojados”, el programa de Parole para médicos cubanos y la Ley de Ajuste Cubano, “continúan siendo el principal estímulo para la emigración irregular desde Cuba hacia Estados Unidos”.

“Los migrantes latinoamericanos y caribeños merecen también un trato humano y justo. Deben cesar las prácticas abusivas y discriminatorias, la violación de sus derechos humanos, la separación de familias y la cruel detención y deportación de niños no acompañados”, dijo.

Sobre el tema sirio, abogó por encontrar una salida digna a los problemas de ese pueblo, con la participación de las legítimas autoridades de esa nación, sin injerencias externas, preservando su soberanía e integridad territorial.

Entre los acontecimientos de orgullo y relevancia nacional sucedidos en el 2015, mencionó la visita del Papa Francisco; las visitas a Cuba de 184 delegaciones extranjeras, de ellas 25 encabezadas por Jefes de Estado o de Gobierno procedentes de todas las regiones; y la participación junto a la mayoría de los jefes de Estado y gobierno del planeta en la Cumbre de la ONU para la adopción de la Agenda 2030.

“Los compromisos y acciones del mundo industrializado continúan siendo insuficientes. Solo construyendo un nuevo orden económico internacional y otra arquitectura financiera global será posible que los países del Sur puedan cumplir con las metas y objetivos aprobado”, expresó.

Asimismo, dijo que el gobierno norteamericano ha mantenido la aplicación de la absurda política del bloqueo, a pesar del rechazo de la comunidad internacional, y la votación el pasado 27 de octubre de 191 Estados miembros de la ONU apoyando la resolución cubana, “gesto que nuestro pueblo agradece profundamente y demuestra que el mundo no olvida que el bloqueo persiste”.

Para normalizar la relación bilateral entre ambos países, el presidente cubano reiteró que el bloqueo debe ser levantado, así como devuelto el territorio que usurpa la Base Naval de Guantánamo. “Para avanzar en este proceso debe respetarse el derecho de todo Estado a elegir el sistema económico, político y social que desee, sin injerencia de ninguna forma. Jamás aceptaremos condicionamientos que laceren la soberanía y dignidad de la Patria”, afirmación que fue seguida de los aplausos de los parlamentarios.

“Lo esencial ahora es que el Presidente Barack Obama utilice con determinación sus amplias facultades ejecutivas para modificar la aplicación del bloqueo, lo cual dará sentido a lo alcanzado y permitirá que se produzcan sólidos progresos”.

Raúl trasmitió al pueblo una merecida felicitación y “la profunda convicción de que sabremos vencer cualquier reto en nuestro empeño de construir un socialismo próspero y sostenible”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por opinar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...