"De pensamiento es la guerra mayor que se nos hace: ganémosla a pensamiento" José Martí

lunes, 27 de junio de 2016

Suiza abre las puertas de emblemática mansión habanera

La Casa de Schulthess cumple 60 años en un excelente estado de conservación, según especialistas.

CULTURA Redacción IPS Cuba 27 junio, 2016


La edificación construida a finales de 1950 es considerada por los especialistas como una de las joyas de la arquitectura moderna en Cuba. Foto: Tomada de 11870.com

La Habana, 27 jun.- Para celebrar los 60 años de la construcción de una de las obras más emblemáticas de la arquitectura moderna en esta capital, la embajada de Suiza en Cuba abrió las puertas de la Casa de Schulthess, donde hoy radica su residencia diplomática.

Más de 280 personas acudieron la víspera a la de la mansión, ubicada en la zona periférica del Cubanacán, destinada a la mayoría de los domicilios de las misiones extranjeras en La Habana.

A la embajadora suiza, Anne-Pascale Krauer Müller, le sorprendió cómo algunos grupos como la Sociedad de Arquitectos se organizaron para conocer el edificio, el plato fuerte de un amplio programa de actividades, que comenzó el pasado 16 de junio.

Considerada como una obra maestra, la Casa de Schulthess contribuye a visualizar el patrimonio cultural y a otorgar mayor reconocimiento a la arquitectura moderna en Cuba.

Foto: Tomada de http://s3.amazonaws.com/

“La oportunidad de entrar y ver la casa es algo especial porque algunas personas han escuchado hablar de ella y solo la conocen por imágenes”, dijo a la Redacción IPS Cuba.

“Este año acaba mi misión diplomática aquí y pensé que sería muy bonito poder compartir la casa con aficionados de la arquitectura”, agregó.

Detalló que, a través del capítulo cubano de la organización internacional de arquitectura moderna Do.co Mo.mo promovieron el programa de actividades y la Alianza Francesa brindó la sede en el Paseo del Prado, donde se muestra una exposición sobre la casa.

Aunque, la información de las actividades se transmitió en su mayoría de persona a persona.

La diplomática indicó que han asistido sobre todo profesionales de la arquitectura y ramas vinculadas con el arte, que además vinieron en compañía de su familia. “Y eso nos complace pues queríamos crear un momento acogedor para compartir”, concluyó.

Por su parte, el presidente del capítulo cubano de Do.co Mo.mo, Eduardo Luis Rodríguez, abogó por seguir realizando iniciativas como estas para así llamar la atención sobre la arquitectura moderna.

A su juicio, conmemorar el aniversario cerrado de una obra maestra como la Casa de Schulthess contribuye a visualizar ese patrimonio y a otorgar mayor reconocimiento a la arquitectura moderna en el país.

Más sobre la Casa de Schulthess


Fue construida por el famoso arquitecto austro-estadounidense Richard Neutra entre 1954 y 1956, para servir de residencia a la familia de Albert de Schulthess, tras su nombramiento como vicepresidente del Banco Garrigó en La Habana.

Después de 1959, el edificio pasó a servir como casa de diplomáticos suizos y, en 1968, se convirtió en la residencia del embajador de ese país en Cuba, explicó Rodríguez. “Ese uso protocolar ha permitido conservar la obra en muy buen estado”, resaltó.

Los jardines fueron proyectados por el renombrado paisajista brasileño Roberto Burle Marx y la edificación en general se construyó bajo la supervisión del arquitecto cubano Raúl Álvarez.

La actual residencia de la sede diplomática suiza es uno de los edificios insignes de esa tendencia y forma parte de las construcciones hechas a lo largo del siglo XX por renombradas figuras extranjeras.

Richard Neutra es, sin dudas, uno de los más reconocidos, destacó Rodríguez.

“Creemos que la casa no es solo relevante desde el punto de vista arquitectónico, sino desde el punto de vista cultural. La presencia de Neutra en la Cuba de los años 50 sería el equivalente al concierto (en marzo pasado) de la banda británica The Rolling Stones en La Habana”, consideró Rodríguez.

Según sus criterios, Cuba posee un patrimonio excepcional en lo referido a la arquitectura moderna. Lamentablemente, agregó, esa línea no tiene todavía el reconocimiento merecido entre la población y decisores.

Desde hace años existe un programa de restauración fuerte, intenso y exitoso de construcciones coloniales ubicadas mayormente en La Habana Vieja. “Ese maravilloso esfuerzo ha sido malentendido por algunos, como si fuera la única parte del patrimonio cubano que merece ser salvada”, lamentó.

“Hay un interés muy marcado en ese patrimonio moderno que requiere que sigamos el ejemplo de la Oficina del Historiador de La Habana y logremos un nivel similar de divulgación y reconocimiento”, conminó.

De 1902 a 1958 y también en 1960, en Cuba se hicieron trabajos gran calidad arquitectónica que son cada vez más admirados por profesionales y especialistas nacionales y foráneos, residentes y visitantes.

Para la profesora de arquitectura Felicia Chateloin, uno de los iconos arquitectónicos de ese momento es la Casa de Schulthess. “Es una maravilla en su construcción y también por la forma con que se imbrica con el paisaje”, valoró.

Las actividades organizadas por la embajada suiza para celebrar los 60 años de esa edificación incluyeron un coloquio para debatir los valores de la residencia, su estado de conservación, las características de su mobiliario y la importancia y responsabilidad que implica tener una obra así en Cuba.

También hoy culmina la exposición “Modernidad Tropical. Neutra, Burle Marx y Cuba: La casa de Schulthess”, con curaduría de Eduardo Luis Rodríguez y en la sede de la Alianza Francesa en el Paseo del Prado.

Además, la residencia suiza acogió la exposición “The swiss touch in a landscape architecture”, del arquitecto suizo Paolo Bürgi. (2016)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por opinar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...